Recapturaron a uno de los detenidos que se fugó de la comisaría de San Telmo: se escondía en la casa de su ex novia

Alfredo Damián Martínez Florentín fue parte del grupo que logró escapar de la Alcaldía de Quinquies. Lo atraparon en el barrio Zabaleta de Barracas. Continúa la búsqueda de otros seis prófugos

Compartir
Compartir articulo
El operativo para recapturar a presos que se fugaron de una comisaría en San Telmo

Alfredo Damián Martínez Florentín, uno de los nueve detenidos que se fugaron el domingo pasado de la Alcaldía de Quinquies, en San Telmo, fue hallado por la Policía de la Ciudad en la casa de su ex novia, ubicada en el barrio Zabaleta de Barracas, indicaron fuentes del caso a Infobae.

La noche del sábado, efectivos de la Policía Barrial (UPB) se trasladaron a una vivienda de la zona, tras un llamado al 911 que daba cuenta de la presencia del prófugo en ese sitio. Al llegar, se entrevistaron con una mujer que dijo ser la pareja del hombre buscado. Las fuentes aclararon que se trata de su ex. Según relataron, los agentes la notaron nerviosa y le solicitaron ingresar a la propiedad, en ese momento, lo encontraron.

De esta manera, Martínez Florentín se convirtió en el tercer recapturado. Estaba detenido con prisión preventiva, a disposición del Tribunal Oral en lo Criminal y Correccional N° 17, por el delito de robo y ahora se le sumará prisión preventiva por evasión, robo, lesiones graves y amenazas con armas, las mismas figuras por los que ya fueron procesados los reos que intentaron huir y no lograron salir del edificio de sus inmediaciones.

Alfredo Damián Martínez Florentín, el tercer recapturado de la fuga de la comisaría de San Telmo
Alfredo Damián Martínez Florentín, el tercer recapturado de la fuga de la comisaría de San Telmo

La lista está encabezada por Adrián Roche, quien lideró la trifulca que permitió la fuga y fue recapturado en la calle por efectivos de la fuerza de seguridad, al igual que Iván Coronel, quien intentó esconderse en un contenedor de basura, pero sin éxito: los agentes lo descubrieron y volvieron a ponerle las esposas.

Jorge Ayala (robo); Claudio Noguera (robo), Pablo Yeri (lesiones y homicidio), Alberto Bardelli (robo); Paul Ortiz (robo); Héctor Fernández (robo) completan la nómina. Ninguno de ellos llegaron salir del calabozo. Los ocho ya fueron reubicados.

En tanto, diferentes brigadas de la fuerza de seguridad porteña continúan en la búsqueda de los detenidos Federico Claudio Manetti (tentativa de robo); Tobías Sebastián Frete Ortiz (con prisión preventiva por el delito de robo); Juan Carlos Benítez (con prisión preventiva por el delito de hurto); Jonathan S. (con prisión preventiva a disposición de un juzgado de Menores); Oscar Javier Valencia García (con prisión preventiva por robo) y Diego Hernán Vilches Romero (averiguación de ilícito).

Los agentes, a la vez, tratar de dar con Gabriel Ángel Ramos (robo) y Miguel Eduardo Escobar (con captura por un robo de jurisdicción bonaerense), quienes se fugaron de la comisaría 3A, en Balvanera.

Cómo se gestó la fuga de la comisaría de San Telmo

Según pudo saber Infobae, el cerebro del escape fue Adrián Roberto Roche (37). Fuentes que investigan el hecho confiaron a este medio que el delincuente tenía previsto huir apoyándose en sus cómplices, que lo estaban esperando en la esquina de Tacuarí al 700, a media cuadra de la comisaría.

En ese contexto, Roche solicitó ir al baño y, en el camino, comenzó a forcejear con uno de los tres policías. Al ver que el agente devenido en guardia quedó herido, y que los otros dos eran minoría, el resto de los reclusos —quince en total— se amotinaron, lograron salir de la celda y escaparon del lugar.

De inmediato, se activó una alerta, tras la cual se desplegó un fuerte operativo para recapturarlos. También se notificó al Centro de Monitoreo, con el objetivo de que busque en las zonas aledañas. Como resultado: primero recapturaron a seis y, más tarde, a otros dos.

Adrián Roberto Roche, el detenido que inició la fuga
Adrián Roberto Roche, el detenido que inició la fuga

Tras la fuga, el jefe de Gobierno porteño, Jorge Macri, reiteró hoy que “en las comisarías porteñas hay más gente detenida de la que debería haber” y advirtió: “Necesitamos que se vayan al Servicio Penitenciario Federal”.

“Hay que entender que el 94% de los detenidos son de la justicia nacional o federal. No son competencia de la Ciudad de Buenos Aires. Muchos de ellos tienen pena firme. Están condenados”, afirmó en declaraciones a radio Continental.

La Ciudad tiene 70 comisarías y 34 alcaidías, de las cuales 13 son anexos. Allí, con base en cifras oficiales, hay alojados 2005 presos, entre condenados, procesados y recientemente aprehendidos; cuando el sistema tiene capacidad para 1041 plazas.