Un terremoto de magnitud 5.2 sacudió la Antártida: ¿son normales los sismos en el Continente Blanco?

Infobae dialogó con integrantes de la Base Carlini y expertos de la Dirección Nacional del Antártico, para conocer en detalle cómo vivieron los movimientos y qué tan frecuentes son

Hoy se registró un terremoto de 5.2 en la Antártida Argentina, el más fuerte desde 1980 (Shutterstock)
Hoy se registró un terremoto de 5.2 en la Antártida Argentina, el más fuerte desde 1980 (Shutterstock)

El Ministerio de Relaciones Exteriores, Comercio Internacional y Culto de la Argentina a través de Cancillería informó en las últimas horas que el viernes se registró un terremoto de magnitud 5.0 a 35 km al oeste de la estación científica de la República Argentina “Base Carlini” de la Dirección Nacional del Antártico (DNA), en la Antártida Argentina y de acuerdo a lo confirmado por la entidad a Infobae, los sismos persisten, y por la mañana de este domingo se registró un nuevo sismo de 5.2, el mayor registrado en el área en los últimos años.

La estación sismográfica JUBA de la Base Carlini -base científica permanente de la República Argentina en la Antártida que se halla en la península Potter de la isla 25 de Mayo perteneciente al archipiélago de las Shetland del Sur- reconoció un nivel de sismicidad similar en cuanto a magnitud a la registrada en 1980 y 2019. En esta ocasión, la secuencia se inició el viernes 28 de agosto por la noche y aún continúa. “Se trató del segundo evento que ocurre en el año, de mayor magnitud y fue percibido por las personas que habitan la Base”, detallaron desde Cancillería.

Postal de la Antártida Argentina, en proximidades de la Base Científica Carlini (Shutterstock)
Postal de la Antártida Argentina, en proximidades de la Base Científica Carlini (Shutterstock)

La jefa científica de la Base Carlini, Jazmín Fogel, quien se encuentra realizando tareas científico-técnicas para el Instituto Antártico Argentino (IAA), informó en el comunicado de Cancillería que “el sismo detectado no ha provocado daños en la Base y que todo el personal se encuentra en óptimas condiciones”.

Asimismo, desde el organismo añadieron en el comunicado que están en permanente comunicación con los geólogos del Instituto Antártico Argentino (IAA) y el personal de la Base Científica Carlini, quienes siguen la evolución de la sismicidad.

También precisaron que el primer temblor de la tierra fuerte sucedió a las 12:47 UTC del viernes 28 de agosto, con epicentro 62.432º S, 58.238º W (Base Carlini), con una magnitud de 5.0 y con una profundidad de 4.2 km.

La información sismográfica de las Islas Shetland del Sur, donde se encuentra emplazada la estación científica Carlini
La información sismográfica de las Islas Shetland del Sur, donde se encuentra emplazada la estación científica Carlini

Consultada por Infobae en relación a este fenómeno, la directora de la Dirección Nacional del Antártico (DNA), licenciada Patricia Ortuzar explicó y amplió la información: “En la Base están hace varios días con registros de sismos pequeños pero tuvieron dos fuertes, uno ayer y otro en la mañana de hoy domingo de 5.2”.

En las bases permanentes argentinas tenemos instalados sismógrafos, que corresponden a una cooperación argentina-italiana que existe hace muchos años, que nos permite tener la información sísmica de la Antártida en tiempo real, saber si hay varios bordes de placas (tectónicas) activas, no es muy frecuente episodios de esta magnitud que se registren tan cerca de las Islas Shetland (donde se encuentra emplazada la Base Carlini), pero no inusuales; en la base están todos bien, no hubo ningún daño estructural y fue el susto de que algún marco de alguna puerta o algún cuadro que se cayó pero afortunadamente no pasó a mayores”, añadió.

