Issy-les-Moulineaux (Enviada especial). Al recorrer las calles de esta comuna de las afueras de París, nada hace pensar que se está en un referente mundial de ciudad inteligente.

Es un lugar tranquilo, limpio, lleno de espacios verdes y con niños jugando en las calles. Pero detrás de esa superficie bucólica, Issy-les-Moulineaux edificó un esqueleto, mezcla de tecnología y diseño urbanístico, que es el que sostiene y da forma a toda esa armonía que se percibe como natural.

Issy-les-Moulineaux, llevó adelante un proyecto transformador de más de 20 años de ejecución
Issy-les-Moulineaux, llevó adelante un proyecto transformador de más de 20 años de ejecución

Dicen que la tecnología está bien puesta cuando no se nota ni se ve. Las cosas funcionan perfectamente pero uno no sabe muy bien por qué. En Issy-les-Moulineaux, "la magia" proviene además de un proyecto de más de 20 años de ejecución, con el que se apostó a transformarse en lo que es hoy.

"Éramos el típico suburbio decadente en el que nadie quería vivir. La comunidad era pobre y no podía existir, sostenerse y crecer en las condiciones en las que estaba. Era necesario diseñar una estrategia si se quería poder llegar un día a convertirla en un lugar atractivo y dinámico", contó, en diálogo con Infobae, Éric Legale, Director General de Comunicación e Innovación de Issy Media.

Hoy en día es un lugar atractivo y dinámico para vivir
Hoy en día es un lugar atractivo y dinámico para vivir

"Si bien lo digital estaba en una etapa muy incipiente – y no teníamos el diario del lunes para saber que iba a crecer de esta manera -; apostamos al desarrollo digital porque intuíamos que podía ser la oportunidad que estábamos buscando para sacar del pozo a nuestra comunidad", agregó. Y así fue.

Hoy, varias comunas europeas buscan imitarla, pero "Issy" aún juega con la ventaja de los años invertidos en la transformación y con la madurez de haber pensado, elaborado y sostenido un proyecto estratégico a 2 décadas. Los resultados están a la vista.

LEA MÁS:

Polo Hi Tech

La historia de Issy-les-Moulineaux se remonta 2000 años atrás. El ingreso a la comuna se realiza por el fuerte (Fort D´Issy) que en el siglo XIV protegía a los monjes benedictinos de Saint-Germain-des-Prés de los ataques invasores. Las construcciones medievales conviven ahora con un moderno polo tecnológico, diseñado con estrictas normas de sustentabilidad.

El ambiente vibrante e innovador del que logró imbuirse la volvió muy atractiva a los ojos de las tecnológicas, cadenas de televisión y grandes compañías. A su parque hi tech se mudaron empresas como Microsoft, Huawei, Cisco, L´Orange, Total, LG, Ericsson, Indigo y La Poste.

El polo hi tech de Issy-les-Moulineaux, ultra moderno y sustentable
El polo hi tech de Issy-les-Moulineaux, ultra moderno y sustentable

¿Beneficios impositivos? "Absolutamente, no", responde Legale. "Aquí los únicos que tienen pocos impuestos son los residentes (los más bajos de Francia). Pero las empresas pagan como en todos lados y, además, se les exige una serie de normas de sustentabilidad que deben cumplir sus edificios y la instalación de paneles solares para autogenerar la energía que requieren para funcionar. El excedente es inyectado a la red para consumo hogareño". 

La vida en la comuna

"Vivir en Issy-les-Moulineaux es como estar en un pequeño pueblo, pero que es mejor que París", sostiene una ciudadana. La vida es tranquila y un idilio para las familias. Es que, entre sus soluciones tech, hay una gran variedad de servicios pensados para los padres: desde seguimiento on line de la actividad escolar, hasta plataformas de comunicación con los hijos y supervisión de las salidas a espacios públicos.

Todas las casas se encuentran equipadas con tecnología de domótica que permiten regular cómodamente las tareas hogares y reducir los consumos al máximos.  

LEA MÁS:

Entre las peculiaridades de esta comuna vale destacar una cultura particular que va de la mano del respeto por la privacidad individual, propia de la mayoría de los franceses. En ese sentido, Issy-les-Moulineaux, a pesar de ser una de las dos ciudades más inteligentes del país (junto a Lyon), tomó como política no instalar ni una sola cámara en la vía pública.

