Por qué el clima extremo encarece el azúcar en todo el mundo

Las condiciones climáticas adversas potenciadas por El Niño han mermado la cosecha, teniendo como consecuencia un alza en los precios

Compartir
Compartir articulo
Ante la menor producción en India y Tailandia, el costo del endulzante sube (REUTERS/Emmanuel Foudrot)
Ante la menor producción en India y Tailandia, el costo del endulzante sube (REUTERS/Emmanuel Foudrot)

Los precios del azúcar suben en todo el mundo a medida que el año se acerca a su fin. Una inusual sequía en India y Tailandia, los dos mayores exportadores de azúcar del mundo por detrás de Brasil, ha debilitado la cosecha de esta temporada.

El Niño, un patrón climático natural caracterizado por aguas oceánicas anormalmente cálidas en el Pacífico tropical, está provocando un efecto dominó en todo el mundo, alimentando condiciones meteorológicas extremas en distintas zonas. El tiempo anormalmente seco en algunas partes de Asia ha pasado factura a la producción azucarera.

En los dos últimos meses, los precios mundiales del insumo han alcanzado sus valores comerciales más altos en 12 años, superando los 28 céntimos por libra, según datos del Fondo Monetario Internacional.

Se prevé que los precios al por menor del azúcar y los dulces aumenten un 8,9% en 2023 y un 5,6% en 2024, según datos del Departamento de Agricultura de Estados Unidos. Los aumentos de precios previstos están muy por encima de las medias históricas, pero son inferiores al aumento del 10,4% de los precios a partir de 2022.

El azúcar es el último ejemplo de cómo El Niño y el cambio climático provocado por el hombre han intensificado las condiciones meteorológicas extremas, que luego afectan a los bienes que la gente compra en los mercados: el café y el aceite de oliva también se han visto afectados por la prolongada sequía en todo el mundo este año.

¿En qué partes del mundo se ven más afectados los precios del azúcar?

India exporta azúcar en bruto -como azúcar moreno- y refinado a Bangladesh, Irán, Pakistán, Irak, Arabia Saudita, Indonesia, Malasia, Somalia, Sudán, el África subsahariana y otros países de su entorno.

Para los habitantes de las naciones en desarrollo, especialmente los que dependen del azúcar para aumentar su ingesta calórica diaria, los efectos de los altos precios mundiales del ingrediente son devastadores, según Joseph Glauber, investigador principal del Instituto Internacional de Investigación sobre Políticas Alimentarias.

“Para los países más pobres, como el África subsahariana, es una fuente calórica importante. Sus tasas de consumo son bastante bajas, pero unos precios elevados pueden repercutir realmente en la nutrición o, al menos, en las calorías de esos países”, explicó Glauber. Muchos de estos países se enfrentan al hambre y elevadas tasas de desnutrición.

¿Se verán afectados los consumidores estadounidenses de azúcar?

Los efectos de la subida de precios no se dejarán sentir en todas partes. Los compradores estadounidenses no se verán afectados por los altos precios mundiales del azúcar porque los precios nacionales ya son muy superiores a los mundiales. Estados Unidos recibe importaciones de azúcar en función de cuotas anuales y compromisos adquiridos a través de la Organización Mundial del Comercio, explicó Glauder. El país regula la cantidad de azúcar que se importa cada año.

“Eso significa que los precios del azúcar estadounidense son altos. Aunque hemos visto este gran aumento de los precios mundiales del azúcar, siguen estando por debajo de lo que pagan los consumidores estadounidenses”, dijo Glauder.

La caída en la oferta y la reducción en las exportaciones provenientes de Asia central inciden en la economía global (Andrey Rudakov/Bloomberg)
La caída en la oferta y la reducción en las exportaciones provenientes de Asia central inciden en la economía global (Andrey Rudakov/Bloomberg)

¿Cuál es el impacto de El Niño?

