¿Podés descifrar las tres mejores ilusiones ópticas de 2017?

Se trata de un concurso liderado por la Universidad de Nueva York, en el cual se premiaron dos versiones de un efecto clásico y a unos animales que corren alegremente. ¿Sos capaz de descubrirlo?
Las ilusiones ópticas pueden crear tantas realidades como confusiones

No solo son un entretenimiento ni un pasatiempo divertido. Las ilusiones ópticas, al igual que los tests o los acertijos son objeto de estudio para muchos neurocientíficos y psicólogos del mundo, que buscan a través de estos resultados conclusiones que solo son posibles encontrar mediante el raciocinio del ser humano.

Aquí se pone en relieve cómo el cerebro percibe la realidad. El Laboratorio de Neurociencia Integrativa en la Universidad del Estado de Nueva York organiza cada año un concurso que premia las mejores ilusiones visuales. En 2005 lo hicieron por primera vez. Lo llamaron The Illusion Of The Year Contest. Y aunque la idea original solo contemplaba una edición del concurso, la cantidad de participantes hizo que se siguiera celebrando desde entonces.

En esta oportunidad, las tres ilusiones que han ganado en la edición de 2017, tras la votación online que permitía escoger entre las 10 propuestas finalistas seleccionadas por un jurado de expertos.

1. Forma y movimiento

Your browser doesn’t support HTML5 video

Los conejos que corren solo se ven cuando hay movimiento. Cuando el movimiento se detiene, no hay manera de contemplarlos. Tampoco a la persona que baila. Parece raro, pero se explica bien en el video.

Susana Martínez Conde, directora del laboratorio, explicó que "lo que muestra esta ilusión es que los circuitos del cerebro del movimiento y de la forma interactúan los unos con los otros para ayudarnos a crear nuestra interpretación de los objetos que tenemos alrededor". Esta ilusión es obra de los ingenieros Hedva Spitzer, Dana Tearosh y Niv Weisman, de la Universidad de Tel Aviv (Israel).

2. La pared de cafetería de Victoria Skye

Your browser doesn’t support HTML5 video

En esta ilusión, las franjas son paralelas. No lo parece por la disposición de los cuadros, que dificulta que se vea bien la línea que separa las filas y que hace que cada uno de estos cuadros parezca más ancho en uno de los extremos.

La ilusión se conoce desde 1898, pero la popularizó en los años 70 Richard Gregory, neurólogo de la Universidad de Bristol, que le puso el nombre al verla en la pared de una cafetería de la ciudad.

Victoria Skye, maga y artista de Atlanta (Estados Unidos), es la autora de esta ilusión: "Las líneas y colores se difuminan, por lo que no se pueden distinguir los detalles, los ángulos, el contraste de colores y las variaciones, y la ilusión desaparece por arte de magia".

3. Müller-Lyer dinámica

Your browser doesn’t support HTML5 video

Se trata de una versión de otra ilusión óptica clásica, descubierta por F. C. Muller-Lyer en 1889. El segmento que tiene las puntas de flecha hacia fuera parece más largo que el que tiene las puntas hacia dentro, a pesar de que ambos miden lo mismo. De esta forma, la atención se ve atraída por el área que está entre las puntas de flecha, causando esta impresión de cambio de longitud.

La ilusión se mantiene aun sabiendo lo que de verdad ocurre e incluso en movimiento, como se ve en el video de la ilusión creada por el artista visual italiano Gianni A. Sarcone.

LEA MÁS:

Últimas noticias

Mas Noticias