Cuenta con más de 5 millones de reproducciones y su popularidad en Facebook, demuestra es amor de estos dos amigos caninos inseparables (iStock)
Cuenta con más de 5 millones de reproducciones y su popularidad en Facebook, demuestra es amor de estos dos amigos caninos inseparables (iStock)

Estos dos perros amigos son sin lugar a dudas el ejemplo que las mascotas no solo son incondicionales con los humanos, también su gran corazón les permite vincularse con otros de su misma especie o del reino animal en general.

En la filmación se puede ver como un incondicional amigo se queda al lado de su compañero de calle hasta que llega un hombre a auxiliarlo. Producto de un accidente automovilístico que lo dejó inmovilizado al costado de la ruta, contó siempre con la ayuda de su compañero que, no solo no se movió de su lado, sino que también advirtió sobre lo que ocurría.

La reacción tanto del lesionado como de su compañero es realmente emocionante. El rescatista no es atacado por ninguno, simplemente recibió agradecimientos por parte de ambos.

Este vídeo publicado por N & D Colombia ya cuenta con más de 5 millones de reproducciones y su popularidad en Facebook no para de crecer.

Su compañero de ruta no se mueve de su lado hasta que llega su rescatista para auxiliarlo
Su compañero de ruta no se mueve de su lado hasta que llega su rescatista para auxiliarlo

La ciencia, en estos últimos años, dedicó muchas de sus investigaciones a las mascotas. Greory Bern, neurocientífico de la Universidad de Emory, en Atlanta, es el líder de The Dog Project y uno de los primeros en realizar estudios de alta complejidad mediante resonancia magnética con perros para determinar si son capaces de sentir como los humanos.

(iStock)
(iStock)

"El desarrollo de la imagen funcional canino sin restricciones despierto por resonancia magnética, resulta en datos concretos en relación a la función cerebral durante la recepción pasiva de estímulos e incluso durante la toma de decisiones activa. Tales datos ya han demostrado ser útiles para ligarse regiones del cerebro con determinadas funciones cognitivas, iluminando procesos socio emocionales caninos, y conexión a tierra observaciones de comportamiento de la variabilidad fenotípica en un sustrato neural", destacó Bern en su estudio.

El eje central de su investigación fue ligada al olfato canino – medio de vinculación y reconocimiento social que tiene esta especie – el especialista expuso a mascotas con diferentes olores de familiares como también de desconocidos. Los resultados fueron contundentes, el núcleo caudado se activaba con el aroma de aquellas personas conocidas. Cuando se habla de "núcleo caudado" se refiere al centro de recompensa del cerebro del perro, y se asocia en los humanos, con la experiencia de amor romántico.

LEA MÁS: