El presidente Iván Duque pidió este viernes a Cuba que decida entre su relación con Colombia o sus supuestos vínculos con la guerrilla ELN, tras haber solicitado la extradición de líderes rebeldes que están en la isla desde 2018 en el marco de fallidas negociaciones de paz.

"Yo no estoy en una confrontación con el gobierno cubano, lo que le he dicho al gobierno cubano y lo reitero, es que ellos qué quieren privilegiar: la relación con el ELN o la relación con Colombia", dijo el mandatario en una entrevista con Radio Auténtica.

El gobierno conservador informó el miércoles que, a través de la cancillería, había solicitado la extradición del jefe máximo del ELN, Nicolás Rodríguez ("Gabino"), y otros tres líderes rebeldes requeridos por la justicia colombiana.

Sobre los guerrilleros pesan órdenes internacionales de captura y son buscados por Interpol por acciones atribuidas al Ejército de Liberación Nacional (ELN) durante su alzamiento armado que inició en 1964.

Gabino, de 69 años, llegó a la isla en julio de 2018 para recibir atención médica, según La Habana.

Los otros tres rebeldes -Aureliano Carbonel, Alirio Sepúlveda y Pablo Beltrán- están en Cuba desde mayo de 2018 como negociadores de paz.

Considerado el último grupo rebelde activo en Colombia, el ELN sostuvo negociaciones de paz con el gobierno del Premio Nobel de Paz, Juan Manuel Santos (2010-2018), primero en Ecuador y luego en Cuba.

Sin embargo, Duque estableció nuevas condiciones para mantener las pláticas al asumir el poder en agosto de 2018.

Luego rompió el proceso hace un año tras el mortífero ataque, el 17 de enero, con coche bomba contra una academia policial en Bogotá, donde murieron 22 cadetes, además del agresor.

"El gobierno cubano debe tomar una clara decisión, o está con los criminales que están solicitados en extradición por la justicia colombiana por haber ordenado, participado y fraguado un acto terrorista de esta naturaleza, o está con los países con los que quiere tener una relación diplomática seria, franca y sincera", agregó Duque este viernes.

El ELN reconoció su responsabilidad en el atentado. Duque exigió entonces la captura y entrega de los rebeldes.

Los líderes cubanos han rechazado el pedido, alegando que los protocolos acordados en el fallido proceso de paz incluían una garantía de retorno seguro de la delegación rebelde en caso de ruptura de las negociaciones.

Noruega, garante de las conversaciones, ha pedido que se cumpla el protocolo.

raa/lda