SANTIAGO DE CHILE (AP) — El Senado chileno aceptó el miércoles legislar sobre el matrimonio igualitario, un primer paso rumbo a la posibilidad que las parejas gay puedan casarse en esta nación históricamente conservadora.

Con 22 votos a favor, 16 en contra y una abstención, la cámara alta chilena aprobó que sea discutido un proyecto de ley sobre matrimonio igualitario, aunque no estableció ninguna fecha ni plazo específico para hacerlo. Legisladores y activistas confían que esto ocurra en las próximas semanas.

Hasta ahora, en Chile sólo se reconocen las uniones civiles entre personas del mismo sexo que comparten un hogar y que no se han casado, pero sus derechos son limitados.

“Hoy se ha dado un paso para dejar atrás años de discriminaciones”, dijo el senador Felipe Kast, del partido Evolución Política, el único miembro del oficialismo que votó a favor de legislar el matrimonio homosexual. “(Nos) falta pedir disculpas por lo tarde que llegamos”, añadió.

La entonces presidenta Michelle Bachelet envió en septiembre de 2017 al Senado el proyecto de matrimonio igualitario. En Chile, a diferencia de otros países, no se discute directamente una iniciativa, sino que primero se vota si la mayoría acepta o no analizar una legislación en particular, lo cual ocurrió hoy con este tema.

Ahora, una comisión senatorial recibirá indicaciones de quienes deseen presentarlas y luego el Senado debe determinar la fecha para revisar específicamente el proyecto de ley. Si es aprobado, pasará a la Cámara de Diputados.

El presidente Sebastián Piñera se opone a la idea del matrimonio homosexual, por lo que de avanzar en el Congreso, es posible que no la promulgue al concluir su mandato en marzo de 2022.

“Hoy pasamos una nueva barrera. Dimos un paso más para terminar con una histórica y antojadiza exclusión legal que solo reconoce el derecho a matrimonio a parejas heterosexuales, en desmedro de las homosexuales”, dijo Rolando Jiménez, líder del Movimiento de Integración y Liberación Homosexual, Movilh.

“Este avance abre definitivamente la puerta para la aprobación total. Apelamos a todas las voluntades para ello”, dijo Oscar Rementería, también del Movilh.

Chile es un país tradicionalmente conservador, aunque ha registrado importantes avances para las minorías sexuales en las últimas décadas, incluida la aprobación por la Cámara de Diputados de un proyecto que permitirá adoptar a una persona o pareja homosexual -que debe ser ratificado por el Senado- y la Ley de Identidad de Género, que posibilita a las personas transgénero cambiarse el nombre y sexo con el que fueron inscritos al nacer.

En América Latina el matrimonio igualitario es legal en Argentina, Brasil, Ecuador y Colombia, y en algunos estados de México, mientras en Costa Rica, Chile, El Salvador, Honduras y Perú hay decisiones pendientes sobre la materia.