Seguirá preso el anciano que mató a tiros a un policía por un lavarropas en General Belgrano

La Justicia convalidó la detención formal y será indagado este lunes. El inspector Oscar Ezequiel Ochoa, que también se dedicaba a la reparación de electrodomésticos, recibió dos balazos tras una discusión con el asesino, uno de sus clientes

Compartir
Compartir articulo
La detención del anciano que mató a un policía por un lavarropas en General Belgrano

El fiscal Jonatan Robert, a cargo de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) descentralizada de Chascomús, pidió este domingo la detención formal del anciano de 81 años imputado por el homicidio de Oscar Ezequiel Ochoa, el inspector de la Policía Bonaerense de 39 años que fue asesinado a tiros tras la discusión por un lavarropas en General Belgrano, indicaron fuentes del caso a Infobae. La Justicia de Garantías convalidó el pedido y será indagado este lunes.

La víctima era un oficial de la Policía Bonaerense que prestaba servicio en la Delegación Departamental de Investigaciones (DDI) local. Además, para aumentar sus ingresos, fuera de su horario de servicio se dedicaba al arreglo de electrodomésticos junto a otras personas.

Ochoa recibió dos tiros que le provocaron la muerte. El agresor, identificado como Ernesto Gabril Bramajo, huyó tras el crimen en su Renault 9. Sin embargo, fue capturado poco después. Quedó imputado por el delito de “homicidio agravado por el uso del arma de fuego”. Y este domingo se pidió la detención formal.

Según la génesis del caso, el crimen ocurrió este sábado, alrededor de las 11.50, cuando la víctima conducía su camioneta Isuzu, doble cabina de color rojo. No iba solo, sino que lo acompañaban otros dos hombres. Venían de visitar una casa para el arreglo de un lavarropas, de la que no le permitieron llevarse el electrodoméstico.

“En el lugar, Ochoa se entrevistó con el morador de la vivienda, a quienes sus acompañantes describieron por sus rasgos físicos y su ropa, quien no permitió que se lleven el lavarropas. Ante esto, se retiraron del lugar”, contaron las fuentes del caso.

En ese contexto, en el cruce de la calle 32, entre la avenida Rodolfo Walsh y calle 21 de General Belgrano, “fue interceptado por un Renault 9 de color gris que estacionó sobre el frente de avance de la camioneta, lo que motivó que frenara”, indicaron fuentes del caso a este medio.

En ese contexto, el jubilado se bajó del coche y se acercó a la ventanilla donde estaba la víctima. Era el mismo hombre que no los había dejado llevarse el lavarropas. “Extrajo un arma de fuego de entre sus prendas de vestir y le efectúa dos disparos a Ochoa el sector del rostro”, agregaron las fuentes la secuencia del crimen. Antes de disparar le habló a su víctima, pero los testigos no llegaron a escuchar lo que dijo.

Uno de los disparos impactó en la región parotídea izquierda y el restante en el ojo izquierdo. “La víctima falleció por un paro cardiorrespiratorio traumático por lesión del tronco encefálico por acción de proyectil de arma de fuego”, ampliaron. Tras el crimen, el agresor se dio a la fuga.

La Policía comenzó a buscar de inmediato al homicida y, finalmente, se logró aprehenderlo minutos después en avenida 2 de septiembre y Ruta 41, cuando intentaba huir.

Otro detenido

El detenido por abusar de una menor
El detenido por abusar de una menor

Un hombre de 66 años fue detenido en la ciudad de La Plata, acusado de abusar sexualmente de una adolescente de 15 años, a quien debía cuidar y asistir, ya que el sospechoso se desempeñaba como su tutor legal.

El ataque, que tuvo lugar en la intersección de las calles 178 y 505 de la capital bonaerense, fue advertido por policías que patrullaban la zona. Al observar una situación extraña en el interior de un vehículo estacionado, decidieron detenerse y acercarse para investigar la situación.

Fue en ese momento cuando el personal del Grupo de Tareas de Observación (GTO) de la Comisaría 14 de La Plata, divisaron a G.P.S. saliendo de un Peugeot 306 mientras intentaba vestirse apresuradamente. Esa actitud levantó sospechas sobre su actividad previa.

La declaración de la menor reveló que este no fue un incidente aislado, sino que el presunto agresor ya había cometido actos similares en el pasado. G.S.P. está acusado de abuso sexual agravado y la causa es llevada adelante por la UFI N°15, a cargo de María Cecilia Corfield, quien convalidó lo actuado e impartió directivas al respecto. Además, se dio intervención a Niñez y Adolescencia.

<br/>