Cuatro adolescentes de entre 12 y 14 años circulaban en un auto robado, chocaron a un colectivo y los detuvieron

Las detenciones se concretaron en Tres de Febrero. El vehículo había sido robado un rato antes en Morón: su dueño aseguró que lo habían amenazado con armas y que los ladrones eran menores de edad

Compartir
Compartir articulo
La zona de Caseros donde finalizó la intensa persecución que derivó en las detenciones de cuatro adolescentes
La zona de Caseros donde finalizó la intensa persecución que derivó en las detenciones de cuatro adolescentes

Cuatro adolescentes de entre 12 y 14 años que circulaban este jueves en un vehículo robado en la localidad bonaerense de El Palomar, partido de Morón, fueron detenidos luego de una intensa persecución que se extendió hasta las calles de Tres de Febrero y concluyó cuando chocaron el auto en el que escapaban contra un colectivo.

Las detenciones se concretaron esta mañana sobre la calle Villegas y Lisandro de la Torre, en la localidad tresfebrerense de Caseros. Se produjeron luego de que efectivos del Comando de Patrullas detectaran el paso de un Suzuki Fun de color gris que había sido denunciado como robado.

Según adelantaron fuentes del caso a la agencia Télam, el robo del auto se había producido un rato antes en El Palomar, y su dueño aseguró que lo habían amenazado con armas y que los ladrones eran menores de edad. Así, tras visualizarlo por la zona de Caseros, los policías intentaron detener al vehículo que, sin embargo, se dio a la fuga.

De esta manera, se inició la persecución, que se extendió por varios kilómetros hasta que los delincuentes impactaron contra el interno 107 de la línea de colectivos 343. La colisión frenó la escapatoria momentáneamente, ya que los ocupantes decidieron abandonar el rodado y seguir la huida a pie. No obstante, no llegaron lejos y finalmente fueron capturados por personal policial de la comisaría 4ta. de Villa Pineral.

Los sospechosos fueron identificados. Tras confirmar que se trataba de dos adolescentes de 14 años, uno de 13 y el restante un niño de 12 años, en el caso tomó intervención la fiscalía de responsabilidad juvenil. Los padres de los menores fueron notificados del inicio de una causa por “robo en poblado y en banda” y los chicos ya fueron liberados por la Justicia de Menores de Morón, ya que por la edad que tienen son considerados inimputables.

Las fuentes señalaron que los adolescentes, al momento de ser detenidos, no tenían ninguna arma de fuego, por lo que una de las sospechas de los investigadores es que pudieron haberlas descartado durante la persecución.

Luego de que notificaran de la causa a sus padres, los menores ya fueron liberados (Télam)
Luego de que notificaran de la causa a sus padres, los menores ya fueron liberados (Télam)

La búsqueda de dos menores por el crimen del funcionario de La Matanza

Dos adolescentes de 17 años están siendo buscados por el crimen de Roberto Eduardo Mac Donald, subdirector de la Guardia Urbana de la Municipalidad de La Matanza y efectivo retirado de la Prefectura Naval, este martes durante un robo en San Justo. Según indicaron fuentes del caso a Infobae, en las últimas horas un juez de La Matanza avaló el pedido de captura nacional e internacional de los menores acusados.

El pedido fue realizado por el fiscal del Fuero de Responsabilidad Penal Juvenil de La Matanza, Juan Pablo Pepe Volpicina. Con la orden de captura emitida por Raul Elhart, que subroga el Juzgado de Garantías Penal Juvenil N°2 de La Matanza, los dos adolescentes de 17 años son ahora buscados por todas las fuerzas de seguridad.

De acuerdo a la información, luego de que los homicidas fueran identificados, pasado el mediodía del miércoles, el fiscal Adrián Arribas, titular de la UFI de Homicidios de La Matanza encabezó varios allanamientos en la zona de Rafael Castillo que definieron la edad de los prófugos. Por esa razón, la causa pasó a manos de Volpicina.

En cuanto a la hipótesis del crimen, se afianza la teoría del homicidio en ocasión de robo. Los investigadores creen que los menores tenían la intención de robar la camioneta Volkswagen Amarok de la municipalidad, que conducía el funcionario matancero.

Se cree que uno de los ladrones disparó cuando notó que Mac Donald había sacado un arma reglamentaria, una Taurus 9 mm. Luego de dispararle, el homicida se llevó el arma del exprefecto y, hasta el momento, no apareció.