Tribunal Supremo de Estados Unidos facilitó a trabajadores demandar por discriminación laboral

Por unanimidad, jueces establecen un precedente que podría cambiar la forma en que se abordan los casos de desigualdad en el ámbito profesional, lo que alivia el proceso para presentar quejas

Compartir
Compartir articulo
La jueza Elena Kagan lideró la decisión unánime que simplifica el proceso de demandas por discriminación laboral. (EFE/EPA/JIM LO SCALZO)
La jueza Elena Kagan lideró la decisión unánime que simplifica el proceso de demandas por discriminación laboral. (EFE/EPA/JIM LO SCALZO)

El Tribunal Supremo de Estados Unidos facilitó el miércoles 17 de abril a los trabajadores la presentación de demandas por discriminación en el empleo a causa de traslados, dando la razón por unanimidad a una sargento de policía de San Luis que afirmó haber sido reasignada a un puesto de menor prestigio por ser mujer.

La ley federal de derechos civiles prohíbe la discriminación en el empleo por características protegidas como el sexo, la raza y la religión. El Congreso aprobó el Título VII para garantizar la igualdad de oportunidades en el empleo y eliminar la discriminación en el lugar de trabajo.

La cuestión para los jueces era si la ley protege contra todos los traslados de trabajo discriminatorios o requiere que el empleado demuestre ante el tribunal que el traslado involuntario le ha causado una “desventaja significativa”, como un perjuicio para sus perspectivas de carrera o un cambio de salario o rango.

La jueza Elena Kagan, en nombre de los seis jueces, dijo que el criterio más estricto aplicado por algunos tribunales inferiores era erróneo y que, en su lugar, los empleados solo debían demostrar cierto perjuicio. “Aunque una empleada debe demostrar algún perjuicio por un traslado forzoso para prevalecer”, escribió Kagan, “no necesita demostrar que el perjuicio satisface una prueba de importancia”.

Además de los grupos de derechos civiles, abogados laboralistas y algunos conservadores habían seguido de cerca el caso, creyendo que una sentencia amplia a favor del sargento de policía podría dar lugar a un aumento de las demandas por discriminación inversa contra los programas de diversidad, equidad e inclusión en el lugar de trabajo.

Jatonya Clayborn Muldrow llevó su caso de discriminación de género ante la justicia después de ser transferida de su puesto en la división de inteligencia. (Foto: Pxhere)
Jatonya Clayborn Muldrow llevó su caso de discriminación de género ante la justicia después de ser transferida de su puesto en la división de inteligencia. (Foto: Pxhere)

Jatonya Clayborn Muldrow demandó al Departamento de Policía de San Luis después de que fuera transferida en 2017 fuera de la división de inteligencia, de un puesto que le permitía ser diputada como agente del FBI, trabajar en un horario fijo entre semana e investigar ampliamente casos de corrupción pública y trata de personas.

Muldrow dijo en los archivos judiciales que su nueva asignación carecía del mismo prestigio y beneficios. Aunque su sueldo seguía siendo el mismo, perdía sus privilegios como agente del FBI, tenía que trabajar como patrullera y se le asignaban turnos de fin de semana. Muldrow, que según los archivos judiciales era conocida como un “caballo de batalla”, fue sustituida en la división de inteligencia por un sargento que había trabajado anteriormente con el supervisor masculino de Muldrow.

En su opinión del miércoles, Kagan escribió que las alegaciones de Muldrow cumplen el nuevo estándar del tribunal “con espacio de sobra”. “Si esas alegaciones se prueban, ella quedó peor varias veces. No importa, como pensaron los tribunales inferiores, que su rango y su salario siguieran siendo los mismos, o que todavía pudiera ascender a otros puestos de trabajo”, escribió Kagan.

La decisión pretende rebajar el listón para que los empleados puedan presentar una demanda por discriminación ante los tribunales, permitiendo que las demandas que fracasaron con la antigua norma puedan presumiblemente prosperar.

Aunque el fallo del tribunal a favor de Muldrow fue unánime, tres jueces -Clarence Thomas, Samuel A. Alito Jr. y Brett M. Kavanaugh- escribieron cada uno por separado para explicar sus diferencias con el razonamiento de sus colegas y su opinión sobre el impacto potencial del fallo.

El fallo del Tribunal marca un hito en la protección contra la discriminación laboral por traslados involuntarios sin pérdida de rango o salario. (Archivo Infobae)
El fallo del Tribunal marca un hito en la protección contra la discriminación laboral por traslados involuntarios sin pérdida de rango o salario. (Archivo Infobae)

Alito dijo que dudaba de que la decisión del tribunal fuera a suponer una diferencia significativa y que espera que los jueces de los tribunales inferiores “cuiden las palabras que utilizan, pero sigan haciendo prácticamente lo mismo que han hecho durante años”. Calificó el dictamen de “inútil” porque los jueces de los tribunales inferiores, escribió, tendrán dificultades para aplicar el nuevo criterio de perjuicio.

Thomas también dijo que había “poca diferencia práctica” entre la nueva prueba del tribunal y la práctica actual de los jueces de los tribunales de apelación. Kavanaugh dijo que él habría ido más lejos y no habría exigido que el trabajador demostrara que había sufrido de alguna manera específica, aparte de ser objeto de un traslado discriminatorio. La ley federal, escribió, “no requiere una demostración separada de algún daño. La discriminación es el daño”.