El Niño debilitó la estación de los monzones y provocó sequía en algunas zonas del sur y el sudeste asiático, lo que hizo que los principales países productores de azúcar produjeran menos. La caída de los precios se debe a una menor oferta de azúcar y al descenso de las exportaciones en la India.

Las precipitaciones fueron inferiores a lo normal durante la estación monzónica, de junio a septiembre. En junio, el país registró un déficit de lluvias del 60% en todo el territorio. En el conjunto de la estación, el país recibió alrededor de un 6% menos de precipitaciones que la media, según datos de la agencia meteorológica del país, el Departamento Meteorológico de la India del Ministerio de Ciencias de la Tierra del Gobierno de la India.

Según Jon Davis, meteorólogo jefe de Everstream Analytics, la intensidad de El Niño aumentó en agosto y septiembre, por lo que las lluvias monzónicas se retiraron antes de tiempo. Las condiciones extremadamente secas se apoderaron de Maharashtra, uno de los mayores productores de azúcar de la India.

“En esa zona específica, la sequía reducirá los rendimientos y, por tanto, la producción, y para el país en su conjunto, lo que sin duda tendrá ramificaciones económicas”, dijo Davis.

Se prevé que la producción india de azúcar descienda a 33,7 millones de toneladas métricas en 2023-2024, un 8% menos que en años anteriores, según la Asociación India de Fabricantes de Azúcar (ISMA). Se calcula que India produjo 36.6 millones de toneladas durante la temporada 2022-2023.

Tailandia también experimentó este año un déficit global del 5% en el promedio de precipitaciones, según el Departamento Meteorológico tailandés.

La producción de caña de azúcar de Tailandia se vio gravemente afectada por la sequía durante un periodo clave de crecimiento, lo que provocó que la producción se viera afectada en un 15%en comparación con el año pasado, según el Departamento de Agricultura de Estados Unidos. La producción de azúcar cayó de 11 millones de toneladas métricas en 2022-2023 a 9,4 millones de toneladas métricas.

Se registró un aumento en los precios del azúcar del 8.9% para 2023 y se estima otro incremento del 5.6% para 2024, por encima de las medias históricas (REUTERS/Arko Datta)
Se registró un aumento en los precios del azúcar del 8.9% para 2023 y se estima otro incremento del 5.6% para 2024, por encima de las medias históricas (REUTERS/Arko Datta)

¿Cuánto durará el impacto?

La escasez de producción en todo el mundo en los últimos años también ha contribuido a la subida de los precios. Brasil, el mayor exportador mundial de azúcar, tuvo problemas de producción el año pasado. Según Glauder, los atascos en los puertos han paralizado las exportaciones del país este año, en el que se ha producido un repunte de la producción de azúcar. Pero el suministro global de azúcar se ha reducido este año.

Glauder cree que la mejora del rendimiento de la cosecha brasileña puede ayudar al suministro mundial de azúcar en los próximos meses, pero las repercusiones de un prolongado fenómeno de El Niño podrían provocar más problemas en el futuro. Sin embargo, las primeras previsiones apuntan a un repunte de la producción en Tailandia e India la próxima primavera.

“Creo que el gran problema será la duración de El Niño y la rapidez con que volvamos a un mundo neutral”, afirmó Glauder.

El Niño de este año es muy potente, pero no el peor que ha visto el mundo, dijo Davis. Las ramificaciones de El Niño, y la ventana del pico, continuarán durante los próximos cinco meses. Y luego se disipará. El ritmo de disipación dará una pista sobre las repercusiones del fenómeno para el próximo verano.

“Si El Niño persiste, es posible que haya más problemas en la zona desde el punto de vista de la sequedad, que ha sido el problema este año, pero si se disipa rápidamente, el verano que viene podría ser un poco más normal”, dijo Davis.

(*) The Washington Post

(*) Amudalat Ajasa cubre las noticias sobre el clima extremo para The Washington Post y escribe sobre cómo el clima extremo y el cambio climático están afectando a las comunidades en Estados Unidos y en el extranjero.