Están en aumento en el metaverso los informes de acoso y agresiones sexuales

Investigaciones recientes muestran que el acoso en realidades digitales puede tener efectos similares a los ataques en la vida real

Compartir
Compartir articulo
Nina Jane Patel, una investigadora de 45 años especializada en Realidad Virtual, denunció que fue virtualmente acosada por tres avatares masculinos en el metaverso (Imagen ilustrativa Infobae)
Nina Jane Patel, una investigadora de 45 años especializada en Realidad Virtual, denunció que fue virtualmente acosada por tres avatares masculinos en el metaverso (Imagen ilustrativa Infobae)

Aunque el ataque tuvo lugar en la realidad virtual, Nina Jane Patel se sorprendió al sentir que su corazón real se aceleraba en su pecho. Tres figuras masculinas rodeaban a su avatar en Horizon Venues, un programa virtual de eventos en directo creado por Meta. Tocaron los pechos de su avatar y presionaron rítmicamente sus torsos contra ella, diciéndole que lo deseaba. Un cuarto hizo fotos del incidente en la aplicación.

“Mi cuerpo físico respondía”, dijo Patel, de 45 años, investigadora de realidad virtual y consultora del Proyecto Abuso Cero, al describir el ataque de 2021. “Me sentí muy incómoda. Entró en acción el modo lucha o huida”. Meta declinó hacer comentarios sobre el incidente.

Con el auge de los programas de realidad virtual, también aumentan las denuncias de ataques, acoso y agresiones sexuales. Algunos activistas sostienen que estos incidentes deben tratarse como actos graves, incluso delictivos y las autoridades están empezando a prestar atención.

La violencia y el acoso en los entornos de realidad virtual representan un fenómeno emergente  (Meta)
La violencia y el acoso en los entornos de realidad virtual representan un fenómeno emergente (Meta)

Esta primavera, gracias a una subvención del Departamento de Justicia de Estados Unidos, el Proyecto Abuso Cero organizará talleres para explicar el metaverso y sus peligros a la policía estatal y local. El mes pasado, el grupo policial internacional Interpol pidió a las fuerzas policiales de todo el mundo que elaboraran protocolos para hacer frente a los delitos cometidos en la RV, incluidas las agresiones sexuales. “Con su creciente uso y el número de participantes”, escribió Interpol en un informe, “es necesario definir lo que constituyen delitos y daños en el metaverso”.

Los nuevos datos científicos sugieren que el acoso en los mundos digitales puede tener un profundo impacto psicológico similar al de los ataques en la vida real. Pero perseguir los delitos virtuales exigiría reescribir drásticamente los precedentes legales. Las leyes que regulan la violación y la agresión sexual exigen pruebas de que se ha producido un incidente físico y aunque las leyes de acoso podrían aplicarse técnicamente, a menudo requieren múltiples delitos y son difíciles de probar.

Algunos instan a la cautela a la hora de declarar estos delitos reales, a pesar de los daños genuinos. “La gente se mata todo el tiempo en los videojuegos, pero no los llamamos asesinos”, afirma Aya Gruber, profesora de Derecho de la Universidad del Sur de California, que ha estudiado las leyes sobre violación y ha calificado la cárcel de “herramienta contundente” para abordar el comportamiento en línea.

La Interpol ha instado a las fuerzas policiales internacionales a desarrollar protocolos específicos  (Meta)
La Interpol ha instado a las fuerzas policiales internacionales a desarrollar protocolos específicos (Meta)

Otros afirman que la situación es urgente y exige protocolos inmediatos. Dan Barry, especialista en investigaciones del Proyecto Abuso Cero, creó un perfil de prueba imitando a una niña de 13 años en VRChat, un programa de realidad virtual. Casi de inmediato, el avatar de la niña fue recibido por avatares masculinos, que le hicieron comentarios sexuales y le pidieron chatear en privado. “Esa niña podría ser agredida sexualmente por un adulto”, dijo. “No hay muchos controles en estos espacios”.

Estos retos surgen en un momento en que las grandes empresas tecnológicas están invirtiendo miles de millones de dólares en programas de realidad virtual, con el objetivo de transformarlos en una nueva plataforma informática. El Consejero Delegado de Meta, Mark Zuckerberg, ha afirmado que los dispositivos de realidad virtual y aumentada acabarán sustituyendo a los teléfonos móviles y a algunas comunicaciones en persona. El casco de realidad virtual de Apple, Vision Pro, salió a la venta el viernes 2 de febrero de 2024.

Muchos de los primeros en adoptar la realidad virtual procedían de la industria del videojuego, un sector que ha luchado contra el racismo, el sexismo y el acoso. Estos problemas estallaron en la opinión pública en el fenómeno de 2014 conocido como “gamergate”, cuando los trolls de Internet se organizaron para acosar a las mujeres en los círculos de jugadores.