La domótica está presente en casi todos los hogares
La domótica está presente en casi todos los hogares

"No queremos cámaras aquí, consideramos que es una invasión a la intimidad de la gente" explica Legale, "la experiencia en otras ciudades indica que solo sirven para tomar medidas reactivas (una vez que las cosas ya sucedieron) y no para controlar o disuadir al crimen. En nuestra comunidad hemos decidido usar ese dinero para programas de contención, educación e inserción social, y vemos que eso es lo que da resultado."

Y añade, para sorpresa de todos: "Además, tampoco ponemos multas. Apostamos al compromiso y madurez de nuestra gente por el respeto de las normas y obtenemos una muy buena respuesta."

Laboratorio de nuevas soluciones y Eco ciudad

Issy-les-Moulineaux se ve así mismo como un gran centro de experimentación que está siempre abierto a las propuestas de innovación, que les llegan desde todo los rincones del planeta.

Los habitantes de esta comunidad fueron uno de los primeros usuarios mundiales de Internet
Los habitantes de esta comunidad fueron uno de los primeros usuarios mundiales de Internet

Por ejemplo, en sus calles se prueba una nueva solución de movilidad (que es el problema que más preocupa a los franceses). Se trata de un sistema que también se está testeado en Bruselas, Barcelona y Birmingham, y que integra a todos los medios de transportes, estacionamientos, servicios, puntos de interés, etc. en una sola plataforma: el ECIM (European Cloud Marketplace for Intelligent Mobility) y Open Transport Net. Estas soluciones permiten ahorrar tiempo y combustible, al tiempo que logran una experiencia de viaje sea agradable y  decisiones más informadas.

Otras de las grandes apuestas de Issy-les-Moulineaux fue intentar hacerse lo más sustentable posible. De esta manera, cuenta con grandes paneles solares que brindan la energía que se consume durante el día y es la comuna con mayor cantidad de espacios verdes, privados y públicos.

ECIM, prueba piloto de una nueva solución para movilidad urbana, el problema que más preocupa a los franceses
ECIM, prueba piloto de una nueva solución para movilidad urbana, el problema que más preocupa a los franceses

También es muy interesante su sistema de recolección de residuos: no hay tránsito de camiones dentro de la ciudad, sino puntos a los que las personas deben llevar la basura (ya separada) y arrojarla en pequeños containers en forma de buzón. Estos comunican con un pozo subterráneo en el que se acumulan los residuos y, una vez por semana, los camiones van a un sitio a las afueras de la ciudad y "chupan" la basura con grandes mangueras para luego ser incinerada. El calor que emite la combustión es aprovechado para calefaccionar los hogares y aclimatar la piscina municipal.

LEA MÁS:

Inteligente, pero para todo

Issy-les-Moulineaux cuenta con un cableado total de fibra óptica. El 90% de los ciudadanos tiene conexión a Internet y la compra de un teléfono inteligente de última generación es algo a lo que todos pueden acceder. Es decir, no existe el problema de la brecha tecnológica que vemos en nuestra región y que hace que, muchas veces, las soluciones de tecnología no estén disponibles para todos.

Pero además, los habitantes de esta comunidad fueron unos de los primeros usuarios mundiales de Internet, por lo que la actividad digital es, desde hace años, parte esencial de sus vidas.

Issy-les-Moulineaux se ve así mismo como un gran centro de experimentación que está siempre abierto a las propuestas de innovación
Issy-les-Moulineaux se ve así mismo como un gran centro de experimentación que está siempre abierto a las propuestas de innovación

Todo lo que hace a trámites y servicios municipales se realizan por la web. También está on line toda la información de transparencia en la gestión pública con Open Data y gobierno abierto.

Pero no todo fue, ni es, tan fácil como parece. "No todo es poner Internet", advierte Legale. "Integrar a la gente en el proyecto es esencial. Por lo general, las personas tienen una cierta resistencia a adoptar la tecnología. Hay que hacer toda una tarea de educación y seguimiento para enseñarles cómo utilizarla y qué beneficios pueden obtener. Contamos, desde el inicio, con un equipo de sociólogos, psicólogos y educadores que asesoraron sobre cómo sumar a los residentes a esto, sobre todo a los más añosos", agrega.

Y luego sentencia: "Antes que nada, esta comunidad solo es inteligente si lo es para todos sus habitantes."

LEA MÁS: