Olas de hasta ocho metros azotaron California y se esperan más en las próximas horas

El Servicio Meteorológico lo calificó como “un evento excepcional de inundaciones costeras y fuertes olas que no ha ocurrido en muchos años”

Compartir
Compartir articulo
Grandes olas golpean California.

Olas de hasta ocho metros continúan azotando la costa oeste después de que un aluvión dañino inundó playas tan al sur como Los Ángeles el jueves y dejó troncos esparcidos por carreteras tan al norte como el sur de Oregon.

Poderosos ciclones sobre el Pacífico Norte se combinan con mareas más altas de lo normal para crear olas e inundaciones peligrosas.

El Servicio Meteorológico Nacional lo calificó como “un evento excepcional de inundaciones costeras y fuertes olas que no ha ocurrido en muchos años”, en una discusión sobre pronósticos el viernes.

Las condiciones mejoraron un poco el viernes, y el Servicio Meteorológico redujo las advertencias de oleaje alto a una advertencia de oleaje menor para gran parte de la costa de California.

Aun así, las autoridades emitieron advertencias de oleaje alto e inundaciones costeras hasta las 2 pm del sábado para el norte de California desde la costa de North Bay hasta la costa de Big Sur, donde todavía es posible romper con olas de 30 a 40 pies (nueve a 12 metros).

“Los impactos sólo disminuirán ligeramente antes de que llegue un fuerte frente de olas adicional desde el noroeste, lo que reforzará las condiciones extremadamente peligrosas en las playas nuevamente el sábado”, escribió el Servicio Meteorológico de Los Ángeles.

Los servicios de emergencia ya han tenido que rescatar a varias personas del océano en el sur de California, según Ariel Cohen, meteorólogo a cargo de la oficina del Servicio Meteorológico de Los Ángeles.

“Estamos lidiando con condiciones potencialmente mortales en las playas, por lo que realmente alentamos a todos a mantenerse alejados del agua y estar preparados para las inundaciones costeras”, dijo Cohen.

Muchas personas se vieron sorprendidas por la magnitud de las olas
Muchas personas se vieron sorprendidas por la magnitud de las olas

Alerta en toda la costa de California

Las advertencias de oleaje alto para olas de 15 a 20 pies y hasta 25 pies están vigentes hasta el sábado para las playas de los condados de Los Ángeles, Ventura, Santa Bárbara y San Luis Obispo. También se pronostican olas de hasta 15 pies para los condados de San Diego y Orange durante el fin de semana.

Una advertencia de inundación costera está vigente para las playas de los condados de Ventura, Santa Bárbara y San Luis Obispo hasta las 10 p. m. del sábado, mientras que los condados de San Diego y Orange están bajo un aviso de inundación costera, y se esperan inundaciones menos graves, hasta las 2 a. m. del lunes.

El cambio climático también podría estar contribuyendo a la elevación de los mares. El científico climático de UCLA, Daniel Swain, señaló el jueves en X, antes Twitter, que el aumento del nivel del mar es un factor de fondo en las inundaciones observadas en partes de California el jueves. La mayor altura de la superficie del mar en estos momentos, posiblemente debido al fuerte fenómeno de El Niño, también puede ser una causa parcial, afirmó.

“Muchos de estos lugares tienen arroyos y arroyos más pequeños que desembocan en el océano”, dijo Dalton Behringer, meteorólogo de la Oficina del Área de la Bahía del Servicio Meteorológico Nacional. “Pero no pueden drenar tan rápido como lo harían normalmente si no tuviéramos ese avance costero”.

El sistema de tormentas sobre el Pacífico Norte enviará un fuerte frente frío a California que traerá lluvias, tormentas eléctricas y nieve en las montañas a la mitad norte del estado el viernes.

Algunas de las zonas más afectadas se encuentran en comunidades costeras que aún se están recuperando de las recientes inundaciones
Algunas de las zonas más afectadas se encuentran en comunidades costeras que aún se están recuperando de las recientes inundaciones

Una advertencia para futuras inundaciones

Algunas de las zonas más afectadas se encuentran en comunidades costeras que aún se están recuperando de las recientes inundaciones.

Al sur de Santa Cruz, Capitola resultó gravemente dañada por un ciclón bomba en enero que destruyó el muelle de la ciudad y cerró algunos negocios durante meses. Las olas volvieron a sacudir los negocios costeros el jueves.

“Nuestro mensaje a esas comunidades vulnerables es que hay que empezar a planificar la respuesta y los cambios ahora”, dijo Donne Brownsey, ex presidenta de la Comisión Costera de California.

Los eventos con olas dañinas pueden volverse más comunes en el futuro. Se espera que el nivel del mar en California aumente casi 2 pies para 2050, según la Comisión Costera. Esto seguramente exacerbará futuras inundaciones y marejadas ciclónicas. La altura promedio de las olas cerca de San Francisco ha aumentado desde la década de 1930, aparentemente debido al cambio climático, según un artículo de agosto de un investigador de la Universidad de California en San Diego.

Las ciudades costeras están empezando a adaptarse a las condiciones cambiantes construyendo costosos diques, dragando arena para reponer playas que están desapareciendo y, en algunos casos, pagando a propietarios vulnerables para que se reubiquen.

“Creo que todo el mundo sabe que tienes un conjunto de opciones no muy buenas”, dijo Brownsey. “Uno elige la mejor de las malas opciones, pero si puede planificarla, obtendrá muchas más herramientas para abordarla”.

(c) 2023, The Washington Post