— ¿Qué preferís que piensen de vos, que sos un gran profesional o un gran tipo?
Primero un gran tipo. Gran profesional te vas haciendo con el tiempo, porque uno va aprendiendo constantemente y siempre hay cosas que se pueden mejorar. No siempre estás en el mejor de tus días. Nos sucede, inclusive en las relaciones personales o como ente.

"Soy una persona a la que le gusta probar, es parte de lo que soy, ir buscando", explica y no descarta en algún momento probarse en la conducción de un noticiero. Lo que sí asegura que es imposible es que participe en el Bailando: "Luchi, mi mujer, y la gran mayoría de la gente que me conoce me dicen que bailo muy bien sentado (risas). Tengo un muy buen movimiento del tronco superior cuando estoy sentado, cuando me paro olvidate. Hay una cosa muy importante que es conocer los límites personales, más allá que uno puede y que uno quiera experimentar".

Luchi, mi mujer, y la gran mayoría de la gente que me conoce me dicen que bailo muy bien sentado

— Te vimos en la apertura, te reís de vos mismo, de la dificultad para pronunciar la R, no tenés problema con nada.
— Me parece que es muy importante mostrarse como uno es todo el tiempo. Ni cuando trabajaba como modelo durante muchísimos años indicaba que era de una determinada manera o que tenía que seguir ciertos patrones o que me tenía que dedicar a ciertas cosas porque me desarrollaba dentro de una disciplina ni ahora que trabajo en televisión y que soy conductor de Pasapalabra, Resto del mundo, tengo que ser de una determinada manera. Yo soy así, inclusive con… Y es algo que me ha servido. Imaginate, para hablar francés me sirve. Oscar Wilde siempre decía que a veces las mayores fortalezas en un determinado momento se transforman en debilidades y muchas debilidades en algún momento se trasforman en las mayores fortalezas de uno. Me parece que uno tiene que aprender a congraciarse con lo que uno es, físicamente y especialmente estar contento y utilizar y descubrir esas armas que nos ha dado la vida para un montón de cosas, para llevarlas de una buena manera.

Imaginate, para hablar francés me sirve

— Es una marca personal ya, entiendo que si no hubieras pedido que no se llamara "El rosco" en el programa.
— Bueno imaginate (risas) Muchas veces este tipo de cosas pasan, por la hiperquinesia, que tiene que ver con la velocidad con la cual uno se mueve o piensa y eso también se transforma en ciertos gestos o maneras de hablar.

— ¿Te llevás bien con vos mismo?
— Sí, soy muy objetivo, crítico muchas veces, es lógico. Pero sí, sabiendo que siempre puedo mejorar, puedo corregir ciertas cosas o ir madurando y seguir aprendiendo cosas. En esta corta pero larga vida al mismo tiempo hay tantas cosas maravillosas que yo llamo mis pequeños satélites al organismo que son muy importantes.

Agradecimiento: Producción de vestuario Paula Balmayor.