El ministro de Energía, Juan José Aranguren, anunció aumentos de luz desde febrero. (Télam)
El ministro de Energía, Juan José Aranguren, anunció aumentos de luz desde febrero. (Télam)

El anuncio ya es oficial y el Boletín Oficial así lo refleja. El aumento de la luz comienza a regir a partir de este miércoles 1 de febrero para los hogares en la ciudad de Buenos Aires y el conurbano bonaerense, específicamente para los 4,7 millones de clientes bajó la órbita de Edenor y Edesur.

El aumento ponderado es de un 100% promedio, con subas que arrancan en un 60% para los niveles de menores consumos (hasta 150 kWh por mes) hasta un 148% para los niveles de mayor consumo, entre 600 y 1500 kWh. El incremento total recién se alcanzará en marzo, ya que el Gobierno decidió desdoblarlo en los próximos dos meses y así disminuir su impacto en el índice de inflación.

Pero no será el único aumento del año. Cuando se estaban realizando las audiencias públicas de energía eléctrica durante 2016, el Gobierno ya había adelantado que habría dos aumentos en 2017: uno en febrero y otro a partir de octubre.

La fecha cambió: la segunda suba llegará finalmente en noviembre, luego de las elecciones legislativas de fines de octubre próximo. Ante todo, un tiempo político más favorable a la hora de aplicar un nuevo esfuerzo para el bolsillo de los consumidores.

El ministro de Energía y Minería, Juan José Aranguren, informó en su presentación en la conferencia de prensa que el Valor Agregado de la Distribución (VAD) aumentará un 19% desde noviembre, pero que aún no está calculado el impacto en las facturas residenciales. El peso del VAD no es menor, ya que representa el 47% de una factura de electricidad.

LEA MÁS:

Una factura, varios componentes

El costo de la tarifa eléctrica en el país tiene tres componentes: la generación y transporte (que es el precio al que las empresas distribuidoras compran la energía en el mercado mayorista); luego está la la distribución (el VAD mencionado anteriormente), que está a cargo de las empresas como Edenor y Edesur, y en tercer lugar están los impuestos, que son el 26% del total de una factura.

Más allá del VAD, en la conferencia de prensa Aranguren respondió ante la consulta de Infobae que la suba de tarifa dependerá de "varios factores", y enumeró cinco: "la situación económica, la evolución de la inflación, el costo de generación, el tipo de cambio y el precio de compra del gas licuado". Y agregó: "El precio que mostramos hoy es para el período de febrero hasta octubre".

En paralelo a los aumentos, el Gobierno aseguró que se hará un mayor control desde el ENRE sobre las empresas de distribución. La suba de tarifas que se anunció esta semana tiene una contraparte en las promesas de inversiones por parte de las empresas. Edenor proyectó inversiones por $25.000 millones en cinco años, y en el caso de Edesur, unos $14.000 millones hasta 2021.