Cómo probar videojuegos antes de comprarlos: sigue estos cinco consejos

Una de las mejores alternativas es aprovechar las suscripciones que dan acceso a un catálogo grande de juegos

Compartir
Compartir articulo
Las demos y las suscripciones son una forma de acceder a los videojuegos sin tener que comprarlos. (Imagen ilustrativa Infobae)
Las demos y las suscripciones son una forma de acceder a los videojuegos sin tener que comprarlos. (Imagen ilustrativa Infobae)

Comprar un videojuego puede tener un alto costo para muchos usuarios, por lo que siempre es mejor estar seguros antes de hacer una inversión, y aunque no existe una forma directa de probar un juego durante unas horas para luego poder comprarlo, hay otros métodos de los que nos podemos valer para tener una mirada más clara.

Algunas de estas opciones pueden necesitar de un pago, pero es un porcentaje más pequeño que el precio total del juego, como el caso de las suscripciones y otras alternativas requerirán de estar pendientes de eventos o ir a lugares concretos.

Demos digitales y versiones de prueba

Una de las formas más tradicionales de probar un videojuego antes de comprarlo es a través de las demos digitales. Estas versiones reducidas de títulos próximos a lanzarse ofrecen a los jugadores un vistazo del juego de forma gratuita. Los desarrolladores suelen lanzar secciones para que los fans experimenten la jugabilidad y decidan si el título completo justifica la inversión.

Las demos y las suscripciones son una forma de acceder a los videojuegos sin tener que comprarlos. (PlayStation)
Las demos y las suscripciones son una forma de acceder a los videojuegos sin tener que comprarlos. (PlayStation)

El gran problema de las demos es que ya no son tan comunes como antes, aunque algunas se pueden encontrar en las tiendas en línea de diversas plataformas, como PlayStation, Steam, Xbox y Nintendo Switch.

Sin embargo, es importante tener en cuenta que estas son versiones previas al lanzamiento y pueden tener errores, además de no permitir guardar el progreso para el juego completo.

Por otro lado, Nintendo y Xbox han puesto a disposición de los usuarios algunas jornadas con juegos en versiones de prueba. Ambas empresas habilitan un par de días para que los jugadores accedan y conozcan los títulos en profundidad, por lo que solo hay que estar informándose constantemente de qué juegos están disponibles.

Suscripciones

Otra alternativa popular es suscribirse a servicios de juego como Xbox Game Pass o PlayStation Plus. Estas plataformas ofrecen acceso a una biblioteca rotativa de juegos por una tarifa mensual, lo que permite a los jugadores probar una amplia variedad de títulos sin la necesidad de comprarlos individualmente.

Con Game Pass, por ejemplo, los usuarios pueden jugar títulos seleccionados durante un tiempo limitado, lo que les brinda la oportunidad de explorar diferentes géneros y descubrir nuevos favoritos antes de comprometerse con una compra. Además, estas suscripciones suelen ofrecer descuentos en la compra de juegos completos, lo que puede resultar en ahorros significativos a largo plazo.

Además de los servicios de las consolas, algunas marcas como Ubisoft e EA tienen suscripciones propias que también dan acceso a un catálogo para conocer mejor los juegos. Incluso esta es una opción mucho más conveniente que pagar el precio general del juego, porque con el servicio podremos disfrutarlo en su totalidad.

Las demos y las suscripciones son una forma de acceder a los videojuegos sin tener que comprarlos. (Ubisoft)
Las demos y las suscripciones son una forma de acceder a los videojuegos sin tener que comprarlos. (Ubisoft)

Reembolso de Steam

Para los jugadores de PC, Steam ofrece una política que permite a los usuarios solicitar un reembolso completo si no están satisfechos con un juego. Si hemos jugado menos de dos horas y solicitamos el reembolso dentro de las dos semanas posteriores a la compra, Steam procesará la solicitud sin hacer preguntas.

Esta política de reembolso no solo brinda tranquilidad a los compradores, sino que también les permite experimentar el juego por sí mismos antes de comprometerse financieramente. Con la posibilidad de obtener un reembolso sin complicaciones, los jugadores pueden explorar nuevos títulos con confianza y sin riesgos.

Juegos prestados

Aunque cada vez más juegos se venden en formato digital, el préstamo de discos físicos aún es una opción viable para probar juegos antes de comprarlos. Con la posibilidad de pedir prestado un juego de un amigo, los usuarios pueden experimentar el título por sí mismos antes de tomar una decisión de compra.

Las demos y las suscripciones son una forma de acceder a los videojuegos sin tener que comprarlos. (PlayStation)
Las demos y las suscripciones son una forma de acceder a los videojuegos sin tener que comprarlos. (PlayStation)

Eventos promocionales o pruebas en tiendas

Para los entusiastas más dedicados, asistir a eventos promocionales y convenciones de juegos puede ser una forma emocionante de probar nuevos títulos antes de su lanzamiento. Aunque asistir a convenciones puede ser costoso, para algunos jugadores, la oportunidad de probar hace que valga la pena la inversión.

También es posible aprovechar las demostraciones gratuitas que ponen algunas tiendas o supermercados a disposición de los compradores. Aunque no será un espacio cómodo, puede ser una forma de tener una primera mirada de la experiencia.