Crimen de la periodista en Corrientes: imputaron a su ex pareja por el femicidio

El sospechoso, de 54 años fue detenido el domingo pasado. Griselda Blanco había sido hallada en su casa un día antes. Fue estrangulada

Compartir
Compartir articulo
Griselda Blanco, la víctima
Griselda Blanco, la víctima

La fiscal de la Unidad Fiscal de Investigaciones Concretas (UFIC) de Curuzú Cuatía, María José Barrero Sahagún, quien investiga el crimen de la periodista correntina Griselda Blanco (45), formalizó este martes por la tarde la imputación por el delito de “homicidio agravado por la relación de pareja (femicidio)” para el ex de la víctima: se trata de Armando Jara, de 54 años, quien seguirá detenido.

“En el plazo que le fija el nuevo Código Procesal Penal, pedirá la prisión preventiva del imputado, dado que cuenta con evidencia suficiente para vincularlo al hecho y por existir riesgo procesal”, se informó por medio de la cuenta de Twitter del Ministerio Público Fiscal correntino en las últimas horas.

Pese a la imputación, fuentes con acceso al expediente aseguraron a Infobae que se investiga también a otro hombre con quien Blanco mantendría una relación ocasional, un vínculo que fue revelado por allegados de la víctima. Este sospechoso ya fue allanado por la división Homicidios PFA, pero los efectivos realizan en este momento un nuevo procedimiento en su domicilio. Por lo pronto, continúa libre.

Te puede interesar: Una cámara de seguridad, clave para la detención de la ex pareja de la periodista de Corrientes

Según otras fuentes con acceso al expediente, no habría evidencias contra Jara más allá de que habría estado en la zona del domicilio de Blanco, una sospecha alimentada por videos de cámaras de seguridad. Al mediodía de este martes, no se había confirmado si el hombre que se veía en esas imágenes, efectivamente, era la ex pareja de la mujer. Por otra parte, todavía no hay elementos en el expediente que vinculen a policías de la zona con el hecho.

El cuerpo de Blanco fue hallado el sábado pasado con un lazo plástico en su cuello. La autopsia al cuerpo marcó que murió por la acción del lazo, con una herida encontrada en su cuello, detallaron las fuentes del caso.

Curuzú Cutiá. La casa donde mataron a la periodista correntina Griselda Blanco
Curuzú Cutiá. La casa donde mataron a la periodista correntina Griselda Blanco

Desde un principio, la escena del crimen dio mucha información y, como los allegados a la víctima hablaban sobre amenazas que recibía tras denunciar a un comisario local y casos de mala praxis, la fiscal convocó a la Policía Federal al caso.

Así, las particularidades fueron evidentes desde un primer momento. La puerta de ingreso estaba entreabierta, sin llave, y no había ingresos forzados, tampoco indicios de lucha. Lo curioso es que no había un lugar lógico de dónde atar ese lazo que tenía en el cuello. También se encontró un charco de sangre cerca de su cabeza y, a 40 centímetros del cuerpo, se observaron más que “no tenían continuidad” con el formado en la cabeza.

Te puede interesar: Crimen de la periodista en Corrientes: el misterio de los pelos en su mano y qué reveló la autopsia

La PFA hoy en la nueva inspección
La PFA hoy en la nueva inspección

Además, en una de las manos de la víctima, el cuerpo de Griselda tenía un manojo de pelos y las fibras no combinan con el color rubio en su cabeza ni con el pelaje de su gato blanco. Esos cabellos, según fuentes del expediente, serán peritados.

En ese contexto, fue detenido Jara, también periodista, ex pareja de Blanco. Según relataron fuentes del caso al momento del arresto, imágenes de cámaras de seguridad captaron al sospechoso, que llegó a su casa en la madrugada del sábado. Pero, en las últimas horas, no había certeza sobre esas imágenes.

De acuerdo a la información brindada por el medio local El Litoral, colegas cercanos a la mujer indicaron que había recibido fuertes amenazas durante los últimos días; mientras que el Canal 6 de Posadas señaló que “tenía roces con las autoridades policiales de la ciudad”.

El posteo del hijo de Griselda
El posteo del hijo de Griselda

Los investigadores pudieron determinar que, efectivamente, dos comisarios habían emitido cartas documento en contra de Blanco para que cese su actividad.

Los hijos y la abogada de la víctima, por su parte, vincularon su muerte a su actividad como periodista y reclamaron Justicia.

Seguir leyendo: