Video: atacó salvajemente a su ex en plena calle y solo estuvo cuatro horas detenido

Pasó en Rosario. La atacó frente a su hijo de 5 años y el hecho fue registrado por una cámara de seguridad

Araceli Alonso (25) vive en Rosario y el jueves pasado fue víctima de un brutal ataque a manos de su ex pareja y papá de su hijo de 5 años, Damián Ángel Sánchez (35). En medio de una discusión, en plena calle y a la vista de todos los vecinos, Sánchez la tomó del cuello y comenzó a golpearla brutalmente en la cara fracturándole la nariz. Ella, con miedo, vergüenza, pero sobre todo cansada de los ataques y las amenazas, decidió denunciarlo.

El mismo jueves Araceli contó lo que le había pasado en las redes sociales. Las primeras imágenes de su cara manchada de sangre, de su tabique fracturado, de sus ojos grandes y brillantes, sumaron instantáneamente clicks, compartidos y "me gusta". Al día siguiente subió también un video del ataque. Hoy, apenas cinco días más tarde, su publicación ya se perdió en los timelines, igual que los comentarios y las muestras de apoyo, mientras ella todavía sigue sin poder sonarse la nariz del dolor y a la espera de que alguien la ayude.

En la grabación de la cámara de seguridad de la puerta de la casa de la mamá de Araceli, donde ocurrió el hecho, se ve cómo Sánchez arrincona a la joven de 25 años sosteniéndola del cuello y la empuja contra un auto estacionado. Sin soltarla en ningún momento alcanza a darle tres golpes de puño en la cara que ella no llega a esquivar, ni a cubrirse, antes de lograr zafarse y de que algunos vecinos se acercasen a auxiliarla. Pero la de las fotos y el video, la de la semana pasada, no fue la primera vez.

"La primera vez que se violentó fue cuando yo estaba embarazada de 4 meses. En una discusión me empujó y caí unos escalones de la escalera del departamento donde vivíamos. La segunda fue en medio de otra pelea cuando estaba de 8 meses y medio, tirándome al piso y agarrándome de los pelos", admitió Araceli en diálogo con Infobae, sobre los primeros ataques, que según dijo comenzaron en 2012. Se habían conocido en un resto-bar en el que ella trabajaba en 2011, cuando él recién hacía un año que había llegado a Rosario desde Victoria, Entre Ríos, y se separaron en 2014, aunque no por los reiterados episodios de violencia.

"Yo hace tres años me separé por una infidelidad de su parte, él tenía una pareja paralela con la cual hoy tiene un bebé. Y desde que dejamos de estar juntos siempre fueron maltratos y siempre por celos", dejó saber Araceli, que amplió: "Él desde ese momento pone condiciones como por ejemplo 'si estás con alguien no te paso la mitad del alquiler', 'si estás con alguien no te paso manutención'. Y lamentablemente yo alquilo y vivo sola con mi hijo y es fundamental su apoyo económico, porque no cuento con ningún tipo de ayuda familiar".

Pero esa no era la única condición: "Tampoco quiere que trabaje porque dice que yo solo tengo que estar con mi hijo. Entonces lo que quiere es que siempre viva bajo su manutención económica haciendo lo que él pida". A pesar de eso, durante estos últimos tres años ella fue consiguiendo distintos trabajos, de niñera, de moza, siempre a pesar de sus presiones. Desde hace un mes se dedica a la atención al público en una empresa, lo que últimamente dice, había sumado cierta tensión.

Como otro método de control Sánchez insistía con llevar a Araceli y a Gino en su auto a todas partes. El jueves habían ido a buscar al nene a la escuela y lo estaban dejando en la casa de la mamá de ella, en el sur de la ciudad santafesina, cuando comenzó la discusión que derivó en la violenta escena en la vereda. "Él se vino como a pegarme y cuando lo veo le digo 'si te acercás más te rayo el auto'. Ahí directamente no me dio ni tiempo que ya lo tenía encima", repasó ella.

Herida, mientras Gino le preguntaba "si su papá era malo y por qué se lo llevaba la policía", Araceli radicó la denuncia en la comisaría y Sánchez fue detenido, aunque solo permaneció cuatro horas privado de su libertad. "Sé que al nene jamás le haría nada malo", compartió ella, aunque dice que hoy no volvería a ver a su ex si no es con un "intermediario".

Admite que también hay muchas cosas que le da "vergüenza" hacer públicas. Hoy solo busca que la Justicia obligue a Damián Sánchez a poner en regla las condiciones de la manutención para "que tenga que cumplir con todas sus obligaciones legalmente" y no a través de extorsiones hacia ella. Araceli, que recibió distintas muestras de apoyo tras sus posteos, comparte además por estos días mensajes instando a mujeres que estén pasando o hayan sufrido ataques similares a los de ella los últimos cinco años, a animarse a denunciar.

LEA MÁS:

Video: un joven le pegó una brutal trompada a una chica en la puerta de un boliche

TE PUEDE INTERESAR