El Departamento de Justicia de Estados Unidos está financiando talleres para educar a la policía estatal y local sobre el metaverso y sus peligros potenciales (Universidad Siglo 21)
El Departamento de Justicia de Estados Unidos está financiando talleres para educar a la policía estatal y local sobre el metaverso y sus peligros potenciales (Universidad Siglo 21)

Los expertos dicen que estos problemas han migrado a las aplicaciones sociales de RV, donde los usuarios interactúan entre sí en bares virtuales, conciertos y espacios para eventos. Un estudio de 2018 reveló que el 49% de las mujeres que utilizaban la RV con regularidad declararon haber sufrido al menos un caso de acoso sexual.

Para las personas que usan VR el acoso “es una preocupación creciente”, dijo el profesor de la Universidad de Clemson Guo Freeman, autor de un próximo estudio sobre el acoso en el metaverso. “Algunas personas nos dijeron que iban a dejarlo” a causa del abuso.

Los expertos afirman que la naturaleza inmersiva de la realidad virtual puede hacer que los ataques en línea parezcan reales. Los investigadores utilizan la expresión “personificación” para describir la íntima conexión que sienten las personas con su avatar digital. Los auriculares de Apple y Meta, con audio avanzado y “seguimiento ocular”, potencian esta sensación, haciendo que las experiencias virtuales parezcan reales.

La mayoría de las legislaciones actuales exigen la ocurrencia de un acto físico para perseguir crímenes como la violación y el acoso sexual  (Royal Commission for AlUla/REUTERS)
La mayoría de las legislaciones actuales exigen la ocurrencia de un acto físico para perseguir crímenes como la violación y el acoso sexual (Royal Commission for AlUla/REUTERS)

“Este tipo de experiencia inmersiva y encarnada hace que el comportamiento de acoso parezca tan realista como en el mundo físico”, afirma Freeman. “Es como si atacaran mi cuerpo offline, porque parece muy real. Es como si alguien me estuviera tocando”.

Patel dijo que, aunque lógicamente sabe que su ataque le ocurrió a un avatar digital, oír las voces de sus agresores al oído le hizo sentir como si le estuviera ocurriendo a su cuerpo.

Aunque las víctimas puedan sufrir profundos impactos emocionales, es poco probable que las fuerzas del orden y los tribunales interpreten estas experiencias de forma similar. Según John Bandler, abogado especializado en ciberseguridad y ex ayudante del fiscal del distrito de Nueva York, la mayoría de las definiciones legales de violación exigen que se haya producido un acto sexual físico para que los fiscales puedan iniciar una causa.

“No es una violación tal y como se define en el derecho penal”, dijo Bandler sobre los ataques en realidad virtual. “No es un acto en el mundo físico”.

Aunque algunos expertos sugieren que podría ser posible procesar a los agresores por acoso, tales cargos generalmente requieren una serie de ofensas repetidas y son difíciles de probar (Freepik)
Aunque algunos expertos sugieren que podría ser posible procesar a los agresores por acoso, tales cargos generalmente requieren una serie de ofensas repetidas y son difíciles de probar (Freepik)

Los expertos señalan que podría ser posible procesar a los agresores bajo un cargo menor de acoso. Pero esos cargos suelen presentarse cuando el agresor ha cometido múltiples delitos a lo largo del tiempo, dijo Mary Anne Franks, profesora de la Facultad de Derecho George en Washington.

“Para llegar al nivel de delito, el agresor tendría que haber hecho algo repetidamente, es decir, seguir a esa persona hasta su casa o presentarse en el trabajo al día siguiente”, explicó Franks. “Y también en Internet, tendría que haber más de un incidente en el que alguien se haya mostrado agresivo”.

Franks añadió que históricamente las fuerzas del orden no siempre han dado prioridad a los casos de acoso en el mundo físico y podrían ser aún más reacias a dedicar amplios recursos a investigar incidentes virtuales. “Existe desde hace mucho tiempo la idea de que este tipo de agresiones -este tipo de abusos- no son tan reales ni tan graves”, afirmó.

Investigaciones recientes muestran que el acoso en realidades digitales puede tener efectos similares a los ataques en la vida real (Archivo)
Investigaciones recientes muestran que el acoso en realidades digitales puede tener efectos similares a los ataques en la vida real (Archivo)

Muchos advierten que se necesita más investigación para comprender el impacto del comportamiento delictivo o poco ético en la RV antes de que se criminalice.

Poco después de su ataque, Patel escribió sobre su experiencia en Medium y fue bombardeada con correos electrónicos en los que le decían que era “estúpida” y “ridícula” por calificar su experiencia de agresión. “No tenía ninguna intención de ser la mujer agredida sexualmente en el metaverso”, dijo. “Lo que pretendo es compartir mi historia, esta historia, la historia de muchas, para dar la voz de alarma”.

(c) 2024 , The Washington Post