“Libertad a los presos por cultivar”: miles de personas marcharon por la legalización de la marihuana

Una multitud reclamó en Buenos Aires y las capitales de todo el país por la reglamentación de la ley de la industria del cannabis. La Marcha Nacional de la Marihuana tuvo como eje el pedido de una nueva ley de drogas que regule el uso adulto y amnistía a los condenados por plantar

Guardar

Nuevo

Unas 10 mil personas marcharon desde Plaza de Mayo hasta el Congreso, en Buenos Aires, para pedir una nueva ley de drogas que regule el uso adulto del cannabis (Gustavo Gavotti)
Unas 10 mil personas marcharon desde Plaza de Mayo hasta el Congreso, en Buenos Aires, para pedir una nueva ley de drogas que regule el uso adulto del cannabis (Gustavo Gavotti)

Una caravana verde de miles de personas unió las plazas más emblemáticas de la República y tocó con un mismo reclamo dos de los tres poderes de gobierno: el Ejecutivo (la Rosada, Plaza de Mayo) y el Legislativo (el Congreso) recibieron este jueves, como cada año, el pedido popular para que se regule el uso adulto del cannabis, prohibido desde hace décadas.

Una nueva ley de drogas (criticada en 2009 por la Corte Suprema con el fallo Arriola), no más presos y presas por plantar, amnistía y libertad a los condenados por cultivo y que el Presidente firme el decreto reglamentario de la nueva ley que fomenta la industria del cannabis para todos los usos.

A pesar de que en Argentina los usuarios aprobados por el Ministerio de Salud pueden cultivar, consumir y hasta transportar dentro del territorio nacional cannabis en aceite o flores, las fuerzas de seguridad de todas las provincias, y también las federales, mantienen la costumbre, amparadas en la ley, de perseguir y llevar a la Justicia casos de consumidores de marihuana, cultivadores o incluso vendedores barriales “informales”, por fuera del circuito del narcotráfico “oficial”, sin armas, ni violencia ni redes de distribución.

La Justicia los recibe y, lejos de asumir el fallo Arriola como referencia, muchas veces procesa, condena y encarcela.

Nora Cortiñas, madre de Plaza de Mayo y usuaria de cannabis, marchó junto a miles de jóvenes en un tramo de la Avenida de Mayo (Gustavo Gavotti)
Nora Cortiñas, madre de Plaza de Mayo y usuaria de cannabis, marchó junto a miles de jóvenes en un tramo de la Avenida de Mayo (Gustavo Gavotti)

Por eso el pedido de unas diez mil personas se repitió -entre ellas se destacó la madre de Plaza de Mayo Norita Cortiñas, usuaria de cannabis-. “En 2021, se abrieron 13.339 causas bajo la Ley 23.737 (de drogas), de las cuales el 50% es tenencia para consumo personal y mayormente de marihuana. A su vez, el 98% de las personas trans en contexto de encierro lo está producto de esta misma legislación. Una industria equitativa, con equidad de género, solidaria y socialmente justa, no puede emerger mientras lxs cultivadorxs argentinxs siguen privados de su libertad”, comunicó la organización de esta Marcha Nacional de la Marihuana, conformada por 75 agrupaciones cannábicas de todo el país.

Ezequiel Suárez tiene 19 años. Llegó a la marcha “suelto”, con su papá. Desde Berazategui. En septiembre de 2020 fumaba cannabis con sus amigos en la vereda de un barrio de Hudson y la policía lo metió en un calabozo. Tenía 17 años. “Vengo a pedir por aquellas personas que están privadas de su libertad por plantar siendo que existe un ente regulador que permite cultivar. Se podría regular todo el cannabis y con los impuestos juntar fondos para la salud y la educación”, comentó mientras caminaba por Plaza de Mayo con un cartel que pedía “no más presos por plantar”.

Te puede interesar: Suscribite a la newsletter Señales de humo, con información, historias y memes 420

“Estuve detenido toda la noche en la comisaría 4ª del Barrio Marítimo de Hudson. Éramos un par de chicos. Nos fue a buscar mi papá. Sólo estábamos fumando en la vereda para no molestar a los padres de mi amigo adentro de su casa. Nos apuntaron con escopetas. Yo tenía 17 y me metieron igual”, comenta. Desde hace unos meses está inscripto en el Reprocann, el registro del Ministerio de Salud para usuarios terapéuticos. “Ahora tengo la posibilidad de estar cubierto, aunque hay que pagarle la consulta al médico”, dice, y agrega, con una sonrisa: “Me salió 5.000 pesos. Es un precio accesible para tu libertad”.

