Detuvieron a una de las 10 mujeres más buscadas del país: la encontraron en un shopping en Monte Grande

Sobre ella pesaban dos alertes rojas de Interpol y está acusada de cometer estafas contra personas de avanzada edad

Quimey Kaiane Gazal, de 25 años
Quimey Kaiane Gazal, de 25 años

Una de las mujeres más buscadas por Interpol fue detenida esta tarde mientras se dirigía a un shopping en la localidad bonaerense de Monte Grande, partido de Esteban Echeverría. Se trata de Quimey Kaiane Gazal, de 25 años. Sobre ella pesaban dos alertes rojas por el delito de asociación ilícita. Se la acusa de cometer estafas contra personas de avanzada edad.

El arresto se llevó a cabo en el cruce de Boulevard Buenos Aires y Azcuénaga, cuando personal de Casos Especiales de la DDI La Plata, localizó a Gazal mientras se desplazaba a bordo de un Ford Ka rumbo a un centro comercial de esa zona.

Según revelaron fuentes policiales, el auto de la joven fue seguido por los investigadores desde el complejo habitacional conocido como Barrio Coca-Cola, en Santamarina y Valentín Alsina, de esa zona, luego de obtener información de que allí podía ocultarse.

Una vez que fue interceptaba, la mujer presentó un documento falso a los efectivos que luego corroboraron su verdadera identidad: Gazal era una de las diez mujeres más buscadas del país.

Los detectives se encontraban tras su rastro desde 2019 y contaba con pedido de captura internacional a requerimiento de la Justicia de Azul, acusada de integrar una asociación ilícita dedicada a cometer estafas contra personas de avanzada edad.

La causa en la que está implicada es investigada en la UFI Nº 20 de General Alvear, por el delito de asociación ilícita y estafa. Tras el arresto fue llevada a esa ciudad para ser indagada por la Justicia.

Gazal aparecía en la página de Interpol cómo una de las mujeres más búscadas del país
Gazal aparecía en la página de Interpol cómo una de las mujeres más búscadas del país

Pocos meses atrás, la división Interpol de la Policía Federal capturó a un importante delincuente nacido en Montenegro acusado de integrar la temida organización internacional de ladrones de joyas “Pink Panthers”. El hombre se encontraba prófugo de la Justicia, ya que pesaba sobre él una condena de 15 años de prisión en Francia. También era buscado por un robo en Milán.

Se trata de Zvjezdan Begic. El temido ladrón de origen montenegrino ingresó al país por la triple frontera, según confirmaron a Infobae fuentes de Interpol, con un pasaporte falso de la Unión Europea. Una vez que cruzó la frontera, se instaló en Buenos Aires y falsificó su DNI argentino. Vivía en un departamento ubicado en el cruce de la avenida Del Libertador y Ramallo, en el barrio porteño de Núnez, donde fue detenido.

Según la acusación en su contra, Begic pertenece a la conocida banda de ladrones de joyas “Pink Panthers”, una banda de expertos criminales que fueron los responsables de al menos 130 robos de joyas donde se llevaron decenas de millones de dólares. El hombre es buscado por la Justicia de Francia desde 2005 y por la italiana desde 2017.

Los miembros de la organización, en su mayoría ex integrantes de las Fuerzas Armadas que desertaron cuando se disolvió Yugoslavia, funcionan como una red flexible de alrededor 200 personas cuyos trabajos son conocidos por su precisión y un mínimo de violencia. Suelen disfrazarse como golfistas o policías. Cannes, Tokio, Singapur y Dubai son algunas de las ciudades que fueron víctimas de sus ataques más importantes.

Así, Begic es buscado por dos asaltos puntuales que los investigadores le adjudican. El primero data de 2005, cuando supuestamente Begic y un compañero ingresaron a una joyería en la ciudad Saint-Tropez, en Francia. Allí concretaron la faena y se llevaron la suma de dos millones de euros en joyas. Tras el robo, el montenegrino, nacido en la capital del país, Padgorica, se escapó a bordo de una lancha con destino desconocido, mientras los agentes de la Policía francesa arrestaban a su ladero y observaban como él huía con el botín sin poder hacer nada.

El hombre volvió a actuar en 2017 y en otro país. Esta vez el asalto ocurrió en la ciudad italiana de Milán. Begic y dos compañeros ingresaron armados a la joyería “Paradiso Luxery” y la vaciaron: se llevaron 20 relojes marca Rolex, dos brazaletes valuados en 200.000 euros cada uno y escaparon.

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR