162
162
 Mariano Flores Valenzuela / Mustique 162
Mariano Flores Valenzuela / Mustique 162
 162
162
 162
162
 162
162
 162
162
 Mariano Flores Valenzuela / Mustique 162
Mariano Flores Valenzuela / Mustique 162
 162
162
 Mariano Flores Valenzuela / Mustique 162
Mariano Flores Valenzuela / Mustique 162
 162
162
 Mariano Flores Valenzuela / Mustique 162
Mariano Flores Valenzuela / Mustique 162
 Mariano Flores Valenzuela / Mustique 162
Mariano Flores Valenzuela / Mustique 162
 162
162
 Mariano Flores Valenzuela / Mustique 162
Mariano Flores Valenzuela / Mustique 162
 Mariano Flores Valenzuela / Mustique 162
Mariano Flores Valenzuela / Mustique 162

Cuenta con una población de cerca de 10,5 millones de habitantes. Limita al norte y al este con Brasil, al sur con Paraguay y Argentina, y al oeste con Chile y Perú. Comprende distintos espacios geográficos como la Cordillera de los Andes, el Altiplano, la Amazonía y el Chaco, siendo así uno de los países con mayor biodiversidad en el mundo.

En el territorio boliviano se desarrollaron civilizaciones antiguas como Tiwanaku y la Cultura Hidráulica de las Lomas. Los imperios Inca y Español conquistaron el territorio hasta que el país se independizó de este último en 1825. Bolivia, al haber heredado las tradiciones del mestizaje colonial y las culturas precolombinas, es un país multiétnico y pluricultural, rico en la mezcla de tradiciones y folclore de habitantes mestizos, indígenas, blancos descendientes de criollos, afro-bolivianos, y en menor proporción, de migrantes europeos y asiáticos.

Es un país pequeño, pero a la vez muy diverso. Uno puede recorrer en poco tiempo varios lugares y realizar una inmensidad de actividades. A modo de fórmula para el viaje ideal, les enumeraré los distintos elementos que se necesitan para dicha causa: ganas de aventura, un buen compañero o compañera de viaje, actitud y mochila.

Algo importante es tener en cuenta el tiempo disponible, como mínimo de 14 a 18 días, el transporte terrestre boliviano (única forma de trasladarse) es impredecible, un viaje de una hora se puede transformar en uno de ocho, las condiciones de los caminos y la gran cantidad de personajes y personas que van subiendo y bajando, hacen sólo del traslado una aventura.

El paso fronterizo, ya causa un primer impacto, cientos de cholitas (típica mujer boliviana) cargan en sus cabezas miles de kilos de mercaderías de un lado al otro, con una gran naturalidad y el mercado fronterizo ofrece una gran variedad de productos interesantes, desde hermosos ponchos hasta suculentos productos tecnológicos.

En Villazón, ya Bolivia, las cosas nunca valen lo que dicen sus vendedores...o a veces sí, pero lo fundamental es saber manejar el arte del regateo. Nunca se debe estar conforme por lo que se va a pagar, siempre se puede bajar un poco el precio y los vendedores lo saben, es un juego de ambos.

El primer gran destino es el salar de Uyuni, en el departamento de Potosí, al que se llega gracias al tren andino, un tren digno de ciudades europeas, provisto de todas las comodidades, condiciones higiénicas y un vagón comedor en donde se puede tomar una excelente cerveza paceña. El recorrido en tren dura unas ocho horas, pero permite ir conociendo infinidad de pueblos, culturas y personas que interactúan y que seguramente serán compañeros por el resto del viaje.

Con una superficie de unos 12.000 Km. y situado al suroeste de Bolivia, el salar de Uyuni es el salar más grande del mundo. Desde Uyuni- 30 Km. de distancia- se organizan tours al salar en 4x4, que incluyen comida, alojamiento, visitas guiadas a las lagunas y parques.

En medio de un gigantesco terreno plano de sal, se encuentra la isla del pescado, donde el silencio, la tranquilidad y la soledad son los factores protagonistas. La isla tiene la forma de un pescado, y su singularidad es que allí figura un bosque de cactus de hasta diez metros de altura, algo insólito. Luego, el camino nos conduce alrededor del imponente y activo Volcán Ollague, hacía la frontera con Chile.

Continuando con el viaje me surgen diferentes espejos de agua de gran colorido, están rodeados del terreno más blanco y salado que pueda existir y en la orilla caminan cientos de flamencos buscando alimentos y conjugando con los colores y la fauna del lugar.

