Robaron el picaporte de bronce del Palacio San Martín, sede de la Cancillería argentina

El emblemático edificio está ubicado en el barrio de Retiro y, si bien el hecho ocurrió a principios de mes, la noticia trascendió este martes

Compartir
Compartir articulo
El hecho delictivo fue advertido por el usuario de Twitter @MateoSchpr. Ocurrió sobre la parte posterior del edificio de Cancillería, sobre la calle Arenales
El hecho delictivo fue advertido por el usuario de Twitter @MateoSchpr. Ocurrió sobre la parte posterior del edificio de Cancillería, sobre la calle Arenales

El robo de objetos de bronce es una problemática que afecta a muchas zonas de la Ciudad de Buenos Aires, pero sobre todo a aquellos barrios en donde se encuentran construcciones clásicas de las primeras décadas del 1900.

El bronce se usaba en el marco de los buzones, timbres, manijas, manijones y picaportes en forma de pomo. También en la base de las puertas, habitualmente de dos hojas; y en otros detalles, como flores de lis, puntas de lanza o aldabas (llamadores).

El delito que comprende el robo de objetos de bronce de las edificaciones antiguas no solo provoca el deterioro de los frentes de los inmuebles —muchos de ellos de valor patrimonial— sino que también afecta la actividad de los consorcios. Es que más allá de las complicaciones que provoca el robo de manijas, barandas y buzones, el robo de porteros eléctricos es lo que más enfurece a los residentes porque los deja incomunicados.

Los robos de este estilo son frecuentes, pero no todos los afectados lo denuncian. En esa oportunidad, el blanco fue el edificio del Ministerio de Relaciones Exteriores y Culto, ubicado en el barrio porteño de Retiro, que esta mañana amaneció sin la manija de bronce de su portón de hierro forjado.

Si la entrada principal está sobre la calle Esmeralda al 1200, el faltante del picaporte se produjo en uno de los portones que están sobre la calle Arenales.

La noticia fue dada a conocer hoy por el usuario de Twitter @MateoSchpr, mientras el canciller Santiago Cafiero se encuentra en Nueva York participando la 78° Asamblea General de la ONU. Allí formó parte de lanzamiento de Asociación por la Cooperación Atlántica y encabezó la reunión del Grupo por los Derechos LGTBI.

“Se afanaron la manija de Cancillería - Palacio San Martín”, escribió junto a una foto que ilustra el robo en cuestión.

Edificio de Cancillería, situado en Esmeralda al 1200
Edificio de Cancillería, situado en Esmeralda al 1200

Infobae pudo averiguar que el robo ocurrió el 1 de septiembre por la noche y fue perpetrado por un hombre que se dio a la fuga. “Alrededor de las 22 horas, le pegó al portón con una piedra y se fue corriendo con el picaportes”, precisaron las fuentes consultadas.

“Un efectivo de la Policía Federal que observó todo lo ocurrido, lo corrió pero no lo alcanzó. El hecho fue informado por la policía actuante a los superiores de la fuerza”, señalaron.

Sin embargo, fuentes policiales porteñas indicaron que no hubo denuncia formal al respecto.

Otro caso reciente a un edificio emblemático

En junio de este año, el edificio de la Bolsa de Comercio también sufrió un hecho delictivo similar: se robaron picaportes y otros elementos de bronce, que en el mercado ilegal tienen un gran valor. Las piezas metálicas fueron extraídas de las puertas de acceso a la entidad en la avenida Leandro Alem 322, en el contrafrente del edificio, a pasos del Centro Cultural Kirchner.

Las cámaras de seguridad permitieron detectar el accionar de los ladrones y por estos hechos una persona fue detenida por la Policía de la Ciudad. El edificio de la Bolsa de Comercio cuenta con una cámara en el portero eléctrico, otra en esa puerta de acceso sobre Alem y además hay un domo a pocos metros que capta los movimientos de toda la cuadra.

Todo ocurrió el 31 de mayo por la noche, cuando efectivo policial fue alertado por un vigilador del inmueble perteneciente a la Bolsa porteña, cuya entrada principal está situada sobre Sarmiento 299 y constató que se habían arrancando dos piezas de bronce macizo y alto valor de reventa con la forma de leones con aldabas de las puertas de la avenida Leandro Alem al 300.

El oficial persiguió al delincuente, al quien alcanzó en Sarmiento al 300 y consiguió recuperar las esculturas, que el ladrón guardaba dentro de la recámara de una instalación de electricidad a la que se accede desde la vereda. La Fiscalía Criminal y Correccional 8, a cargo del doctor Leonel Gómez Barbella, secretaría de la doctora Sandra Sarno, dispuso la detención del imputado, de 21 años.

Desde el Ministerio de Justicia y Seguridad de la Ciudad aseguran que detrás del robo del bronce no hay bandas organizadas, sino personas en situación de calle o que roban por mera subsistencia. “Tenemos constantemente detenidos por este delito, considerado como ‘tentativa de robo’. En 48 horas, o menos, quedan en libertad y reinciden”, explican.

Desde el Ministerio aseguran que “las comunas destinan personal al patrullaje nocturno. Y es muy común que los vecinos llamen también al 911 cuando observan movimientos extraños”.

Los barrios donde más se registran faltantes de bronces son el Microcentro, Monserrat, Retiro y San Nicolás. También en Recoleta y los alrededores del Congreso.