Cuatro detenidos se fugaron de una comisaría de la Policía de la Ciudad en Constitución

Los reclusos escaparon ayer por la noche de la Alcaidía de la Comisaria 3B, ubicada sobre la calle Catamarca, debajo de la autopista 25 de mayo

Compartir
Compartir articulo
Uno de los celadores fue agredido por nueve presos durante el paso de alimentos en la celda colectiva.
Uno de los celadores fue agredido por nueve presos durante el paso de alimentos en la celda colectiva.

Cuatro detenidos se fugaron el martes por la noche de la Comisaría 3B de la Policía de la Ciudad, ubicada en el barrio porteño de Constitución. Los reclusos escaparon de la sede policial luego de reducir a uno de los celadores durante el horario en el que se repartía la cena.

Fuentes policiales consultadas por Infobae precisaron que el escape ocurrió ayer en la dependencia ubicada sobre calle la Catamarca al 1300, justo debajo de la autopista 25 de mayo.

De acuerdo a la información proporcionada a este medio, los ahora prófugos emboscaron a uno de los celadores cuando éste realizaba el paso de los alimentos en la celda colectiva. Luego de ser agredido físicamente, nueve detenidos intentaron fugarse. Cinco fueron frenados, otros cuatro ganaron la calle.

Los detenidos fueron identificados como Leonel Sacha, Lautaro José Ramón Quinteros, Iván Gómez Arcos y Axel Ezequiel Torres.

Quinteros, nacido en 2001, en situación de calle de acuerdo a informes policiales, fue condenado en noviembre de 2021 a dos años y un mes de prisión en suspenso por el Tribunal N°1 porteño, que acumuló varias causas en su contra, la última por arrebatar un celular en la calle Riestra. La fuerza porteña lo detuvo con el teléfono en cuestión y con tres cuchillos que llevaba. Antes, el Tribunal N°10 ya lo había condenado a otra pena en suspenso por robar un auto estacionado en la vía pública y por otro robo agravado por escalamiento.

Las fugas e intentos de fuga se repiten durante los últimos meses en las comisarías de la fuerza porteña, marcadas por la sobrepoblación de detenidos, el mismo problema que aqueja a las dependencias de la Policía Bonaerense y un factor clave en la historia reciente del delito argentino.

“Desde el inicio de la Pandemia y la implementación de la cuarentena, el 20 de marzo de 2020, el Servicio Penitenciario Federal aplicó una política que derivó en un virtual cierre en la recepción de personas detenidas en las dependencias de la Ciudad de Buenos Aires, lo que llevó a que los detenidos estén fuera del sistema legal vigente”, asegura una fuente oficial. El SPF, que también sufre intentos de fuga, niega este planteo.

“Desde ese marzo a la fecha se pasó de 61 detenidos en alcaidías a 1599 en alcaidías y comisarias. De ese total, hay 1300 presos procesados y condenados. Actualmente la Ciudad cuenta con un 216% más de detenidos de lo que permite la capacidad de sus comisarías y alcaidías”, admite la misma fuente. Desde ya, un detenido con condena o procesamiento no debería estar en una comisaría, sino en un penal.

El 13 de julio último, tres policías de la Ciudad resultaron heridos cuando frustraron un intento de fuga de la Comisaría Vecinal 4B en Boedo.

Siete días antes, tres detenidos que se encontraban alojados en la Comisaría 1B en la calle Tucumán, ubicada a metros del palacio de Tribunales, escaparon por los techos de las viviendas linderas.

El 4 de marzo último, otros cuatro detenidos que se encontraban alojados en la Comisaría 7C de de Flores también huyeron por los techos.