“Estamos desesperados”: sigue la búsqueda de los dos jóvenes que cayeron al río durante la tormenta en Rosario

Además de la Prefectura, familiares y amigos encabezan un rastreo con sus propias embarcaciones y la asistencia de algunos pescadores. Piden ayuda a quienes conozcan la zona

Compartir
Compartir articulo
Aaron Maciel y Valentín Carreras, los dos jóvenes desaparecidos
Aaron Maciel y Valentín Carreras, los dos jóvenes desaparecidos

A casi 48 horas de la desaparición de Aaron Maciel (20) y Valentín Carreras (20), los dos jóvenes que cayeron al río Paraná desde una lancha durante una tormenta en Rosario, efectivos de la Prefectura Naval Argentina encabezan el operativo de búsqueda al que también se sumaron familiares y amigos de manera voluntaria: usan sus embarcaciones y tienen la asistencia de algunos pescadores que conocen la zona.

Necesitamos gente que quiera sumarse a la búsqueda y suba a las lanchas”, piden desde las redes sociales. El caso que tiene conmocionada a la comunidad de Villa Gobernador Gálvez sucedió este sábado a la tarde, cuando la embarcación en la que viajaba un grupo de seis jóvenes (dos chicas y cuatro chicos) naufragó debido al mal clima en las aguas del río Paraná, frente a las costas de esa localidad.

“Vino la tormenta y se les dio vuelta la lancha. Una canoa rescató cuatro chicos, y los otros dos chicos, Valentín y Aarón se encuentran desaparecidos. Creemos que están por el lado de Arroyo Seco”, dijo la hermana de uno de los jóvenes a un medio local.

Este lunes, voceros de la Fuerza de Seguridad Marítima explicaron a Infobae que la búsqueda de los dos desaparecidos continúa, aunque solo se está realizando en el río. “Se pusieron a disposición dos motos de agua, un semirrígido (NdR: un gomón con motor fuera de borda) y dos buzos. Las tareas comienzan a primera hora del día y finalizan con la puesta del sol”, detallaron.

Cuatro de los seis ocupantes de la embarcación pudieron ser rescatados
Cuatro de los seis ocupantes de la embarcación pudieron ser rescatados

En comunicación con este medio, una amiga y vecina de los jóvenes, Guillermina Viglione, contó acerca de la búsqueda voluntaria que impulsaron desde el círculo de los chicos y para la cual están solicitando ayuda.

“Conseguimos más de diez lanchas, seis chalecos salvavidas y algunas canoas, y gomones. Lo que necesitamos es dinero para la nafta y personas que conozcan el río para que puedan hacernos de guías. También algún isleño, que domine el territorio, así podemos empezar a recorrer por tierra. Hasta el momento, nos están ayudando los pescadores. No vamos a dejar de buscarlos”, dijo.

De acuerdo con su relato, no era la primera vez que este grupo se adentraba al río en lancha. La embarcación pertenecía a uno de ellos y, por lo general, la usaban para ir a almorzar a la isla y a tomar sol. “Un típico plan de verano”, agregó.

Varios medios locales sostienen que ninguno de los jóvenes sabía nadar. Consultada acerca de esto, Guillermina sostuvo que algunos de los sobrevivientes contaron que, hasta que los rescató una canoa, estuvieron como 40 minutos en el agua. “Estamos desesperados. Yo me crié con Valentín, tenemos la misma edad y fuimos al mismo colegio”, dijo la joven y reforzó el pedido de ayuda, tanto económica como para la búsqueda en el mar.

“El que quiera venir a dar una mano, estamos en la bajada de Maipú. Quien quiera aportar dinero puede hacerlo al CBU 4530000800016252663164, a nombre de Cañete Roxana, tía de Valentín; o al alias dique.cedo.arado.mp, a nombre de Rosa Merlo, tía de Aaron Maciel”, agregó.

Los amigos de Aaron y de Valentín piden ayuda para encontrarlos
Los amigos de Aaron y de Valentín piden ayuda para encontrarlos

Otros casos

En lo que va del verano ya suman tres las tragedias de este tipo en la Costa Argentina. El 21 de enero pasado, Federico Saihueque ingresó al mar en Claromecó con un kayak y desapareció. Once días más tarde, sus restos fueron hallados a 5 millas náuticas de la costa por un grupo de pescadores que navegaba por la zona.

En tanto, el próximo 14 de marzo se cumplirán dos meses desde que Ramón Román (56) y Gabriel Raimann (38) ingresaron al mar desde la bajada náutica de Valeria del Mar. Habían ido a pescar en un kayak con motor. Jamás regresaron. Al principio se concretó el hallazgo de la embarcación en la que viajaban y de un flotador, no hay optimismo al respecto.

Desde Prefectura se comunicaron con las familias de ambos pescadores y les dijeron que no esperan encontrarlos con vida, lo cual provocó un rotundo repudio que decidieron reflejar en un fuerte comunicado.