Un fin de semana largo puede ser una oportunidad para conocer los rincones de Purmamarca
Un fin de semana largo puede ser una oportunidad para conocer los rincones de Purmamarca

El próximo fin de semana se celebra un nuevo aniversario de la independencia, que estará acompañado de un fin de semana largo de cuatro días. La ocasión es ideal para realizar una escapada a lugares como Tucumán, Córdoba y Jujuy.

El feriado del 9 de Julio y San Miguel de Tucumán es la primera asociación que uno podría hacer. Y como ciudad llena de historia que es, uno de los principales circuitos de Tucumán permite hundirse en las raíces de la Independencia y conocer los edificios y lugares emblemáticos: la Plaza principal, iglesias, museos, galerías de arte y la Casa de Tucumán. Cada 9 de Julio, los festejos por el Día de la Independencia llegan a su máxima expresión, el sentido patrio está a flor de piel y los aires coloniales de la zona se fusionan con los sabores típicos y la historia.

Casa Histórica de la Independiencia, San Miguel de Tucumán
Casa Histórica de la Independiencia, San Miguel de Tucumán

Casas de artesanías y dulces regionales ofrecen sus productos. A pocas cuadras de allí, se encuentra la Iglesia De la Merced, donde se puede ver a la Virgen con el bastón de mando que le entregó Juan Manuel Belgrano como ofrenda para ganar la batalla de Tucumán. Además, el templo luce murales alusivos a la batalla y la primera bandera argentina.

También se puede dar un paseo por una reproducción de la casa en la que se alojó Belgrano, caminar por el pintoresco centro cívico y visitar el polo gastronómico para descubrir las tradicionales y exquisitas empanadas tucumanas.

El Regimiento de Granaderos a Caballo es el encargado de custodiar la Casa de Tucumán
El Regimiento de Granaderos a Caballo es el encargado de custodiar la Casa de Tucumán

Cerca de San Miguel de Tucumán se pueden encontrar lugarcitos paradisíacos para adentrarse de a poco en la naturaleza de las yungas: Yerba Buena, las lomas y quebradas de Villa Nougués, los cerros, la vista panorámica única de la ciudad desde San Javier o el dique El Cadillal.

A aproximadamente dos horas de la capital se encuentra Tafí del Valle, una opción ideal para los que quieren alejarse un poco de la ciudad. En el camino se pueden observar las deslumbrantes yungas tucumanas, que dan paso a la villa turística. Todo teñido de verde y naturaleza. En esta época es posible contar con alguna nevada que le aporte más magia al paisaje. En la zona se ofrecen todo tipo de excursiones: trekking, cabalgatas para llegar a lugares completamente desconectados y visitar la ruta del tejido, donde los artesanos dan forma a sus creaciones con técnicas ancestrales.

Un recorrido por los coloridos pueblos de Jujuy

Quien dice que no es posible renovar el espíritu completamente en pocos días es porque no viajó a Jujuy. Otro plan ideal para disfrutar el fin de semana largo es una visita a Purmamarca, Tilcara, Maimará y Humahuaca.

Los colores de las quebradas jujeñas atraen miles de viajeros al año
Los colores de las quebradas jujeñas atraen miles de viajeros al año

Purmamarca con el Cerro de los Siete Colores como "patio", permite disfrutar de la gastronomía local, visitar el taller de Ernestina Alejo – una artesana oriunda de San Francisco de Alfarcito que vende aquí los tejidos de su pueblo- y toda la naturaleza que rodea al entorno.

Se ofrecen paseos como trekking con llamas, excursiones al cerro y las clásicas Salinas Grandes, que ahora son una de las Siete Maravillas Naturales Argentinas, un lugar perfecto para conseguir fotos únicas. Más allá de las Salinas, se encuentra San Francisco de Alfarcito, un pequeño lugar lleno de encanto donde la vida es comunitaria y los paisajes increíbles.

Las Salinas Grandes son el lugar perfecto para lograr fotos únicas
Las Salinas Grandes son el lugar perfecto para lograr fotos únicas

El paseo puede continuar con Tilcara, imperdible la visita guiada por el Pucará y por Maimará en busca de lo mejor de su gastronomía regional y sus de bodegas cada vez más reconocidas. A tan sólo 40 minutos se llega a Humahuaca, corazón de la Quebrada, que es Patrimonio de la Humanidad declarado por la Unesco.

De vuelta en San Salvador de Jujuy, es una oportunidad ideal para seguir disfrutando de la gastronomía local. La Casona de Alejo es uno de esos lugarcitos perfectos para degustar platos increíbles con fuerza y raíces norteñas y, de paso, admirar unas coplas de la mano de Marcela, una de las propietarias.

Córdoba gourmet

Las palabras "buena cocina" y la provincia de Córdoba se llevan muy bien. Y si se trata de buena cocina, todo conduce a al Valle de Calamuchita, puntualmente las localidades de Villa General Belgrano, Santa Rosa de Calamuchita, Villa Alpina, Villa Berna y La Cumbrecita. Su gastronomía de herencia centroeuropea genera el ambiente perfecto para esta temporada: los clásicos platos bien de invierno como el goulash con spaetzle, la salchicha con chucrut y los guisados de carne abrigan mientras se disfruta de la vista a las sierras. Además, están las clásicas picadas con fiambres ahumados, las conservas y la infaltable cerveza artesanal.

Villa General Belgrano se caracteriza por su tradición en cervezas artesanales
Villa General Belgrano se caracteriza por su tradición en cervezas artesanales

Ideal para las tardes de frío, otro buen motivo para visitar estos destinos es la excelencia en su pastelería y repostería artesanal. Del 7 de julio al 1 de agosto es la Fiesta del Chocolate Alpino en Villa General Belgrano, una oportunidad perfecta para disfrutar de un exquisito chocolate caliente en invierno.

Para seguir en plan gourmet, Córdoba también sorprende con un interesante circuito para probar vinos de elaboración local y platos con un toque de las sierras. Posicionada como una nueva región de enoturismo con propuestas de calidad, algunas de sus bodegas reciben a los viajeros amantes del mundo del vino. El norte de la provincia, Traslasierra y el Valle de Calamuchita son tres puntos destacados para visitar.

Córdoba comienza a posicionarse como una zona ideal para el enoturismo
Córdoba comienza a posicionarse como una zona ideal para el enoturismo

Una amplia variedad de uvas, añejadas en roble, cuyas copas evocan hierbas, flores, frutas, tabacos y cueros. Pinot Noir, Merlot, Malbec, Cabernet Sauvignon, Moscatel de Alejandría son algunas de las variantes, además de vinos orgánicos. Este circuito incluye bodegas y productores artesanales, donde es posible hacer alguna degustación, conocer viñedos y museos de la región.