DyN
DyN

Aunque el centro de atención está puesto en quien se llevará la mayor cantidad de votos (el "efecto encuesta"), los electores volverán a definir este domingo el reparto de poder al interior de cada alianza política. El escenario no es el mismo al de 2015, cuando las principales candidaturas presidenciales -a excepción del Frente para la Victoria- se definieron en las urnas. Aunque este año fueron menospreciadas desde la Casa Rosada, el mecanismo de las Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias (PASO), único en el mundo, será utilizado por cuarta vez en muchas provincias y distritos con el objetivo por el cual fueron creadas.

Parecerá llamativo, pero a pesar de que Mauricio Macri anunció su deseo de eliminar las primarias obligatorias debido a sus "altos costos", el PRO no pudo ponerse de acuerdo con sus aliados y, en 11 distritos, competirá con sus compañeros de ruta. Tentado por ser el partido predominante en la coalición, el macrismo busca ganarle la pulseada interna a la UCR en varias provincias. Desde el campo peronista, habrá disputas en 12 provincias entre el kirchnerismo y el PJ "tradicional", o con aquellos grupos que decidieron nuclearse con frentes referenciados con Sergio Massa.

La provincia donde se desarrollará la primaria más interesante es Santa Fe. La fragmentación de los partidos y la "pasión" por las PASO atraviesa a todo el espectro político. El votante tendrá en las mesas electorales un total de 57 listas, constituidas por 10 alianzas formadas por 17 partidos. En 10 de estas coaliciones utilizarán las primarias, en las que participarán algunos dirigentes provinciales históricos, como el kirchnerista Agustín Rossi, pero también nuevos candidatos, como la periodista Amalia Granata.

Amalia Granata en un recorrida de campaña
Amalia Granata en un recorrida de campaña

Uno de los datos que arrojará la elección es cuánto apoyo cosechará el radicalismo, fracturado por sus posturas en relación al Gobierno nacional. Un sector mayoritario forma parte del Frente Progresista Cívico y Social (FPCyS), el oficialismo provincial que lidera junto al Partido Socialista. Alejado de la estrategia de la UCR nacional, este sector irá con la lista "Sumemos por Santa Fe" encabezada por María Eugenia Schmuck, concelaja de Rosario. Buscará disputarle la hegemonía al socialismo provincial y con la lista "Adelante" del gobernador Miguel Lifschitz, integrada por Alicia Ciciliani y el ministro de la Producción, Luis Cotigiani.

En Santa Fe, el radicalismo está fracturado por la relación con el Gobierno.

Aunque suene extraño, el sector de la UCR de Jorge Boasso -alineado con Mauricio Macri- quedó fuera del armado provincial de Cambiemos. Pese a esta coincidencia ideológica, Boasso tiene una disputa interna con el presidente del Comité nacional de la UCR, José Corral. Quiso presentarse a las primarias santafesinas de Cambiemos, pero su partido lo impugnó por no presentar los avales necesarios, lo que provocó un escándalo que incluyó acusaciones de proscripción. A Boasso no le quedó más alternativa que ir en soledad como precandidato a diputado, con la lista Fuerza para el Cambio, mientras que Cambiemos irá con una lista única compuesta por el radical Albor "Nicky" Cantard, Luciano Laspina (PRO) y Lucila Lehmann (Espacio Carrió).

El precandidato a diputado Agustín Rossi durante la campaña santafesina
El precandidato a diputado Agustín Rossi durante la campaña santafesina

Santa Fe es una espina clavada para Mauricio Macri. No solo porque el pleno de la UCR no es un aliado, sino porque fue el único distrito donde Cambiemos y el PRO tuvieron un freno cuando parecían arrasar con todo, con la derrota del humorista Miguel Del Sel en las elecciones a gobernador en 2015.

