“La asesina de la valija”: la mujer que mató a su madre y la escondió en una maleta pasará otros 26 años en prisión

Heather Mack deberá afrontar una penitencia más severa que la sugerida por sus abogados y pagar una considerable suma en concepto de restitución y multa por el asesinato perpetrado en 2014

Compartir
Compartir articulo
Durante el juicio, la defensa de Heather Mack expuso un historial de abuso familiar como contexto del homicidio. (AP Foto/Firdia Lisnawati, Archivo)
Durante el juicio, la defensa de Heather Mack expuso un historial de abuso familiar como contexto del homicidio. (AP Foto/Firdia Lisnawati, Archivo)

Una mujer estadounidense que se declaró culpable de conspirar con su novio para matar a su madre y meter su cuerpo en una maleta durante unas vacaciones en Bali, Indonesia, en 2014, fue condenada por un juez federal de Chicago a 26 años de prisión.

La sentencia del mes pasado de Heather Mack, de 28 años, marca el último desarrollo en un caso de larga duración que se conoció como el “asesinato de la maleta”. El caso atrajo una enorme atención pública en Indonesia, Estados Unidos y todo el mundo debido a sus espeluznantes detalles.

La fiscalía declaró que Mack -entonces de 18 años y embarazada- y su novio, Tommy Schaefer, asesinaron a la madre de Mack, Sheila von Wiese-Mack, en su habitación del complejo St. Regis Bali, después de planear durante meses cómo hacerlo. A continuación, la pareja metió el cadáver de la mamá en una maleta que dejaron, manchada de sangre, en el maletero de un taxi, según la fiscalía.

Mack fue acusada de “ayudar deliberadamente en la comisión de asesinato premeditado” en Indonesia y cumplió siete años en prisión, donde tuvo a su hija, Stella. La asesina fue puesta en libertad en 2021 y deportada a Estados Unidos, pero volvió a ser detenida por cargos de asesinato.

Desde entonces ha estado restringida de su libertad. En junio de 2023, se declaró culpable de un cargo de conspiración para matar a un ciudadano estadounidense, cargo que conlleva una pena máxima de 28 años de prisión.

Hace unas semanas, el juez del Tribunal de Distrito de Estados Unidos, Matthew Kennelly, condenó a Mack a dos años de prisión y le impuso el pago de USD 262.000 en concepto de restitución a la herencia de su madre y una multa de USD 50.000. La sentencia fue más dura que la solicitada por su equipo legal: 15 años, menos los siete que cumplió en Indonesia.

“Fue un crimen brutal y premeditado”, dijo Kennelly antes de anunciar la sentencia de Mack, según AP. Michael I. Leonard, abogado de la acusada, dijo a The Washington Post que la mujer “tenía mucho optimismo al entrar de que [la sentencia] sería menor de lo que fue” y está “decepcionado”.

La policía de Oak Park visitó el hogar de la familia Mack 86 veces en menos de una década, reflejando una realidad perturbadora (REUTERS/Johannes P. Christo)
La policía de Oak Park visitó el hogar de la familia Mack 86 veces en menos de una década, reflejando una realidad perturbadora (REUTERS/Johannes P. Christo)

Leonard dijo que espera que Mack pase cerca de 20 años en prisión, después de que el tiempo que estuvo bajo custodia federal se deduzca de su sentencia. También dijo que podrá optar a nuevas reducciones de su condena por buena conducta.

La denominada “asesina de la valija” es hija del prestigioso compositor de jazz y música clásica James L. Mack. La familia vivía en Oak Park, un lujoso suburbio de Chicago, donde las noticias sugieren que llevaban una vida privilegiada y socialmente activa. Pero Mack y su madre tenían una relación conflictiva, detallada en un memorando de sentencia presentado por el equipo legal de Mack.

En su alegato, los fiscales afirmaron que la acusada carecía de “empatía y remordimiento” por sus actos. Destacaron cómo planeó y ayudó a ejecutar el asesinato de su madre, utilizando la tarjeta de crédito de esta para reservar el billete de avión de su novio a Indonesia.

Alegaron que mintió a las autoridades de ambos países y que violó sistemáticamente las normas de la prisión indonesia donde cumplió condena. Y alegaron que Mack mató a su madre para poder acceder a su fondo fiduciario de USD 1,5 millones.

“El hecho de que Mack fuera la persona responsable de planear y llevar a cabo el asesinato de su propia madre, y su falta de remordimiento, incluidos sus amplios esfuerzos por ocultar su crimen, son aterradores e indican que ella sigue siendo capaz de cometer los actos más atroces cuando siente que le benefician”, escribieron los fiscales en su memorando de sentencia.

“La naturaleza cruel e inhumana del crimen y los esfuerzos calculados para ocultar su participación indican que Mack carece de empatía y remordimiento”, añadieron.

Los abogados de Mack argumentaron que había sufrido “una exposición frecuente y continua al abuso y la violencia domésticos” desde su infancia. Fue testigo de cómo su padre maltrataba físicamente a su madre, y más tarde, después de que su padre quedara paralizado de cintura para abajo cuando Mack tenía cinco años, su madre “se burlaba y maltrataba” al padre de Mack, según su memorando de sentencia.

