Se sentó en la terraza de un bar en Madrid para tomar un café pero la reacción del mozo lo desconcertó

El hombre recurrió a la plataforma X para descargar su malestar por la situación que vivió en la capital española

Compartir
Compartir articulo
El mozo le explicó que solo se servían copas o alcohol en la terraza a esa hora (Imagen ilustrativa- Getty)
El mozo le explicó que solo se servían copas o alcohol en la terraza a esa hora (Imagen ilustrativa- Getty)

En Madrid, la reciente experiencia de Daniel Fuentes, un doctor en Economía y profesor en la Universidad de Alcalá, al serle negado un café en la terraza de un bar del centro de la ciudad, desató una oleada de reacciones en las redes sociales. Fuentes, buscando disfrutar de un café al aire libre, fue informado por el personal del establecimiento que solo se servían copas o alcohol en la terraza a esa hora del día, aproximadamente a las 12:50, a pesar de que las mesas estaban vacías. Este suceso no solo sorprendió al académico sino que planteó interrogantes sobre la evolución de las costumbres madrileñas, llevándolo a cuestionar, “Defina en qué se ha convertido Madrid”.

Este incidente resonó fuertemente entre los usuarios de las redes, acumulando más de 244 mil reproducciones en pocas horas, además de miles de retuits y cientos de comentarios. Las opiniones se polarizan entre quienes consideran este hecho como un caso aislado, no representativo de la ciudad, y quienes lo ven como indicativo de un cambio más profundo en la cultura local. Un usuario señaló: “¿Dónde? Que yo vivo en Madrid y en 40 años tomando cafés nunca me ha pasado nada igual”. Mientras tanto, otro usuario de X (Twitter) añadió: “Tomo café todos los días en terrazas de Madrid. De barrios obreros y de barrios pijos. En mi vida me han negado un café. Hacer de la anécdota una generalidad es un error garrafal”.

Por otro lado, hay quienes interpretan este tipo de situaciones como reflejo de una pérdida del sentido de comunidad y la transformación de la ciudad en un “parque temático” orientado al turismo y el lucro, desconectado de la vida de sus habitantes. Un comentarista expresó su descontento: “En un negocio que nada tiene que ver con los habitantes de la ciudad. Atraco a mano armada, para que obtenga máximo beneficio no sabemos quién, a costa de la vida ciudadana”.

infobae

Además, algunos testimonios sugieren que la decisión de no servir café en la terraza puede no ser un evento aislado, aumentando la percepción de un servicio al cliente cada vez más restrictivo en ciertos locales.

“La semana pasada me tomé dos cafés a la una de la tarde al lado de los juzgados de Rosario Pino. Pero qué me estás contando, Daniel”, lo increpó otro usuario.