Rodrigo Lussich y Adrián Pallares: “Se nos pide un límite a los periodistas de espectáculos, pero no a los periodistas políticos”

En esta charla con Teleshow, los conductores y amigos festejan el éxito de su nuevo programa, repasan los escándalos de la farándula y cuentan qué opinan de cada uno de sus referentes

Guardar

Nuevo

Rodrigo Lussich y Adrián Pallares, Socios del espectáculo y la vida

Desde que se conocieron hace más de 15 años, Adrián Pallares y Rodrigo Lussich sabían que iban a conducir juntos un programa de televisión que se iba a llamar Socios. No sabían cuándo, ni dónde, ni bajo qué circunstancias, pero lo repetían con la convicción de quienes persiguen las utopías dispuestos a cumplirlas. Y después de mucho remar, una figura que repetirán con orgullo durante la charla con Teleshow, de encuentros y desencuentros en la profesión, hoy conducen Socios del espectáculo en las mañanas de El Trece, un desafío que asumieron dejando atrás la zona de confort de Intrusos y ocupando el lugar caliente que había dejado Ángel de Brito con LAM.

El camino recorrido en conjunto y por separado les dio la base necesaria para aceptarlo. A aquel primer contacto como panelistas de Viviana Canosa le siguió una propuesta informal de trabajo. Rodrigo tenía una columna en el programa de Chiche Gelblung en Radio Mitre y lo contrató a Adrián, pagándole de su bolsillo. “Para que me pase data”, aclara Lussich con honestidad. “Él es un generador, es más productor que yo”, agrega. Y de alguna manera sentaban las bases de una relación profesional, basada en la amistad y regada con los estilos bien definidos y reconocibles que mostrarán durante la entrevista.

“Siempre supimos que en algún momento íbamos a conducir juntos, pero nunca pensamos que fuera Intrusos”, admite Rodrigo. Ambos quedaron al frente del ciclo de América cuando Jorge Rial dejó la conducción luego de 20 años. Y una temporada después, recibieron un llamado que les hizo temblar el piso. Que los invitó a tirarse a la pileta. Y que los encuentra surfeando la ola de la mejor manera.

—¿Cómo tomaron la decisión de dejar una marca tan fuerte como Intrusos para afrontar este nuevo desafío?

Lussich: —No fue fácil porque estábamos empezando una gestión muy exitosa de arranque y teníamos tela para cortar, no sentía que hubiera un techo. La realidad es que se dieron una serie de circunstancias en la grilla televisiva, quedó un lugar vacante en El Trece y nos vinieron a buscar enseguida. Entre que se supo que terminaba el programa de Ángel a que nos llamaron pasaron menos de 24 horas.

—Y hoy, felices.

Pallares: —Sí. Igual él cuenta la parte de los canales, pero la negociación más importante fue entre él y yo.

—¿Por qué?

Pallares: —Tuvimos que negociar entre nosotros, porque la premisa fue que, salga como salga, ninguno le iba a reclamar al otro esta decisión.

—Siempre supieron que la decisión iba a ser juntos. En un lado o en el otro, pero juntos.

Lussich: —Sí, no había chances de que fuera de otra manera. La sociedad no se rompía sobre todo en este momento que estamos empezando.

Pallares: —Lo que se decidió, se decidió. Se muere acá y nos mordemos la lengua si alguno se equivocó.

Lussich: —Yo llegué a escribirle una lista de los pros y los contras de la decisión, tanto si nos quedábamos como si nos íbamos. O sea, de verdad lo analizamos mucho.

"El famoso se ama tanto que es muy difícil que ame a otra persona” (Adrián Pallares)

—¿Cuál fue el detonante de ese listado de pros y contras?

Lussich: —Le pedimos un consejo a una persona importante del medio.

Pallares: —Hoy venía pensando que quería nombrarlo.

Lussich: —¿No se enojará?

Pallares: —¡Cómo se va a enojar! Porque en todo esto hay un momento en que no sabés con quién hablar.

—¿Con quién hablaron?

Pallares: —Con una de las tres personas que más sabe de televisión en este país. Sino la que más.

Lussich:Gustavo Yankelevich, con quien tenemos una linda relación, de ir a comer, de charlar.

—Y él les dijo “salten”.

Pallares: —Sí, nos escuchó y a mí me retó un poco.

