Un hito de la literatura argentina cumple 30 años y es reeditado