Un navegador de terremotos con información sismográfica de las Islas Shetland del Sur, donde se encuentra emplazada la estación científica Carlini
Un navegador de terremotos con información sismográfica de las Islas Shetland del Sur, donde se encuentra emplazada la estación científica Carlini

En diálogo con Infobae, el Coordinador de Ciencias de la Tierra del Instituto Antártico Argentino a cargo del Departamento de Sísmica, doctor en Geología Juan Manuel Lirio, dijo: “Nosotros tenemos en cada una de las bases permanentes aparatos que nos permite medir los sismos en tiempo real y la información se vuelca a la Internet por lo cual se puede consultar en línea en una red internacional de sismógrafos, en este caso en cooperación con Italia”.

Los sismos son comunes en la zona”, manifestó Lirio, al mismo tiempo que especificó: “son pequeños o medianos en cuanto a su magnitud, se perciben y sienten pero no llegan a generar daños estructurales importantes“.

Un cartel muestra las distancias en las que se encuentran lugares icónicos del mundo en relación a la Base Carlini (Shutterstock)
Un cartel muestra las distancias en las que se encuentran lugares icónicos del mundo en relación a la Base Carlini (Shutterstock)

El terremoto más grande de los últimos diez años en la zona fue el de hoy que fue de 5.2, pero son de una escala mediana; el terremoto se produjo al sur de la Isla 25 de Mayo en el mar, en una zona que se está separando Isla Shetland de península antártica” advirtió y añadió, “en el medio de ese canal, hay formación de volcanes y pequeños focos sísmicos por lo cual en el Continente Blanco no hay choques de placas, por lo cual los sismos son de poca intensidad y nunca vas a encontrar los terremotos que se pueden ver en la Cordillera que pueden ser muy fuertes y causar importantes daños estructurales”.

Según explicó el experto, “la Antártida se encuentra dentro de una misma placa, en donde no existe un alto riesgo de terremotos de grandes magnitudes. Hay más actividad cerca de Orcadas. El movimiento es similar al dado en la Falla de San Andrés, donde existe un desplazamiento de falla lateral”. De acuerdo a Lirio, “se pueden esperar réplicas, pero en una escala similar a los terremotos vistos en estos días; pero es importante señalar que no hay riesgo de tsunami, ni de ruptura de los hielos antárticos o glaciares”.

Integrantes de la campaña de invierno 2020 que forma parte de la Base Carlini
Integrantes de la campaña de invierno 2020 que forma parte de la Base Carlini

Gustavo Sánchez, Mayor del Ejército Argentino y jefe de la Base Antártica Carlini, le contó a Infobae cómo vivió los movimientos tectónicos: “los eventos comenzaron el día viernes a la noche, el sábado durante todo el día, con una intensidad de alrededor de 4,8/4.9, y hoy domingo nos despertó un movimiento bastante fuerte, en donde se cayeron algunos cuadros y pudimos ver cómo se movían levemente los marcos de las puertas”.

“Luego del primer terremoto de 5.0 recorrimos todas las instalaciones de la base y gracias a Dios no encontramos ningún daño estructural”, contó el oficial a cargo de las instalaciones que alojan a 25 personas que viven y trabajan allí en la Base Carlini. “Estoy hablando con vos y en estos precisos momentos se está moviendo un poco todo, estamos teniendo otro sismo”, relató en medio de la entrevista telefónica con Infobae. Es que las réplicas suceden con bastante periodicidad, explicaron desde los distintos organismos oficiales.

Existen 18 especies y 6 géneros de pingüinos que habitan en su mayoría en la Antártida e islas subantárticas, como el emperador, rey, adelia, barbijo, papúa, macarroni y penacho amarillo (Shutterstock)
Existen 18 especies y 6 géneros de pingüinos que habitan en su mayoría en la Antártida e islas subantárticas, como el emperador, rey, adelia, barbijo, papúa, macarroni y penacho amarillo (Shutterstock)

El jefe de la Base afirmó: “Seguimos con algunos movimientos, son más leves”. Según les explicaron desde el Instituto Antártico, “ya estaría liberada la energía de los movimientos, por lo cual tendrían que empezar a disminuir, pero ...la tierra y el clima mandan”.