El recorrido continúa y luego de las lagunas se sube hasta una altura de 4.760 mts., una llanura desértica infinita y solitaria llamada Pampa Siloli. Allí ya no hay fauna ni flora, solo cerros de muchos colores o cubiertos de nieve en el horizonte. El viento y la erosión han formado esculturas fantásticas y no por coincidencia las han denominado "Las Rocas de Dalí".

Ciudad antigua y muy conservadora, los museos, iglesias y minas del departamento son los atractivos de mayor importancia, sin embargo, debido a la altura, es aconsejable tomar un buen descanso antes de comenzar los recorridos. Comenzando siempre por la plaza principal hay que dirigirse hacia el Cerro Rico, pasar por más de 80 iglesias o lo que queda de ellas, construidas hace más de 4 siglos. El cerro está perforado por más de 5 mil túneles por las actividades mineras en la explotación de la plata. Una ciudad que nos muestra la riqueza de este pueblo pero también demuestra que los españoles y colonizadores son los únicos que la han disfrutado.

Nos vamos para La Paz pero pasando por Oruro, ciudad pequeña que vale la pena visitar, no ofrece demasiados atractivos, pero allí se realiza un suculento carnaval que sorprende a cualquier visitante.

Esta gran capital que es La Paz, tiene mucho para ofrecer. Gente amable, diversos lugares, excelente mercados, cómodos hoteles, buena gastronomía, museos, muchos turistas y sobre todo una ciudad culturalmente especial. La Paz es un destino para pasear y conocer en "taxis camioneta" todos los recovecos de la ciudad.

Estas pequeñas camionetas los transportarán a 500 años atrás. Cuando vayan a Tiguanacu, situada en el altiplano a 71 Km. al oeste de La Paz. Allí se encuentran las ruinas de la civilización consideradas la más importante en el desarrollo durante el período precolombino. En medio de lo más notable está la agricultura ingeniosa, acción inventada para confrontar el más difícil clima del altiplano. Los Tiguanacotas tenían una estrecha relación con la naturaleza, que ellos consideraban el hogar de seres sagrados y también con la astronomía. Este lugar ayuda a comprender diferentes pensamientos y formas de vivir que el boliviano tiene en la actualidad, su desarrollo cultural e histórico. Sin dudas un lugar para instruirse y apasionarse.

Una vez terminado el asfalto de La Paz y a solo una hora se encuentra la provincia de Nor Yungas, esta carretera única en su género y en el mundo, tiene características impresionantes, ya que en muchos tramos tiene un ancho de solo 4 metros y con abismos de 30 a 500 mts al borde mismo del camino, se dice que es el camino más peligroso del mundo. Es un verdadero deleite para la vista, ya que se siente un clima semi tropical con una vegetación exuberante y una humedad bastante alta.

En este lugar, encallado en el medio de las urnas, hay una pequeña porción de población negra proveniente de Etiopía y que han llegado a la región escapando de la esclavitud brasileña del siglo pasado. La Pequeña Coroico es una montaña llena de vegetales, galerías y piletas balconadas, es la principal belleza que estos hoteles poseen, agregando por supuesto un servicio adecuado al igual que los excelentes precios.

El lago Titicaca, es el lago navegable más alto del mundo, - 3.810 metros sobre el nivel del mar, y el de mayor extensión de Sur América, con un área de 8.300 Km. cuadrados. Es un espejo de agua indescriptible. La pequeña ciudad de Copacabana es la que nos alberga con un especial clima playero y pesquero, tiendas, divertidos bares y turistas. Como en el salar de Uyuni, el lago te envuelve y no te quiere dejar ir, los días nunca son suficientes para disfrutar lo que la hermosa playa ofrece. Ricas truchas, ceviches, excelentes tragos y pequeños viajes en embarcaciones hacen que los atardeceres sean inolvidables.

El Titicaca es la cuna del imperio más grande de la América precolombina, porque de sus aguas frías y sosegadas, surgieron Manco Capac y Mama Ocllo quienes fundaron la sociedad Suriqui y Kalahuta, son parajes agrestes pero fascinantes en los que aún pueden percibir los rasgos de las antiguas culturas andinas. El lago conmueve por su impactante belleza, sus pretensiones de mar y ante todo invita a la reflexión, digna de destacar.

Cultura, espiritualidad y valores personales como la amistad, convivencia, respeto y solidaridad salen a relucir en este país, representados por sus excelentes habitantes y turistas que hacen que este viaje valga la pena y renueve ansias de aventura.

Informe: Mariano Flores Valenzuela