Reuters 163
Reuters 163
Huffington Post
Huffington Post

El potente fentanyl, un derivado del opio que se utiliza como analgésico desde la década de 1960, no tiene olor y es entre 25 y 50 veces más potente que la heroína, pero las muertes derivadas de su abuso van en aumento e incluyeron recientemente al cantante Prince, según la autopsia filtrada el jueves.

Sólo en 2014 el fármaco se prescribió 6,6 millones de veces y el número de emergencias relacionadas con su abuso subió en Estados Unidos de 15.947 en 2007 a 20.034 en 2011, según consigna el diario español El País.

La mezcla de euforia y analgesia que produce es muy buscada como un reemplazo de la heroína, a la que supera en poder. En el estado de Florida, en 2013, 185 murieron por su uso, un 36% más que el año anterior.

Con una potencia entre 50 y 100 veces mayor también a la morfina, el fentanyl puede ser letal incluso en dosis muy bajas, según el Centro para la Prevención y Control de las Enfermedades de Estados Unidos.

No todas las drogas vienen de prescripciones, sin embargo. El país afronta desde hace años el problema de los laboratorios clandestinos que producen las píldoras de manera fraudulenta.

LEA MÁS:

La mezcla fatal y el abuso de medicamentos parece estar muy cerca del ambiente de las celebridades. Además de la reciente muerte de Prince, el actor Philip Seymour Hoffman falleció hace dos años con una jeringa en el brazo, mientras que Heath Ledger también sufrió una sobredosis mortal de medicamentos.

En total, casi 30.000 personas murieron en 2014 en Estados Unidos por el abuso de opiáceos como el fentanyl.