“Estoy hablando con vos ahora y se está moviendo de nuevo todo; estamos con otro sismo” , dijo a Infobae Gustavo Sánchez, jefe de la Base Carlini

También en diálogo con este medio y a través de una entrevista telefónica, el técnico en electromecánica y estudiante de ingeniería electrónica Ignacio Carnevale, encargado del laboratorio multidisciplinario LACAR de la Base Carlini, junto a la bioquímica y jefa científica de la Base Carlini, Jazmín Fogel, narraron a Infobae: “A las 7:32 hora argentina tuvimos el terremoto más importante, de 5.2, con el epicentro similar al del sábado, que fue a las 9:47 hora argentina, que fue de magnitud 5.0. Esos fueron los más importantes, pero ahora tenemos a cada rato movimientos intensos, no tan fuertes pero los notamos en toda la base”.

Somos 25 invernando, 6 civiles, 5 que pertenecemos a la DNA y uno del Servicio Meteorológico Nacional (SMN), desde diciembre/enero. El resto son militares, 1 de Fuerza Aérea y los demás de Ejército”, relataron los científicos argentinos.

Parte de la dotación de la estación científica Carlini, compuesta este año por 25 hombres y mujeres
Parte de la dotación de la estación científica Carlini, compuesta este año por 25 hombres y mujeres

En relación a la magnitud de los movimientos que vivieron, aclararon que “no llegan a causar daños estructurales y tampoco hay registros de sismos de importantes magnitudes, desde 1980 hay 77 sismos registrados y giran en torno a los valores de 4.0 a 5.0, nunca más; como sí suele suceder cerca de otras bases”, “estos movimientos son normales”.

Ignacio detalló que da soporte a los proyectos científicos de sismología y geodesia. Consultado en relación a un día en la base, sostuvo: “Tenemos una rutina por lo general en donde nos levantamos a las 8 de la mañana, desayunamos todos juntos, estamos invernando el grupo de 25 personas desde hace 8/9 meses, y nos quedamos acá un año; cada uno trabaja en su área específica y en estos tiempos de pandemia no entra ni sale nadie de la Base, y en el caso de que tengamos que recibir alguna carga se siguen estrictos protocolos: se rocía todo con alcohol al 70% y no se entra en contacto con los pilotos ni nadie que venga del Continente, la base está blindada; y gracias a estas medidas no hay ningún registro al día de hoy de casos de COVID-19 positivo en la Antártida”.

Jazmin Fogel con sus compañeros del Instituto Antártico Argentino: Francisco Pinto, Emmanuel Chang, Ignacio Carnevale y Jonathan Herrera
Jazmin Fogel con sus compañeros del Instituto Antártico Argentino: Francisco Pinto, Emmanuel Chang, Ignacio Carnevale y Jonathan Herrera

Por su parte, Jazmín contó a este medio: “Fue algo que nos tomó por sorpresa, sobre todo los dos movimientos que fueron mas intensos de ayer y hoy; pero mas allá de eso gracias a que no hubo daños estructurales ni tampoco heridos ni nada y gracias a las palabras de los expertos del Instituto Antártico Argentino (IAA) estamos tranquilos porque sabemos que si bien van a continuar algunos movimientos, no van a ser de mayor magnitud y tampoco existe riesgo de tsunami”.

Para muchos de quienes estamos acá -y también en mi caso en particular- es la primera vez que experimentamos la sensación de vivir un sismo, la expresión es de sorpresa pero también con tranquilidad”, reflexionó la jefa científica de la Base.

SEGUÍ LEYENDO:

Cómo proceder antes, durante y después de un terremoto

“En la Antártida estamos más seguros que en el resto del mundo que está en pandemia”

Mapa interactivo: Conocé las bases argentinas en la Antártida

Antártida, presente y futuro del Continente Blanco, a 200 años de su descubrimiento

MAS NOTICIAS

Te Recomendamos