Los abogados laboralistas dijeron que el fallo del tribunal probablemente desencadenará un mayor número de demandas por discriminación más allá de los traslados, incluidas impugnaciones de ciertos programas de DEI, y hará que los empleadores evalúen si algunos de sus programas podrían ser vulnerables a impugnaciones en virtud del nuevo criterio de “algún perjuicio” establecido por el tribunal.

“¿Significa esto el fin de [la DEI]? No lo creo”, dijo Alyesha Asghar, abogada de Littler Mendelson y copresidenta del grupo de prácticas de igualdad de oportunidades de empleo y diversidad de la empresa. Algunos grupos, entre ellos el Fondo de Defensa Legal de la NAACP, dijeron que dudaban de que la sentencia tuviera repercusiones en la DEI porque muchos programas relacionados con el empleo no se basan en la raza.

Más bien, esos programas son “fundamentales para cumplir las obligaciones de los empleadores en virtud del Título VII de crear lugares de trabajo libres de discriminación y en los que todos se sientan incluidos y valorados”, dijo Amalea Smirniotopoulos, asesora principal de políticas y codirectora de la Iniciativa de Igualdad de Protección del fondo de defensa.

En el caso de Muldrow, un juez de distrito de Missouri se había puesto de parte de la ciudad, afirmando que Muldrow no había demostrado que su traslado le causara una desventaja suficiente. El Tribunal de Apelaciones de Estados Unidos para el 8º Circuito estuvo de acuerdo, al considerar que Muldrow no podía seguir adelante con su demanda porque no había demostrado que el traslado constituyera una “acción de empleo adversa” que causara un daño tangible.

El Tribunal Supremo dijo el miércoles que nada en el texto del Título VII obliga a los tribunales a distinguir entre los traslados de puesto que causan “desventajas significativas y los traslados que causan desventajas no tan significativas”. “Y esa diferencia puede suponer un verdadero perjuicio para los trasladados que se quejan. Muchos traslados forzosos dejan a los trabajadores en peor situación respecto a los términos o condiciones de empleo”, escribió Kagan.

La jueza rebatió las preocupaciones de la ciudad de que los empleados inundarían el sistema judicial con demandas infundadas y onerosas. “Hay razones para dudar de que las compuertas se abran como se teme”, escribió, porque los empleados deben demostrar algún perjuicio. La opinión del Tribunal Supremo devuelve el caso, Muldrow contra la ciudad de St. Louis, a los tribunales inferiores para que lleven a cabo procedimientos adicionales que tengan en cuenta la sentencia del alto tribunal.

Robert Loeb, abogado del departamento de policía, dijo en un comunicado que se alegraba de que el tribunal hubiera mantenido el requisito de que los empleados demostraran “algún perjuicio”. La ciudad “espera demostrar en la devolución por qué [Muldrow] no puede cumplir esa norma”, dijo.

(*) The Washington Post

(*) Julian Mark cubre las últimas noticias empresariales y tecnológicas para The Washington Post. Anteriormente trabajó durante la noche con el equipo Morning Mix de The Post. Antes de unirse a The Post, cubrió vivienda y vigilancia para Mission Local en San Francisco.

(*) Ann Marimow cubre el Tribunal Supremo para The Washington Post. Se incorporó al Post en 2005 y lleva una década escribiendo sobre asuntos jurídicos y el poder judicial federal. Anteriormente cubrió el gobierno estatal y la política en California, New Hampshire y Maryland.

Últimas Noticias

La Matanza de Zainuco: un periodista asesinado y el encubrimiento del poder político

Cuando varios presos que se evadieron de la cárcel de Neuquén terminaron ejecutados por la policía, que intentó hacer pasar el hecho como un enfrentamiento, el periodista Abel Chaneton denunció el hecho desde su diario, lo que le costaría la vida
La Matanza de Zainuco: un periodista asesinado y el encubrimiento del poder político

Alquiler temporario o tradicional: qué factores influyen para maximizar la rentabilidad

Cuáles son las mejores opciones para el propietario, en momentos en que los créditos hipotecarios podrían potenciar la compraventa de inmuebles que podrían destinarse a locaciones
Alquiler temporario o tradicional: qué factores influyen para maximizar la rentabilidad

Cómo es el trabajo de un piloto de emergencias de la policía: siniestros, rescates y la seguridad de los campeones del mundo

El subcomisario Sergio Sabella (60) es uno de los 12 pilotos que integra el Departamento de Aviación de la Policía de la Ciudad de Buenos Aires. Lleva 15 años volando para la fuerza porteña. “Es un trabajo impredecible”, asegura
Cómo es el trabajo de un piloto de emergencias de la policía: siniestros, rescates y la seguridad de los campeones del mundo

El Gobierno intenta destrabar el conflicto salarial de Sanidad en medio de un plan de lucha con paros parciales

El secretario de Trabajo, Julio Cordero, convocó para esta mañana a empresarios y sindicalistas del sector. El sindicato que lidera Héctor Daer comenzó con paros de 2 horas por turno, hoy serán de 3 horas y el viernes, de 4 horas. Qué dicen los prestadores de salud
El Gobierno intenta destrabar el conflicto salarial de Sanidad en medio de un plan de lucha con paros parciales

Siete de cada diez argentinos han pensado en renunciar a su trabajo por la mala relación con su jefe

El dato surge de un estudio privado y muestra un empeoramiento en comparación a la edición anterior. La falta de apoyo y enseñanza sobresalen entre los problemas que provocan el deseo de migrar hacia otra empresa
Siete de cada diez argentinos han pensado en renunciar a su trabajo por la mala relación con su jefe