Muchos jóvenes, de Capital y el Conurbano, pidieron la derogación de la actual ley de drogas 23.737 (Gustavo Gavotti)
Muchos jóvenes, de Capital y el Conurbano, pidieron la derogación de la actual ley de drogas 23.737 (Gustavo Gavotti)

La marcha arrancó a las 4.20 de la tarde desde Plaza de Mayo y demoró poco menos de dos horas en llegar al Congreso. Alrededor de la plaza se instalaron unos 300 puestos desde donde se ofrecían productos textiles de cáñamo, parafernalia para el fumador, pastelería no psicoactiva hecha con semillas y aceite de cannabis (un “súperalimento” rico en Omega 3, 6 y 9).

Bajo la cúpula del Congreso se montó un pequeño escenario desde donde tres activistas leyeron un documento consensuado por las organizaciones involucradas en la producción de esta marcha (una de las dos que se hacen durante el año, la otra, conocida como “Marcha Mundial”).

“Además de las limitaciones concretas que plantea el programa Reprocann, se suman las dificultades para acceder a él, las demoras burocráticas en la aprobación de los permisos y en su renovación. Y aun así, les compañeres, siguen sufriendo detenciones, procesamientos y allanamientos”, criticaron.

Nermi, histórica activista porteña, en Plaza de Mayo con un mensaje elocuente (Gustavo Gavotti)
Nermi, histórica activista porteña, en Plaza de Mayo con un mensaje elocuente (Gustavo Gavotti)

“Basta de allanamientos irregulares e ilegales a cultivadores que se encuentren inscriptes o no en el Reprocann; no más abuso del instituto de la prisión preventiva a las personas detenidas por infracción a la ley 23.737 que no cometieron delitos violentos; basta de estigmatización de les usuaries y cultivadores bajo el binomio de personas delincuentes o enfermas; amnistía para las personas presas por cultivo y tenencia simple de marihuana y revisión de las causas a personas condenadas por transporte y venta, pues sabemos son los eslabones más bajos del mercado de las drogas”, pidieron desde el escenario.

En una pantalla gigante se mostraron videos de personas presas por tenencia para consumo o comercio de cannabis: Matías, detenido hace dos años y tres meses por cultivar cannabis, allanado en su grow shop de San Juan, condenado a cuatro años de cumplimiento efectivo; Maxi, detenido hace un año y diez meses; Máximo Lopez preso en la Unidad Penal 38 de Sierra Chica por tenencia para comercialización. “No tengo antecedentes, integro una ONG”, se defendió en el video.

Otro de los reclamos principales fue para que el Ejecutivo reglamente antes de finales de este mes (se vence el plazo) la ley de la industria del cannabis para que se formalicen los emprendimientos que ya están funcionando y la situación de sus trabajadores. Semanas atrás el Instituto Nacional de Semillas (INASE) habilitó a nueve criadores de cannabis para comercializar legalmente, en viveros y growshops, semillas y plantines de cannabis para usuarios del Reprocann y productores.

En la marcha de la marihuana reclamaron la reglamentación de la ley para la industria del cannabis y el cáñamo (Gustavo Gavotti)
En la marcha de la marihuana reclamaron la reglamentación de la ley para la industria del cannabis y el cáñamo (Gustavo Gavotti)

“La industria ya existe, ellos la desarrollaron y el Estado debe hacerse cargo de involucrarnos de un modo justo y real que reconozca la larga historia de marginación de los sistemas laborales tradicionales que han sufrido y siguen sufriendo al día de hoy. Las personas que hoy alojan el conocimiento y la experiencia en lo que a la cadena de valor del cannabis respecta son desprotegidos por las regulaciones laborales, lo cual los convierte en sujetos vulnerables que deben contar con un especial régimen protectorio”, comentó el abogado Piero Liebman, especializado en la temática.

“Soy cannabicultora hace 10 años y estoy tratando de tener mi empresa de turismo, investigación y uso recreativo. Vine para pedir que se reglamente la ley y se derogue la ley de drogas. Esa es la base de un verdadero cambio. Porque si no, uno nunca deja de tener miedo con sus cultivos, por la policía y por robos que al ser ilegal no podés denunciar. Rompe todos tus derechos”, dijo Lucía Rosalen, que llegó desde Venado Tuerto especialmente a la marcha, junto a sus compañeros de la agrupación Venado Planta Salud.

Respecto de este último punto, fuentes del gobierno confirmaron a Infobae que la reglamentación se presentará en no más de siete días. En principio habría un decreto que nombrará al Presidente de la Agencia Regulatoria del Cannabis (Ariccame) y luego se formalizará el directorio, con un representante de los ministerios de Salud, Ciencia y Tecnología y Seguridad, y otro de la secretaría de Industria. Los nombres ya están.

Seguir leyendo:

Guardar

Nuevo