El furor por el Mundial de Rusia hizo que la demanda de camisetas de la selección Argentina creciera de manera exponencial en las últimas semanas. Todavía es muy difícil conseguir en locales deportivos la titular y casi imposible dar con la suplente, la más elegida por los fanáticos.

La gran demanda fue advertida por falsificadores de indumentaria que comenzaron a reproducir la ropa oficial de la Selección, intentando aprovechar la fiebre mundialista. Hace algunas horas la Policía Federal logró interceptar uno de los envíos, con más de 2000 camisetas y valuado en el mercado en más de dos millones de pesos.

El operativo de la fuerza de seguridad consistió en un minucioso control en las inmediaciones de expresos en el sur de la Capital Federal, donde se observo salir a un vehículo utilitario, el que en el marco de la investigación inmediatamente fue interceptado por los agentes.

Al revisar la carga los oficiales se encontraron con seis bultos de grandes dimensiones, los que contenían en su interior camisetas de la selección Argentina con la inscripción "Adidas", pero que estaban muy lejos de ser producciones originales de la marca. Toda la ropa llevaba etiquetas y bolsas, que intentaban hacerlas pasar por verdaderas.

Eran más de 2.000 camisetas, las que se calcula tendrían un valor total  en el mercado de más de dos millones de pesos. La maniobra de falsificación, según expresaron los investigadores, además de afectar a las marcas deportivas, impacta directamente en la economía global del país.

El procedimiento fue llevado adelante por detectives del Departamento Delitos Federales, procediéndose a la detención de dos hombres, el chofer del rodado y su acompañante, además del secuestro del utilitario utilizado para el traslado de la mercadería.

Tomó intervención el Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional Federal N° 2 a cargo del Dr. Sebastián Roberto Ramos, Secretaria N° 3 del Dr. Carlos Daniel D´Elía.

SEGUÍ LEYENDO