Descemer Bueno es el cubano del que todos están hablando. Se internacionalizó con las canciones Bailando y Súbeme la radio -nominada como Mejor Canción Pop en los Billboard Latinos 2018– junto a Enrique Iglesias. Su trayectoria musical es larga y llena de reconocimientos.

A los 47 años, el cantante, compositor y productor ha diversificado su música para lograr que llegue a más personas. Es maestro concertista, guitarrista clásico y hoy es uno de los artistas cubanos con mayor proyección mundial. Nominado por primera vez a los premios Grammy en 2005, compuso para la película Habana Blues, que ganó en 2006 el Premio Goya a la Mejor Banda Sonora, y dio clases de música en la Universidad de Stanford. Ha colaborado con Luciano Pereyra, Jorge Villamizar, la española Rosario Flores y hasta al mítico Isaac Delgado. Nos fuimos lejos es su nueva apuesta musical junto a Enrique Iglesias y El Micha.

—No es lo mismo hacer hip hop, jazz, pop. ¿Para ti hay alguna diferencia cuando te enfrentas a géneros tan distintos?
—Muchísima diferencia. Hay géneros que empecé con ellos hace muchísimos años y ahora estoy totalmente concentrado en la música latina, la música urbana.

—¿Cómo conociste a Enrique?
—Nos conocimos en el año 2005 y de allí para acá ha llovido… Pero han llovido cosas lindas.

—¿Cómo es que un músico de conservatorio termina haciendo música urbana?
—Porque gracias a mi madre, Mercedes, que no solo me puso mi nombre al revés por sílabas, sino que me llevó también a que estudiara música en un conservatorio, y hasta que no me gradué, no paró. Como yo venía del pueblo, también tenía esa cosa popular de las canciones que sonaban constantemente en la radio, y yo creo que eso es lo que verdaderamente me ha hecho enfocarme en la música urbana y la música latina.

—¿Te gustó ir al conservatorio desde el principio o hubo resistencias?
—Niño al fin… Tenía que pasar horas y horas estudiando guitarra y yo prefería pasar el tiempo jugando con los otros niños, pero mira, hoy se ve la diferencia y le estoy muy agradecido. Creo que eso es lo que voy a hacer yo con mis hijos también.

—¿Cómo es un buen amor?
—Un buen amor es un amor que se enfoca en la sinceridad, en el respeto, en el apoyo, y en tener un futuro verdaderamente sano y bonito.

—Dijiste que para este proyecto rescataste letras que habías escrito hace más de diez años. ¿Por qué dijiste "ahora esta canción sí va"?
—Creer en las canciones es algo muy importante. Uno nunca se debe rendir y siempre debe apoyarlas hasta el final, defender las letras y el mensaje que se envía. Para mí las canciones son grandes cuando impactan en una familia, en los niños, en los padres y en los abuelos. Yo creo que eso pasó con Bailando y esa es mi meta, llegar a la familia.

Descemer Bueno y Maluma
Descemer Bueno y Maluma

—¿Cómo ha cambiado Cuba? ¿Cómo la ves cuando vuelves? (Desde hace 17 años vive en Estados Unidos)
—Cuba es un país que cambia mucho porque la gente es muy linda y no deja de creer en el amor, no deja de creer en el futuro, no deja de creer y de perseguir sueños; la gente tiene un hambre muy grande de triunfar en la vida. Tienen tantos obstáculos que vencerlos ha sido el reto del cubano día a día.

—¿Cómo se está moviendo la música en Cuba?
—La música urbana es la que más está conectada con la población y la que más está saliendo de Cuba internacionalmente. Yo creo que va a suceder con más frecuencia en la medida que se integre el lenguaje internacional a las canciones.

—¿Cuál fue el principal obstáculo que tuviste en Cuba?
—Los obstáculos que tenemos son tal vez los estudios, o el acceso a internet que hace que por ejemplo los fans de Cuba en lugar de ir a Youtube a darle visitas a la canción, bajen la canción con otras herramientas. De esta manera no tienen la oportunidad de apoyarnos como pueden apoyar otros fans a sus artistas.

—Las colaboraciones con Enrique Iglesias han sido un éxito, ¿con qué otro artista te gustaría colaborar ahora?
—Me encantaría colaborar con Camila Cabello, con Maluma, me encanta Maluma porque escoge muy bien sus canciones. Con muchos más como Bebe. Yo soy un fiel seguidor de los trabajadores, de la gente que no para.

 

Por Nathalia Restrepo

 

SEGUÍ LEYENDO