El número 50 en el ránking de la ATP, campeón de la Copa Davis en 2015, confesó su "error" en una conferencia de prensa: "Lo único que puedo hacer es pedir perdón desde lo más profundo de mi corazón"