Ocho mapuches fueron citados a indagatoria por usurpar un complejo privado en Villa Mascardi

Todos son integrantes de la agrupación autodenominada mapuche Lafken Winkul Mapu. Fueron citados a declarar en el marco de un expediente que investiga la destrucción y toma de la estancia La Escondida, ubicada a 35 kilómetros de Bariloche

Parte de la estancia La Escondida, ubicada en Villa Mascardi, Bariloche.
Parte de la estancia La Escondida, ubicada en Villa Mascardi, Bariloche.

Integrantes de la agrupación autodenominada mapuche Lafken Winkul Mapu fueron citados a indagatoria en el marco de un expediente que investiga la Justicia Federal por la destrucción y usurpación de un complejo privado ubicado a 35 kilómetros de Bariloche, en Villa Mascardi.

Se trata de uno los tantos expedientes originados a partir del avance de encapuchados, identificados con esa violenta agrupación, a predios públicos y privados lindantes ubicados en esa villa turística.

Ocho de sus integrantes, varios de ellos familiares entre sí, deberán comparecer ante la Justicia Federal entre los últimos días de agosto y los primeros de septiembre por su presunta participación en la usurpación del complejo vacacional La Escondida.

Operativo policial en las afueras de la estancia La Escondida.
Operativo policial en las afueras de la estancia La Escondida.

Juan Grehan denunció en 2018 el ingreso intempestivo de los encapuchados a su propiedad, que es contigua a uno de los predios de Parques Nacionales que la misma agrupación usurpó en 2017, en el marco de un supuesto plan de reivindicación territorial.

El damnificado denunció que los integrantes de esa agrupación mapuche ingresaron a través de un sendero que une su propiedad con los lotes estatales, y una vez en el interior colocaron ramas, troncos y carteles para indicar que a partir de ese momento era “territorio mapuche”.

El expediente se originó en el fuero federal y en el comienzo se adosó a la investigación por la usurpación del predio lindante, perteneciente al Estado Nacional, ya que – según el criterio de la fiscal- no era posible descartar la existencia de vinculación entre ambos hechos. Sin embargo, el juez federal subrogante que había aceptado la acumulación de las causas cambió de opinión cuando la querella solicitó la inclusión de elementos probatorios al expediente. El magistrado, entonces, decidió remitir las últimas actuaciones al fuero común.

La justicia ordinaria, por su parte, rechazó su competencia en el caso bajo el argumento de que la usurpación a los predios estatales y a la estancia La Escondida guardarían conexidad, debido a que el grupo de encapuchados habría extendido la usurpación desde los predios de Parques Nacionales usurpados en 2017, a lotes privados linderos.

Fuentes judiciales le reconocieron a Infobae que “el juez federal subrogante, una vez que la querella solicitó allanamientos y otras medidas complejas, trató de sacarse el expediente de encima por los antecedentes violentos que ya se registraron en Villa Mascardi”.

Finalmente el caso volvió al Juzgado Federal de Bariloche, a cargo ahora – también interinamente – de la jueza federal de Zapala, Silvina Domínguez.

Ocho integrantes de la agrupación deberán comparecer ante la Justicia en el marco de esta causa, aunque varios de esos nombres también figuran en los demás expedientes que se originaron por otras usurpaciones, hechos de violencia y vandalismo.

Los citados son Martha Luciana Jaramillo, María Isabel Nahuel, Yéssica Bonnefoi, Romina Rosas, Mayra Tapi, Betiana Colhuan, Cristian Colhuan y Juan Pablo Colhuan.

“Son nombres recurrentes en distintos expedientes que están en pleno proceso de investigación. Varios de ellos son los encargados de los cortes de ruta y de los reclamos constantes” mencionaron fuentes con acceso a la causa.

Dos de ellos, incluso, fueron imputados por la brutal agresión al presidente de la Junta Vecinal de Villa Mascardi, Diego Frutos, en el marco de un corte de ruta que se produjo en noviembre de 2020.

En declaraciones mediáticas, Grehan mencionó que cuando intentó acercarse a su propiedad para ver el estado, fue agredido por los encapuchados. “Corre peligro mi vida si intento acercarme”, admitió.

En relación a los integrantes de la comunidad mapuche, aseguró que “son delincuentes ya conocidos, no tienen nada que ver con los mapuches. Tomaron ese relato para determinar su posición y reclamar en base a eso” y en relación al avance de las agrupaciones que se autodenominan mapuches, aseguró que “es un problema de soberanía nacional, hay un grupo terrorista separatista que quiere prescindir de territorio nacional en toda la Patagonia para que sea tierra de la nación mapuche. En Villa Mascardi, la soberanía Argentina, está perdida”.

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR