El "Auto fantástico", de la famosa serie, será subastado en los Estados Unidos

Esperan recaudar entre 200 mil y 300 mil dólares con KITT, el Pontiac TransAm negro que utilizaba David Hasselhoff en su personaje de Michael Knight. También pondrán a la venta automóviles de varias películas famosas, como 'Grease' y 'Rápido y furioso'

La subasta, que estará a cargo de la casa Julien's Auctions en Beverly Hills, se celebrará entre el 26 y el 27 de este mes y tendrá como protagonista principal a KITT (Knight Industries Two Thousand), conocido como "El auto fantástico", que protagonizó la exitosa serie Knight Rider en la década del 80.


Se estima que por la venta del Pontiac TransAm negro con su icónica banda de luces frontales, su volante deportivo y sus monitores internos instalados específicamente para el programa de televisión, se podrían recaudar entre 200 mil y 300 mil dólares.


El auto que manejaba en la serie Michael Knight, el personaje de David Hasselhoff, y que ganó el apodo de "fantástico" fue registrado por Universal City Studios en 1984.


Sin embargo, y a pesar de su gran popularidad, KITT no será el vehículo más cotizado de la subasta. Según detalla EFE, se cree que el que más dinero recaudará será el Mercury Series 9CM descapotable de 1949 modificado para el musical Grease (1978).


Ese coche, apodado Hell's Chariot, era el que conducía el líder de la pandilla juvenil Scorpions con quien estaba enfrentado el personaje de John Travolta (Danny Zuko) y cuyas diferencias se dirimieron en una carrera ilegal por los canales de Los Ángeles.


El vehículo negro, con llamas pintadas en sus faros y en sus laterales, está autografiado por Olivia Newton-John y se calcula que su valor podría estar entre 400 mil y 600 mil dólares.


En la subasta también se podrá pujar por un Chevrolet Monte Carlo de 1970 usado en Rápido y furioso: reto Tokio (2006), y un Dodge Charger de 1969 construido y usado por John Schneider y similar al que él empleó en la serie The Dukes of Hazzard (1979-1985).


La lista incluye una motocicleta Confederate Hellcat (1999) que condujo Nicholas Cage en Gone in Sixty Seconds (2000) y que está firmada por el actor, así como una Ducati que fue propiedad de Bruce Willis, una Harley-Davidson de Marlon Brando, un Rolls-Royce de Esther Williams y un Bentley Continental T-Coupe de Will Smith.