Cuando el padre de Mack desarrolló un cáncer de colon, sus abogados dijeron que ella “actuaba cada vez más como cuidadora de su padre”, lo que provocó discusiones con su madre. Según el Chicago Tribune, la policía visitó su casa 86 veces entre 2004 y 2013.

Durante otras vacaciones en Grecia, cuando Mack tenía 10 años, su padre murió. Según sus abogados, ella le dijo a von Wiese-Mack que quería volver a casa, pero su madre “decidió continuar el viaje.”

En entrevistas previas a su puesta en libertad en Indonesia, Mack declaró al New York Post que el viaje sembró la semilla de su ira hacia su madre. “Fue en Santorini donde comenzó mi ira hacia mi madre”, dijo Mack. “En realidad nunca se detuvo”.

Mack sufrió abusos y violencia por parte de su madre, así como de su novio, dijeron sus abogados en su presentación, argumentando que su edad en el momento del crimen y el tiempo de prisión que cumplió en Indonesia apoyaban una sentencia más corta.

Familiares de von Wiese-Mack han puesto en duda las afirmaciones de Mack sobre su madre a lo largo de los años. Según el Tribune, los informes de la policía de Oak Park escritos entre 2008 y 2013 sugerían que la hija abusaba físicamente de su madre y le robaba dinero.

Leonard, el abogado de Mack, dijo que el juicio no estaba diseñado para llegar al fondo de esta relación madre-hija, sino más bien para decidir cuánto tiempo de prisión Mack debe cumplir en los Estados Unidos dado el tiempo que cumplió en la prisión de Kerobokan en Indonesia. Dijo que el juez reconoció que es una “historia compleja de dos caras”.

Mack mientras era trasladada (REUTERS/Johannes P. Christo)
Mack mientras era trasladada (REUTERS/Johannes P. Christo)

En el tribunal, Mack dijo en una declaración que “no importa cuál era mi relación con mi madre, no hay excusa ... para tratar de hacerle daño”, según ABC 7 Chicago.

Mientras tanto, los familiares de von Wiese-Mack leyeron declaraciones de impacto que describían el dolor duradero causado por su asesinato.

Bill Wiese, hermano de Wiese-Mack, la describió como “endiabladamente inteligente” y “muy reflexiva”, y dijo que le encantaban la música y los libros, según AP.

Wiese dijo que “si de mí dependiera, Heather pasaría el resto de su vida entre rejas”, según AP. “Estamos aliviados de que el tribunal haya dado hoy a Sheila la justicia que tanto se merece”, declaró a los periodistas tras el juicio.

Schaefer, ex novio de Mack, también fue nombrado en la acusación estadounidense, pero se encuentra en prisión en Indonesia, cumpliendo una condena de 18 años.

(*) The Washington Post

(*) Annabelle Timsit es reportera de noticias de última hora para el centro londinense de The Washington Post. Cubre la actualidad de Estados Unidos y de todo el mundo durante las primeras horas de la mañana en Washington.

Últimas Noticias

Quién es Catherine Wu, el cerebro detrás de las vacunas que podrían curar el cáncer

Los avances en inmunoterapia dirigida, liderados por Wu, buscan revolucionar el tratamiento para melanoma avanzado y otras 200 formas de cáncer, minimizando los efectos colaterales asociados con la quimioterapia y la radioterapia
Quién es Catherine Wu, el cerebro detrás de las vacunas que podrían curar el cáncer

Trump comparó sus causas judiciales con la persecución que tuvo Alexei Navalny en Rusia

El ex mandatario estadounidense dijo que el caso del opositor ruso lo hizo “más consciente de lo que está pasando en EEUU”, sin embargo, evitó relacionar su muerte directamente con Putin
Trump comparó sus causas judiciales con la persecución que tuvo Alexei Navalny en Rusia

Dos hombres fueron acusados de asesinato tras el tiroteo mortal en la celebración del Super Bowl de Kansas City

Dominic Miller y Lyndell Mays enfrentan varios cargos luego de que muriera una persona y otras 22 resultaran heridas durante las celebraciones
Dos hombres fueron acusados de asesinato tras el tiroteo mortal en la celebración del Super Bowl de Kansas City

En medio del ruido político, la pobreza reapareció en el temario como chicana y sin asumir responsabilidades

La difusión de un nuevo relevamiento generó lecturas cruzadas. CFK buscó despegarse y apuntó a Macri y Milei. El Presidente habló de la “herencia de la casta”. El problema de fondo es que se mantiene la tendencia de deterioro social y se afirma la pobreza estructural
En medio del ruido político, la pobreza reapareció en el temario como chicana y sin asumir responsabilidades

“Los órganos no van al cielo”: la campaña de la mamá de un nene que necesita un riñón para seguir viviendo

Tomi tiene dos años y espera un donante desde abril del año pasado. Soledad, la madre, apela a la concientización sobre la importancia de este tipo de intervención. “En Argentina, hay casi 200 niños en lista de espera”, dice y no pierde las esperanzas de que su hijo se salve
“Los órganos no van al cielo”: la campaña de la mamá de un nene que necesita un riñón para seguir viviendo
MÁS NOTICIAS