163
163

El joven Juan Manuel Carrasco, venezolano hijo de padre español, ratificó que fue violado con un fusil por funcionarios de la Guardia Nacional tras ser detenido en una protesta y rechazó las palabras de la fiscal general, Luisa Ortega, que negó los hechos.

En una rueda de prensa, Carrasco insistió en que  fue golpeado por policías, que le introdujeron un fusil por el ano, algo que se corroboró en una prueba forense a la que fue sometido con posterioridad.

"Mis pantalones se estaban cayendo y yo en ningún momento bajé las manos porque tenía miedo de que me golpearan la cabeza y cuando nos pusieron en posición fetal fue cuando me bajaron los boxers y me metieron el fusil", explicó el manifestante.

El abuso se produjo, según su relato, cuando lo trasladaban junto con otras 11 personas al Destacamento de Seguridad Urbana (Desur), ubicado al lado de la cárcel de Tocuyito, en el estado Carabobo, en el marco de las manifestaciones contra el Gobierno iniciadas hace dos semanas.

En su declaración inicial, Carrasco dijo que reclamó por sus derechos. "Me golpearon muy feo, en las costillas, en la cabeza, con patadas, cachazos (con la culata) de los fusiles. También con los cascos".

El joven dijo también que luego fue atendido por dos médicos forenses, que le hicieron una prueba que resultó "positiva". "La fiscal dijo que estoy libre, pero eso es mentira, porque tengo fotos de los policías cuando llegaron siete patrullas aquí a mi casa para llevarme a la clínica", aseguró el joven. Carrasco fue llevado a una hospital privado cinco días después de su liberación, que ocurrió el 16 de febrero.

Según informa el periódico El Universal, un tribunal de control de Carabobo le otorgó a Carrasco una medida cautelar que consiste en arresto domiciliario por un período de 45 días por  delitos de obstaculización de vía pública, uso de adolescentes para delinquir, destrozos violentos a la propiedad privada, asociación para delinquir e instigación al odio.

Ortega indicó que Carrasco y otros jóvenes aprehendidos fueron sometidos a una revisión médica tras haber sido detenidos, en la que el joven no mencionó la violación como tampoco lo hizo, según la fiscal general, cuando fue presentado ante un juez.

"Cuando se le practicó este examen a este joven, él no dijo nada sobre una violación con un fusil y luego de que el médico lo auscultó y le preguntó, él tampoco mencionó esta circunstancia", señaló la fiscal general y agregó que el doctor determinó que había "contusiones de carácter leve".

Si se corrobora la denuncia, dijo la funcionaria, la población puede tener "la seguridad de que van a ser sancionados los responsables de este hecho".


Policías detenidos

Tres miembros de la  Guardia Nacional Bolivariana (policía militarizada) fueron imputados por golpear a Carrasco y sus compañeros, pero en la causa no se contempla el caso del abuso sexual.

A través de un comunicado, el Ministerio Público indicó que permanecen detenidas 55 personas por hechos de violencia, incluidos homicidios relacionados con las protestas que tienen lugar en el país desde el pasado 12 de febrero.

La Fiscalía explicó que, entre los arrestados, se encuentran 11 funcionarios de distintos cuerpos policiales, por presuntamente incurrir en violaciones a los derechos fundamentales, entre otros delitos.

Ocho de los 11 funcionarios que fueron arrestados son del Servicio de Inteligencia (Sebin), vinculados a la

muerte de dos jóvenes el 12 de febrero,

en el inicio de las manifestaciones que se han repetido desde entonces en todo el país; otros dos forman parte de la Policía Municipal de Chacao, en Caracas; y el restante es un policía de Mérida, en el oeste del país.