El peronismo irá divido en dos coaliciones. El grupo mayoritario es el Frente Justicialista, que va con la lista K "Unidad Ciudadana", liderada por el ex ministro de Defensa Rossi, y "Nuevo Espacio Santafesino", que está representada por Alejandra Rodenas, la jueza penal que renunció para ser diputada nacional y que procesó a miembros de la temible banda narco "Los Monos". El otro sector son los massistas, que se presentan, por un lado, con el frente 1 Proyecto Santafesino (sin internas), y por el otro irán con el sello "UNA Santa Fe", en la que competirá en la PASO del Partido Popular y hará su debut político la periodista Granata.

En la Capital Federal, el único frente mayoritario que irá con listas internas en las primarias es el "Unidad Porteña", donde el kirchnerismo y el PJ porteño lograron limar asperezas para competir juntos. El sector kirchnerista llevará como precandidato a diputado a Daniel Filmus, en una propuesta integrada en sus primeros lugares con Gabriela Cerruti (Nuevo Encuentro), Juan Cabandié (La Cámpora), Carlos Heller (Partido Solidario) y, como cara nueva, la periodista Gisela Marziotta. La segunda lista es la que postula a Guillermo Moreno, ex secretario de Comercio de la Nación y a Gustavo Vera, titular de la Fundación La Alameda contra la trata de personas y el trabajo esclavo. La última expresión electoral es "Ahora Buenos Aires", una coalición de izquierda encabezada por el economista Itai Hagman, de la agrupación Patria Grande, la abogada de derechos humanos y defensora de Milagro Sala Elizabeth Gómez Alcorta, y Jonathan Thea, del partido Seamos Libres. El objetivo de la lista de Hagman es lograr los 100.000 votos necesarios que le permitirán a Ahora Buenos Aires integrarse a la boleta definitiva en octubre.

De izquierda a derecha: Itai Hagman, Elizabeth Gómez Alcorta y Jonathan Thea.
De izquierda a derecha: Itai Hagman, Elizabeth Gómez Alcorta y Jonathan Thea.

En Córdoba, donde Macri cerró la campaña electoral el jueves pasado y sede del "cordobesismo" PRO, solo Cambiemos presentó más de una lista, siendo una de ellas "Unión por Córdoba", oficializada a último momento y encabezada por Dante Rossi, de la UCR. Este sector del radicalismo es minoritario y confrontará con el precandidato del resto de la coalición, el ex árbitro de fútbol Héctor Baldassi. Quien salga derrotado deberá obtener al menos el 30% de los votos del total la alianza para integrar la nómina de candidatos generales.

La fisura interna de Cambiemos en "La Docta" podría haber sido mayor y logró ser contenida por el macrismo, luego de que el intendente de Córdoba capital, Ramón Mestre, logró ubicar a su hermano Diego en la nómina.

Mauricio Macri con Héctor Baldassi, en el cierre de campaña de Córdoba.
Mauricio Macri con Héctor Baldassi, en el cierre de campaña de Córdoba.

En Mendoza, donde gobierna el radicalismo desde 2015, participan de la competencia ocho frentes electorales, en el que tanto el oficialismo como el peronismo van a internas. Como en el resto de otros distritos, Cambiemos -bajo el sello "Cambia Mendoza"- lleva como cara visible de los spots y afiches a su principal figura distrital, el gobernador Alfredo Cornejo, acompañado de la precandidata a diputada y ministra de Salud provincial, Claudia Najul (UCR). Pero deberá enfrentar un adversario interno. A última hora, la Cámara Nacional Electoral validó al radical Fernando Armagnague para presentar su lista "Dignidad partidaria". Con menos chances que Najul, deberá conseguir al menos un tercio de los votos para poder integrar la boleta definitiva. El sector de Armagnague difundió una imagen en la que lo apoyaba el ex vicepresidente de la Nación, Julio Cobos, pero finalmente fue "una pillería", sostuvo el senador.

