Lo bueno viene en frasco pequeño. Al menos eso dicen. Y ese concepto de alguna manera está condensado en el Amazon Dash Button, un pequeño botón que permite hacer pedidos con solo presionarlo.

Se trata de un pequeño dispositivo, conectado a la web que sirve para realizar compras de diferentes insumos para el hogar como pasta de dientes, papel higiénico o detergente.

Lanzado en Estados Unidos en 2015, desembarcó a mediados del año pasado en Europa. Ya está disponible en el Reino Unido, Austria, Alemania y, hace poco más de dos meses, en España.

En Estados Unidos es un furor absoluto: las compras por esta vía se quintuplicaron en apenas un año. Y en Europa, si bien recién comienza a operar, el futuro parece ser bastante promisorio. La clave del éxito es la sencillez con que funciona.

El Dash Button, disponible sólo para clientes premium, viene en diferentes variantes. Cada botón está asociado a una marca en particular. Así, uno debe adquirir tantos botones como productos quiera obtener.

El Dash, que tiene Wi Fi, se vincula con el smartphone, desde donde se puede configurar las opciones deseadas. Así, con tan solo presionar el pequeño botón es posible realizar los pedidos a la tienda Amazon.

Una vez hecha la operación, se recibe un mensaje con los detalles de la transacción y se recibe la compra en el hogar en 24 horas. Vale 4,99 dólares en Estados Unidos; 4,99 euros en Europa y 4,99 libras en el Reino Unido.

Ésta es una de las iniciativas de Amazon por facilitar la adquisición de productos y eliminar las filas y esperas eternas.

En diciembre, la compañía lanzó su primera tienda inteligente en Seattle. Allí, los clientes hacen sus compras por medio de una app y con tan sólo escanear un código al ingresar y salir. Los pagos se debitan de forma automática y no hay cajeros.

LEA MÁS: