“Es un montaje”: el fuerte cruce entre el abogado que defiende a los rugbiers y la fiscalía por los videos exhibidos en los alegatos

Hugo Tomei pidió que se detenga la proyección del material fílmico porque sostuvo que su edición representaba una nueva prueba

Ezequiel Acuña
Ezequiel Acuña

Casi al inicio del alegato de la fiscalía, en el juicio por el crimen de Fernando Báez Sosa, el abogado de los ocho rugbiers imputados se opuso a la exhibición de los videos que resultan claves para la acusación.

El momento ocurrió cuando el fiscal Gustavo García mostraba una serie de videos que ilustraban la secuencia del 18 de enero de 2020 en Villa Gesell, desde la salida de los acusados del boliche Le Brique hasta la golpiza.

Aunque se trataba de imágenes que ya habían sido expuestas durante la etapa previa, el defensor Hugo Tomei argumentó que su edición —para mostrarlas sincronizadas— conformaba una nueva prueba y, como tal, no podía ser exhibida en los alegatos.

Te puede interesar: El crimen de Fernando Báez Sosa en cuatro actos, según el alegato de Fernando Burlando

“Esto es un montaje”, aseguró Tomei. “Estoy viendo una edición de video que se asemeja más a una prueba que a una exposición del alegato donde tenemos que hablar de la prueba. Para mí es una nueva prueba esta edición de montaje de videos que ya fueron pasados. Hay un aspecto técnico que es más probatorio que del alegato en sí”, argumentó.

El croquis que refleja como fue el ataque a Fernando Báez Sosa
El croquis que refleja como fue el ataque a Fernando Báez Sosa

Tras la interrupción, el fiscal explicó que no estaba exhibiendo nuevos videos, sino que el material había sido editado para mostrar de manera más clara el momento y el sitio que ocupaban los acusados, ahora sentados en la sala de audiencias del Tribunal de Dolores.

La única diferencia es que están sincronizados, es una forma de hablar sobre la prueba”, agregó.

Ante el reclamo de Tomei, tomó la palabra la presidenta del Tribunal María Claudia Castro y afirmó que la fiscalía podía continuar con la exhibición de las imágenes.

“El apoyo fílmico es una metodología aprobada por el Tribunal, inclusive lo hemos hablado antes del juicio. Por otro lado, esto que usted dice que es un montaje, estamos viendo videos que durante el debate hemos visto todos”, advirtió la jueza con firmeza.

Sin embargo, Tomei pidió que su queja quede asentada y así lo hizo el Tribunal.

Este miércoles comenzaron los alegatos. En la primera jornada se exponen los argumentos de la fiscalía y la querella para pedir una dura pena para los ocho rugbiers implicados.

El fiscal García, que interviene en el juicio por el crimen de Fernando Báez Sosa, dijo al iniciar su alegato que los ocho acusados atacaron “por sorpresa, a traición, sin que tuviera ninguna posibilidad de defenderse” a la víctima y encuadró el delito en la figura de “homicidio doblemente agravado por alevosía y por el concurso premeditado de dos o más personas en concurso ideal con lesiones”.

Te puede interesar: El juicio a los rugbiers: “Atacaron a Fernando a traición, al unísono y por distintos flancos”

El representante del Ministerio Público Fiscal inició el alegato con la exposición de unas filminas, con las que repasó la prueba presentada a partir de los testimonios de cuatro amigos de Fernando y tres empleados del boliche “Le Brique” de Villa Gesell, para referirse al incidente en el interior del lugar, que consideró “el móvil” que generó que lo mataran afuera.

Mañana será el turno de la defensa que podría plantear un escenario de un homicidio en riña, con una condena máxima de seis años.

Seguir leyendo:

TE PUEDE INTERESAR