—¿Eras el más miedoso?

Pallares: —Yo en algunas cosas tengo muy sangre de pato, en especial para el trabajo. El 30 de noviembre festejamos al aire nuestro cumpleaños, vinieron nuestras madres, hicimos un programa divino. Entregamos con cuatro y pico de rating. Y el 13 de diciembre nos estábamos juntando con Pablo Codevilla en nuestra primera reunión para ir a El Trece. Ni siquiera sé si era miedo, era la duda de por qué había que cruzar la calle con los ojos cerrados si estábamos bien.

Lussich: —Coincidíamos. Y Gustavo nos lo hizo ver: que había un salto artístico, no porque no tengamos las condiciones en América, porque trabajábamos increíblemente bien, pero es pasar a uno de los dos canales líderes, a un horario muy fuerte. Son cosas que uno merece poder experimentar.

Durante la entrevista en el estudio de Infobae, una redacción que supieron transitar, Adrián y Rodrigo se sienten como en casa. Y se enganchan cuando se los invita a jugar con la excusa de conocer algunas perlitas en sus años en la profesión. “Baje un dedo el que” es la consigna para que nos enteremos quiénes los fueron a buscar para trompearlos o si inventaron alguna noticia para llenar horas de aire, que quedo registrado en un desopilante video de confesiones. La charla continúa con algunos de los temas del momento en la farándula, como la pelea entre Analía Franchín y Nancy Pazos en Flor de equipo, su nueva competencia en Telefe. “Me pareció forzadísima”, arriesga Rodrigo, y justifica: “Creo que había habido un sacudón con nuestro debut y había que generar un lindo quilombo y son reglas de juego de la tele. No los estoy condenando ni cuestionando”.

"Bajá un dedo si...", Lussich y Pallares confiesas algunos de sus secretos

—¿Diego Maradona y toda la situación que están viviendo los herederos?

Pallares: —Yo tengo ese lado romántico: a mí me gustó ver esa foto de los hermanos, ver a Claudia con Verónica. Se tiene que hacer justicia por Diego, saber cómo fueron esas últimas semanas. Y todos los que están en esa foto tienen absolutamente claro que amaban a Diego.

Lussich: —Yo creo que no los une el amor ni el espanto, los une el odio. Odian tanto a Morla que fueron capaces de hacer esa foto, si no, no hubiera existido nunca.

—”Los periodistas del espectáculo nos odiamos todos”, dijo Ángel de Brito en Infobae con María Laura Santillán. ¿Es así?

Lussich: —No. La palabra odio me parece que le queda muy grande a una situación así. Son conflictos lógicos del medio, internas, chicanas.

Pallares: —Yo no odio a nadie y hay que ver también cómo se dijo. Puede ser que sea un chiste, una broma digamos. Más se deben odiar los periodistas políticos.

—¿Qué les parece Flor de la V en Intrusos?

Lussich: —Está bien. Nosotros habíamos hablado con Adrián cuando nos estábamos yendo y no se sabía quién iba a conducir, y para mí, honestamente, podía ser Florencia.

Pallares: —Ella corre con el problema de ser juez y parte, y estar en los dos lados es muy difícil porque también va a haber mucha envidia de las que no pueden conducir. Compite con eso y compite también con la tercera fundación de Intrusos.

Lussich: —La marca Intrusos es muy fuerte y nunca la subestimaríamos. Ella está bajo esa cobija como lo estuvimos nosotros también. Después, nosotros logramos generar una identidad que no dependía necesariamente de la marca Intrusos. Por eso hoy estamos haciendo el programa que estamos haciendo. Quiero decir, la identidad creo que pasa por nosotros más allá del nombre. Si ella lo consigue, buenísimo.

Durante la entrevista en el estudio de Infobae, una redacción que supieron transitar, Adrián y Rodrigo se sienten como en casa
Durante la entrevista en el estudio de Infobae, una redacción que supieron transitar, Adrián y Rodrigo se sienten como en casa

—Ustedes tienen un sello bastante característico, entre la información y el show.

Lussich: —Nos parece que es por ahí. No creemos necesariamente que el espectáculo tenga que ser solemne o que el rigor periodístico que se le exige a las noticias de actualidad lo necesite este género.

—¿Cuál es el límite sobre lo que están dispuestos a hablar?

Lussich: —Por supuesto que la salud. Pero siempre hago la salvedad que se nos pide a los periodistas de espectáculos por el límite, y no se les preguntan los límites a periodistas políticos, que en pos de la grieta dicen, operan, bajan una línea terrible, generan conciencias a favor y en contra y el odio de mucha gente. Lo nuestro es un juego de niños (risas).

Pallares: —Jugás con quien quiere jugar. Si yo te engancho con alguien y vos no querés, yo no lo digo.

—Y si yo no quiero y te pido bancarme porque mis hijos todavía no saben…

Lussich: —Lo vamos a bancar, por supuesto.

—O sea, no matan por una primicia.

Pallares: —No. Quien está preocupado de la cama ajena tiene un tema en su cama, seguramente. Pero si Wanda un sábado a la tarde dice: “Zorra, te cargaste otra familia”, Wanda quiere jugar. Y si la aludida (La China Suárez) se sienta a hablar con Alejandro Fantino es porque también quiere jugar. Entonces el gran escándalo de los últimos cinco años de la farándula nos lo contaron los protagonistas, no fue una investigación de un periodista o una buchoneada.

—¿Wanda es la más viva de todas?

Lussich: —Yo no compro esa. A mí me parece un personaje muy poco interesante. No me parece ni viva ni copada.

—Da la sensación de que los famosos tienen una capacidad de recuperación al amor y al desamor muy rápida.

Lussich: —Muy rápida, sí. Por eso creo que ni aman tanto ni se ponen tan mal cuando se separan. Porque si no, no hay manera de no hacer duelos. Además, tienen una necesidad todo el tiempo de generar, entonces un nuevo romance tapa la relación anterior.

Pallares: —Para mí el famoso se ama tanto que es muy difícil que alguna vez ame a otra persona.

—Por ejemplo, la China Suárez y Benjamín Vicuña presentaron nuevas parejas.

Pallares: —Sí, pero ninguno de nosotros tres creemos que esas dos parejas vayan a tener futuro. Ni la de la China con el chico de las motos ni la de Benjamín con la chica rubia.

Lussich: —Aparte Vicuña tiene esa cosa conservadurista que es de tener a la mujer al lado. Después las cagan fuerte, pero el tipo necesita tener una mina al lado rápido. Es un muchacho que se ve que no sabe estar solo.

Ping Pong de preguntas y respuestas: Pallares y Lussich se animan a todo

—Para ir terminando, les propongo otro juego. Yo les doy algunos nombres y ustedes me dan su devolución. Arranquemos por Susana.

Lussich: —La gran diva argentina.

Pallares: —La quiero.

—Mirtha.

Pallares: —Leyenda.

Lussich: —Para mí la diva argentina es Susana, pero la estrella más importante es Mirtha.

—Tinelli.

Pallares: —El mejor conductor de la historia de la tele.

Lussich: —Un referente. Todos queremos parecernos a Tinelli conduciendo, pero no sé si el mejor de la historia, yo con Adri tengo muchas diferencias.

—¿Quién es para vos el mejor conductor?

Lussich: Nicolás Repetto.

—Ángel de Brito.

Lussich: —Un colega.

Pallares: —Nos conocemos hace 25 años, así que es alguien que forma parte de mi historia en esto.

—Jey Mammon

Lussich: —Talentoso. Un amigo.

Pallares: —Sí, con Jey siempre hablamos que vamos por situaciones paralelas. Hace muchos años que trabajamos y que se nos están dando las cosas casi como al mismo tiempo.

—Luciana Salazar.

Lussich: —Ay, yo la amo. Es una celebrity, y tenemos que tener celebrities.

Pallares: —Sí, divina.

—Pampita.

Lussich: —He aprendido a quererla.

Pallares: —Yo no. La conozco poco. Pero tengo mucha empatía por toda su historia. Me pasa lo mismo con Benjamín.

Lussich: —Yo celebro su cambio post Vicuña. Creo que es otra Pampita, tomó las riendas de su vida, del manejo de su carrera, de mojarse los pies con barro si es necesario, pero a su modo, siendo Pampita. Brillante.

—Pallares.

Lussich: —El mejor amigo.

—Lussich.

Pallares: —Mi mejor amigo.

SEGUIR LEYENDO:

Guardar

Nuevo