Marcelo Gallardo se cansó de pedir concentración en la Sudamericana, para que los suyos no se distrajeran con el Mundial de Clubes, pero luego de la eliminación en Semifinales ante Huracán, finalmente todo River tiene la cabeza en el certamen que se desarrollará en Japón.


Pero siempre previsor, el Muñeco sabe que ahí no termina la historia, ya que habrá que barajar y dar de nuevo en el primer semestre de 2016, donde su equipo afrontará triple competencia, más la disputa de la Recopa Sudamericana (ante el Globo o Santa Fe). Se viene el torneo corto, la Libertadores y la Copa Argentina. Muchísima acción para un plantel al que no le sobran variantes y necesitará reforzarse por alejamientos como los de Carlos Sánchez y Matías Kranevitter.