Un ejemplar del guión original de la trilogía de “Star Wars” fue vendido por 13,600 dólares en una subasta

La pieza, fechada el 15 de marzo de 1976 y con el título preliminar de “Las aventuras de Luke Starkiller”, fue adquirida por un coleccionista de Austria durante un evento transmitido en vivo

Compartir
Compartir articulo
Un ejemplar del guión original de la trilogía de "La guerra de las galaxias", olvidado en una residencia en Londres que fue alquilada por Harrison Ford en la década de 1970, alcanzó un precio de más de 10.000 dólares en una reciente subasta. (Sunset Boulevard/Corbis/Getty Images)
Un ejemplar del guión original de la trilogía de "La guerra de las galaxias", olvidado en una residencia en Londres que fue alquilada por Harrison Ford en la década de 1970, alcanzó un precio de más de 10.000 dólares en una reciente subasta. (Sunset Boulevard/Corbis/Getty Images)

Un borrador del guión de la trilogía cinematográfica original de La guerra de las galaxias, olvidado en una casa londinense alquilada por el actor Harrison Ford en los años setenta, fue vendido por más de 10.000 dólares en una subasta.

El cuarto borrador del guión que se convirtió en la épica película de 1977 “Star Wars: Episodio IV - Una nueva esperanza” estaba sin encuadernar e incompleto pero incluía escenas icónicas, como la que presenta a Chewbacca -el imponente y peludo wookiee que copilota el Halcón Milenario junto al personaje de Ford, Han Solo- en una taberna poco iluminada.

El guión, fechado el 15 de marzo de 1976 y titulado “Las aventuras de Luke Starkiller”, se vendió a un coleccionista austriaco por unos 13.600 dólares durante una subasta retransmitida en directo el sábado 17 de febrero. El vendedor era propietario de la casa que Ford había alquilado mientras trabajaba en la película.

Chewbacca aparece por primera vez en el cuarto borrador del guión. (Lucasfilm/Sunset Boulevard/Corbis/Getty Images)
Chewbacca aparece por primera vez en el cuarto borrador del guión. (Lucasfilm/Sunset Boulevard/Corbis/Getty Images)

El borrador incluía escenas y personajes que fueron eliminados del quinto y último montaje. El simpático pícaro Han Solo, considerado uno de los grandes atractivos de la franquicia cinematográfica, aparece por primera vez en la página 56. “Tiene su ADN. Incluso podría tener el sudor de Ford”, dijo Sarah Torode, copropietaria de Excalibur Auctions, durante la subasta.

En la subasta se vendieron otros objetos, como horarios y una carta que, según se cree, era del agente de Ford en la que hablaba en broma de sus perspectivas profesionales.

Fechada el 16 de abril de 1976, la carta mecanografiada comienza así: “Estas son las malas noticias. Tus contratos con nosotros han expirado y si no vuelves a firmar con nosotros te voy a poner un contrato. No veo las películas de Francis Ford Coppola por nada”. (“El Padrino” de Coppola cumplió 50 años en 2022).

No es la primera pieza de recuerdos de Star Wars que aparece recientemente en Gran Bretaña, donde George Lucas produjo las tres películas originales de Star Wars en los estudios Elstree, cerca de Londres. Una pareja inglesa encontró un tesoro de objetos que habían pertenecido a Peter Mayhew, el actor que interpretó a Chewbacca, mientras limpiaban su ático. Los objetos -un guión original, programas de rodaje y hojas de reclamaciones- iban a subastarse el año pasado, hasta que la viuda de Mayhew se opuso a la venta.

La versión del guión, denominada el cuarto borrador, antecede a la realización de la emblemática cinta de 1977 “Star Wars: Episodio IV - Una nueva esperanza”. (Sunset Boulevard/Corbis/Getty Images)
La versión del guión, denominada el cuarto borrador, antecede a la realización de la emblemática cinta de 1977 “Star Wars: Episodio IV - Una nueva esperanza”. (Sunset Boulevard/Corbis/Getty Images)

Según el listado del guión en Excalibur Auctions, Ford alquiló las dos plantas superiores de la casa del vendedor en el suburbio londinense de Notting Hill en el verano de 1976, después de que éste respondiera a un anuncio del periódico británico Sunday Times en el que se ofrecía un “Piso en alquiler”.

Los propietarios, que vivían en los pisos inferiores, dijeron que nunca habían oído hablar de Ford ni de sus coprotagonistas Carrie Fisher (Princesa Leia) y Mark Hamill (Luke Skywalker), que se dejaban caer por allí de vez en cuando. Ford y Fisher se referían a Hamill, que tenía cara de bebé, como “el niño”, decía el anuncio. Su asistenta estaba más impresionada. Se desmayó la primera vez que vio a Ford, según la lista.

Los propietarios dijeron a la casa de subastas que Ford era “un inquilino excelente” y “muy ordenado”. Ford solía reunirse con ellos en el jardín para tomar algo e incluso asistió a la fiesta del primer cumpleaños de su hijo, dijeron, calificando el periodo como “una época divertida”.

(c) 2024 , The Washington Post