Procesaron a 13 miembros de Los Marola, el clan que atemorizaba al Barrio 1-11-14

La organización narco criminal liderada por una familia actuaba y comercializaba estupefacientes en un territorio delimitado de esa zona

Guardar

Nuevo

La foto familiar del clan
La foto familiar del clan

Trece integrantes de Los Marola, el clan del Barrio 1-11-14 del Bajo Flores y cuyos miembros fueron detenidos días atrás en un megaoperativo de Gendarmería, fueron procesados por la Justicia porteña, indicaron fuentes oficiales a Infobae. Se trata de la banda que atemorizaba a los vecinos con amenazas de muerte, golpes, usurpaciones y balaceras. Incluso, en uno de los tiroteos en los que se enfrentaron a Los Cabrales” -otro clan de la zona- fue asesinada Nayla Torrillo, una nena de 4 años que quedó atrapada en el fuego cruzado.

La investigación fue realizada por el Equipo Conjunto de Investigación (ECI) integrado por la PROCUNAR, la Fiscalía Nacional en lo Criminal y Correccional N°43 de la Capital Federal y la Unidad Fiscal Especializada en la Investigación de Delitos Vinculados con Estupefacientes (UFEIDE) del Ministerio Público Fiscal de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, a cargo de Cecilia Amil Martín.

Con base en el barrio Padre Ricciardelli (1-11-14), la organización actuaba y comercializaba estupefacientes en un territorio delimitado dentro del asentamiento del Bajo Flores. A través de la investigación conjunta, se pudo individualizar a un grupo de personas, domicilios y vehículos relacionados con la banda delictiva.

Te puede interesar: El árbol genealógico de Los Marola: quién es quién en el clan narco que atemoriza a los vecinos de la 1-11-14

Con las pruebas recabadas, se solicitaron distintas órdenes de allanamiento y autorizaciones para requisar personas y vehículos identificados, las cuales fueron otorgadas por la jueza Natalia Molina, a cargo del Juzgado PCyF N° 8 de la Ciudad de Buenos Aires.

Gendarmes en un punto de venta de Los Marola
Gendarmes en un punto de venta de Los Marola

La investigación conjunta golpeó al clan narcocriminal con 34 allanamientos realizados por Gendarmería, tras los cuales hubo 22 detenidos y se secuestraron grandes cantidades de drogas -casi 12 kilogramos de marihuana y 2,5 de cocaína-, armas, chalecos antibalas, handies, celulares, dinero en efectivo y diversos elementos asociados al comercio de estupefacientes.

La fiscal Amil Martín solicitó que se autorice la apertura y extracción forense para su posterior análisis de los elementos electrónicos secuestrados, de manera de obtener información y datos de interés para la causa, con el fin de avanzar e identificar a otros partícipes o autores del delito.

Te puede interesar: Los salvajes videos de Los Marola, la familia criminal de la Villa 1-11-14

Finalmente, el pasado viernes 19 de mayo se realizó la audiencia, en la cual el juzgado estableció la prisión preventiva en para 13 de los detenidos, por entender que existe riesgo de fuga y de entorpecimiento de la causa.

Parte de lo incautado tras varios allanamientos
Parte de lo incautado tras varios allanamientos

De acuerdo a la investigación, la banda narco criminal, vende cocaína, pasta basa, marihuana y flores. “Siempre andan con armas y se quedan con las casas de los vecinos”, indicaron testigos.

Por eso, la Ciudad los acusa, además, de una asociación ilícita que tiene como actividad principal la comercialización de estupefacientes bajo la modalidad de menudeo. Con el objetivo de mantener la hegemonía territorial, Los Marola toman de manera ilegítima, mediante coacción verbal y/o agresión física y mediante el uso de armas de fuego, los inmuebles de los vecinos del lugar para ser utilizados como “búnkers”.

“También se valen de la violencia para amedrentar vecinos y evitar ser denunciados, mantener el territorio frente a otras bandas rivales y evitar el accionar de las fuerzas de seguridad destinadas a la prevención del delito”, indicaron los fiscales.

Seguir leyendo: