Por qué ahora es más probable comprar un vehículo híbrido que uno eléctrico

Estos modelos, brindan ventajas como menor coste de combustible y menor contaminación, sin generar ansiedad por la disponibilidad de cargadores

Guardar

Nuevo

Los automóviles híbridos están ofreciendo una solución viable a los consumidores preocupados por los altos costos de los VE. (REUTERS/Stephane Mahe)
Los automóviles híbridos están ofreciendo una solución viable a los consumidores preocupados por los altos costos de los VE. (REUTERS/Stephane Mahe)

Los estadounidenses empiezan a abandonar los vehículos que funcionan exclusivamente con gasolina, pero la mayoría no se lanzan a la compra de vehículos eléctricos (VE). Están a medio camino y compran híbridos.

Los híbridos ofrecen algunas de las ventajas de los VE -menor coste del combustible, menos contaminación- sin provocar la ansiedad de los compradores por encontrar un cargador o quedarse sin batería en un viaje largo por carretera.

“Los híbridos son la puerta de entrada a la transición a los carros eléctricos,” afirma Stephanie Valdez Streaty, directora de Industry Insights de Cox Automotive. “Es una buena opción para los consumidores que no están preparados para comprar un VE”.

Los problemas relacionados con la recarga y los costos elevados son los principales obstáculos para la adopción masiva de VE. (Archivo)
Los problemas relacionados con la recarga y los costos elevados son los principales obstáculos para la adopción masiva de VE. (Archivo)

Los estadounidenses son más reacios a comprar VE ahora que hace un año, según una encuesta de marzo de Gallup, que encontró que solo el 44% de los adultos estadounidenses dicen que considerarían la compra de un VE en el futuro, frente al 55% del año pasado.

Los altos precios y los problemas de recarga son los principales obstáculos para los vehículos eléctricos, pero el partidismo político está empezando a influir. Los republicanos son menos propensos a comprar un VE que los demócratas.

Este cambio de actitud coincide con una ralentización de las ventas de coches y camiones eléctricos. Los estadounidenses compraron menos VE en el primer trimestre de 2024 que en el trimestre anterior, la primera caída desde que la pandemia sumió la economía en el caos en 2020. Mientras tanto, los híbridos siguen ganando popularidad. En el último año, los híbridos han aumentado su cuota de mercado incluso cuando los VE se han estancado.

La demanda de híbridos sigue en aumento, mientras que las ventas de VE han registrado su primera caída significativa post pandemia. (REUTERS/Carla Carniel)
La demanda de híbridos sigue en aumento, mientras que las ventas de VE han registrado su primera caída significativa post pandemia. (REUTERS/Carla Carniel)

Los híbridos ofrecen algunas ventajas sobre los VE. Suelen ser más baratos y pueden repostar gasolina para recorrer largas distancias sin necesidad de recargar. “No tienes que cambiar nada de tu estilo de vida”, afirma Valdez Streaty.

De hecho, los híbridos pueden ser incluso mejores para el medio ambiente que algunos voluminosos coches eléctricos. El coche “más ecológico” de Estados Unidos es un Toyota Prius Prime SE, según un informe del Consejo Americano para una Economía Energéticamente Eficiente.

Pero los híbridos tienen muchos inconvenientes. Tener dos sistemas de propulsión distintos, uno eléctrico y otro de gasolina, implica más problemas de mantenimiento, y funcionar con gasolina es más caro que hacerlo con electricidad.

El Toyota Prius Prime SE es catalogado como el coche más ecológico de EE.UU., superando a muchos vehículos eléctricos voluminosos.  (REUTERS/Vincent Kessler)
El Toyota Prius Prime SE es catalogado como el coche más ecológico de EE.UU., superando a muchos vehículos eléctricos voluminosos. (REUTERS/Vincent Kessler)

Además, seguir quemando gasolina a largo plazo no ayudará a evitar los efectos más catastróficos del cambio climático. Las nuevas normas federales sobre contaminación permitirán a los fabricantes de automóviles pasar de los motores de gasolina a los híbridos a corto plazo, pero las normas acabarán empujando a todos los fabricantes hacia los vehículos eléctricos a partir de 2030.

En la actualidad, la decisión depende de las circunstancias de cada comprador, según Valdez Streaty. Para quienes recorren distancias cortas, tienen acceso a estaciones de recarga cerca o en casa y pueden permitirse gastar un poco más por adelantado para ahorrar en combustible más adelante, los VE tienen sentido.

Para quienes recorren largas distancias y no tienen estaciones de carga en su zona, un híbrido es una buena opción. “Vamos a ver una mezcla de híbridos y VE, y va a depender de tu situación”, dijo Valdez Streaty.

Las nuevas normas federales empujarán a los fabricantes hacia la producción de VE a partir de 2030, aunque híbridos dominan por ahora. (REUTERS/Francois Lenoir)
Las nuevas normas federales empujarán a los fabricantes hacia la producción de VE a partir de 2030, aunque híbridos dominan por ahora. (REUTERS/Francois Lenoir)

Si usted está pensando en un híbrido, tiene muchas opciones. Los fabricantes de automóviles están inundando el mercado con nuevos modelos híbridos y frenando algunos de sus planes más ambiciosos de aumentar la producción de VE.

Este año, Ford retrasó sus planes de crear nuevas camionetas y todoterrenos eléctricos y anunció que desarrollará versiones híbridas de todos sus modelos para 2030. General Motors -que se comprometió a vender únicamente vehículos eléctricos para 2035- planea ahora empezar a vender híbridos en Estados Unidos por primera vez desde que desechó el Chevy Volt en 2019.

Mientras tanto, Toyota -fabricante del híbrido por excelencia, el Prius- se aferró a su estrategia de híbridos primero incluso cuando otros fabricantes de automóviles apostaron su futuro a los VE, y se ha visto recompensada con ventas y beneficios récord.

Los fabricantes se preguntan: “¿Dónde está la demanda de vehículos eléctricos? ¿Y cómo cambio para apoyar la mayor demanda de híbridos?” afirma Valdez Streaty.

(c) 2024, The Washington Post

Guardar

Nuevo

Últimas Noticias