LEA MÁS

Por su lado, el peronismo mendocino volvió a mostrase fracturado como en las PASO de hace dos años. La puja por los liderazgos internos es intensa. Una parte del PJ provincial se fue con María José Ubaldini, que representa al sindicalismo local, con "Encuentro por Mendoza". En la otra alianza, el frente "Somos Mendoza", hubo movimientos internos entre los tres grupos que compiten, con los precandidatos a diputado Omar Félix, por "Nueva Conducción", que maneja el apoyo de intendentes; Jorge Tanus con "Construyendo Mendoza" e impulsada por legisladores; y la "Unidad Ciudadana por un Futuro Mejor", la facción que se identifica con Cristina Kirchner, que lleva como cabeza de lista a Juan Jofré.

La precandidata de la lista oficial mendocina de “Cambia Mendoza”, Claudia Najul.
La precandidata de la lista oficial mendocina de “Cambia Mendoza”, Claudia Najul.

Un distrito en la que habrá primarias con final abierto es La Pampa. Aunque en tres frentes habrá internas, en la alianza FrepamCambiemos ocurrirá la principal contienda, donde participarán en la categoría de Diputados dos listas de la UCR, lideradas por el intendente de Santa Rosa Martín Berhongaray y el legislador Francisco Torroba, y otras dos PRO, con Martín Maquieyra y Darío Casado. Maquieyra es el que tiene el apoyo más fuerte del Gobierno nacional, ya que envió al ex futbolista de Boca y secretario de Deportes de la Nación, Carlos "El Colorado" Mac Allister, para fortalecer la campaña. En el caso de los radicales, tanto Torroba como Berhongaray evitaron hacer referencias directas durante todo el proceso a Mauricio Macri.

En San Luis solo Cambiemos tendrá competencia interna. El ex gobernador peronista Claudio Poggi sorprendió al romper con Adolfo y Alberto Rodríguez Saá y se lanzó a conquistar una banca en el Senado, con una edición puntana de PROperonismo. Por primera vez, una candidatura tiene reales chances de quebrar la hegemonía de los Saá, quienes gobiernan la provincia desde 1983. Poggi competirá en esta primera vuelta con la lista "Movimiento de Recuperación y Cambio", que está encabezada por los radicales Antonio Lorenzo, intendente de La Toma, y Claudia Farabelli.

Claudio Poggi, durante una de las recorridas de cierre de campaña.
Claudio Poggi, durante una de las recorridas de cierre de campaña.

En Neuquén, Cambiemos tiene una interna entre la lista que lleva como precandidato David Schlereth, el delfín del máximo referente del oficialismo provincial, el intendente Horacio Quiroga, y la de dos históricos del radicalismo neuquino: Alejandro Vidal y Beatriz Kreitman.

En Chaco, la ex secretaria de Asuntos Municipales de la Nación, Aída Ayala, busca ganarle la interna de Cambiemos a la lista de Sergio Martínez (UCR) y Nanci Schumann (PRO). 

Finalmente, en Santa Cruz, Cambiemos irá a la contienda en dos listas distintas. Una de ellas lleva a Eduardo Costa como precandidato a senador en la propuesta "Juntos por un Cambio", mientras que la otra llevará a Carlos Prades, padre del intendente de Caleta Olivia, por "Integración Ciudadana. La puja ahí es crucial para Costa, ya que de perder, no llegaría al Congreso en octubre. En Diputados, la contienda tendrá tres listas.

Las primarias con competencia intrapartidaria mencionadas no serán las únicas que se desarrollen en el país. Un informe del Observatorio Electoral Argentino, del Centro de Implementación de Políticas Públicas para la Equidad y el Crecimiento (Cippec), reveló que al menos una coalición someterá la definición de sus candidatos al voto en 18 de las 24 provincias. Para el caso de las agrupaciones más pequeñas, la pelea es más elemental: el objetivo es superar el 1,5 por ciento de los votos emitidos necesarios para "calificarse "a las elecciones de octubre.

Informe elaborado por Cippec.
Informe elaborado por Cippec.