El aumento de la basura electrónica generada por los teléfonos celulares agudiza el problema ambiental del país

En la Argentina hay 62 millones de teléfonos celulares activos. Una vez desechados esos equipos formarán parte de las 50 millones de toneladas de residuos electrónicos que se generan por año en el mundo. Según especialistas en nuestro país falta una política global de gestión de estos residuos peligrosos

Según el Instituto de Estadísticas y Censos, la Argentina tiene 62 millones de líneas de telefonía móvil, lo que indica que existe casi un celular y medio por cada habitante.

Se estima que en los últimos cinco años cada una de esas líneas en promedio cambió dos veces de equipo. ¿Qué pasa con todo esto cuando ya no se utilizan? Se suma a los 50 millones de toneladas de residuos electrónicos que se generan anualmente en todo el mundo.

En esa montaña de aparatos descartados se encuentran más de 700 elementos tales como plásticos, metales, plomo, cadmio y litio, que suelen ser nocivos para la salud. Estos elementos además, suelen ser extraídos de la naturaleza mediante métodos muy contaminantes del medio ambiente como la megaminería a cielo abierto.

Nocivos para la salud: entre los desechos de los celulares hay plásticos, metales, plomo, cadmio y litio
Nocivos para la salud: entre los desechos de los celulares hay plásticos, metales, plomo, cadmio y litio
Los restos de teléfonos móviles y computadores generan 50 millones de toneladas de residuos electrónicos al año en todo el mundo

Los principales residuos electrónicos que se generan son los teléfonos móviles y las computadoras. Se calcula que desde 2007, se han producido en todo el mundo más de siete mil millones de smartphones. Luego de los equipos de telefonía, la lista de Residuos de Aparatos Eléctricos y Electrónicos (RAEE) continúa con los grandes y pequeños electrodomésticos, aparatos de alumbrado, herramientas eléctricas o electrónicas, aparatos médicos, instrumentos de vigilancia y control y aparatos electrónicos de bajo consumo.

Más del 90% de los componentes de estos equipos de telefonía son reciclables y sus baterías son un elemento muy contaminante que debe recibir un tratamiento especial. En nuestro país existen iniciativas de recolección, almacenamiento y reciclaje de equipos en desuso que recuperan las materias primas. Pero a pesar de que esto favorecería la menor extracción de metales del suelo del planeta solo un cinco por ciento se recicla.

Las baterías de los celulares son un elemento muy contaminante que debe recibir un tratamiento especial de reciclaje
Las baterías de los celulares son un elemento muy contaminante que debe recibir un tratamiento especial de reciclaje

El problema se ha convertido en uno de los mayores conflictos ambientales en todo el mundo: hacia el año 2030 en el planeta se generarán más de mil millones de toneladas. El inconveniente más grande es que la mayor parte de estos residuos no se están reciclando a través de métodos eficaces y seguros.

Se estima que un 80 por ciento de los residuos electrónicos acaban en un gran basural a cielo abierto, lo que conlleva un impacto ambiental de dimensiones increíbles: tan solo una batería de celular puede contaminar 600 mil litros de agua. Si se multiplica cada millón de celulares descartados (con sus baterías) por la cantidad de agua que se podría estar contaminando, la cifra es escalofriante.

La batería de un celular puede contaminar 600 mil litros de agua
La batería de un celular puede contaminar 600 mil litros de agua
Hacia el año 2030 en el planeta se generarán más de mil millones de toneladas de basura electrónica. Se estima que un 80% de ese material termina en basurales a cielo abierto

El problema de los RAEE es de tal magnitud que Naciones Unidas, en su documento "Objetivo de Desarrollo Sostenible" ya subrayó la necesidad de "garantizar modalidades de consumo y producción sostenibles" y hace un apartado especial para este tipo de residuos.

La ONU insta a todos los Estados del mundo a lograr una gestión ecológicamente racional de los desechos químicos y electrónicos de modo que sea posible disminuir la liberación de tóxicos a la atmósfera, el agua y el suelo y minimizar así sus efectos negativos sobre la salud y el medio ambiente.

SEGUÍ LEYENDO:

Últimas Noticias

Para la UIA la actividad industrial cayó 1,8% en agosto y advierte por la “incertidumbre económica”

La entidad fabril espera terminar el año con su primera mejora en la actividad en tres años, pero asegura que el estancamiento del consumo y la situación internacional podría afectar la producción en la última parte del año

El encuentro de Zulemita con la pastorcita del milagro de Fátima: “Tocó la foto de mi hermano y dijo ‘pobrecito, lo mataron’”

La visita sucedió el 17 de octubre de 1998 en Portugal, en el marco de una gira presidencial de Carlos Menem. La hermana Lucía, que no tenía contacto con el mundo exterior, le hizo esa revelación sobre Carlitos Jr. muerto tres años antes. El conmovedor recuerdo de la hija del ex presidente: “Me dio mucha paz”

El rol de Wanda Nara en la carrera de Mauro Icardi: los millones que le hizo ganar y los cortocircuitos que provocó

La esposa del futbolista se convirtió en su representante a finales de 2015, un par de años después de su unión matrimonial. La polémica en Italia que generó su traspaso al PSG y lo que podría suceder con su futuro

La verdad sobre la mentira mapuche

La mirada del vicepresidente del Instituto de Estudios Históricos Julio Argentino Roca sobre los últimos acontecimientos y los atentados incendiarios en la Patagonia

La dictadura de Myanmar arrestó a al menos 110 presos políticos que habían sido recientemente liberados

La Asociación para la Asistencia de Presos Políticos del país indica que según los datos que ha logrado recabar muchos de los excarcelados volvieron a ser detenidos por las autoridades apenas al llegar a sus hogares y fueron acusados por nuevos cargos
MAS NOTICIAS