Depresión: 5 recomendaciones que pueden contribuir a su abordaje

Si bien es una enfermedad que requiere de ayuda profesional, existen algunas claves que pueden servir para tener en cuenta. En exclusiva para Infobae, Ineco brindó consejos prácticos para incorporar en el día a día

Guardar

Nuevo

Los factores que causan la depresión incluyen aspectos genéticos, biológicos, ambientales y psicológicos, esta combinación de factores contribuye a la complejidad y variabilidad de la enfermedad, afectando a cada individuo de manera única y específica
(Imagen Ilustrativa Infobae)
Los factores que causan la depresión incluyen aspectos genéticos, biológicos, ambientales y psicológicos, esta combinación de factores contribuye a la complejidad y variabilidad de la enfermedad, afectando a cada individuo de manera única y específica (Imagen Ilustrativa Infobae)

La depresión, según la definición brindada por la Organización Mundial de la Salud (OMS), es una enfermedad que interfiere con la vida diaria, la capacidad para trabajar, dormir, estudiar, comer y disfrutar de la vida. Esta es causada por una combinación de factores genéticos, biológicos, ambientales y psicológicos.

Se estima que a nivel mundial alrededor del 5% de los adultos padecen depresión, con un registro de aproximadamente 280 millones de personas que la presentan. La misma suele afectar mayormente a las mujeres que a los hombres.

“Se caracteriza fundamentalmente por desarrollar en quien la padece, un estado de ánimo deprimido (sensación de sentirse triste, vacío, sin esperanza) o por la pérdida del placer o el interés por casi todas las actividades (anhedonia), la mayor parte del día y casi todos los días”, explica la licenciada María Fernanda Giralt Font, Jefa del Departamento de Psicoterapia de INECO y Subdirectora operativa de Salud Mental de la institución.

Asimismo, Giralt Font, quien también se desempeña como Directora del curso de Posgrado “Abordaje Cognitivo Conductual del Estrés” de Universidad Favaloro, afirma: “La depresión es un estado diferente a los altibajos y cambios habituales del estado de ánimo del día a día. Sus síntomas representan un cambio significativo respecto al funcionamiento que se tenía previamente”.

Entre los síntomas frecuentes de la depresión se encuentran las alteraciones en el sueño, cambios en el apetito o peso, fatiga diaria, disminución de la capacidad de concentración y decisiones, enlentecimiento motor o agitación, estos síntomas contribuyen al deterioro en las áreas social y laboral de los afectados
(Imagen ilustrativa Infobae)
Entre los síntomas frecuentes de la depresión se encuentran las alteraciones en el sueño, cambios en el apetito o peso, fatiga diaria, disminución de la capacidad de concentración y decisiones, enlentecimiento motor o agitación, estos síntomas contribuyen al deterioro en las áreas social y laboral de los afectados (Imagen ilustrativa Infobae)

En línea con ello, la especialista menciona que puede ocurrir que se produzcan alteraciones en el sueño y cambios en el apetito o en el peso. Además, es frecuente la fatiga o la pérdida de energía diaria, la disminución de la capacidad para concentrarse o para tomar decisiones, y un posible enlentecimiento motor o cierta agitación.

Entre otros de los síntomas frecuentes se encuentra el sentimiento de inutilidad o culpabilidad, la sensación de desesperanza y el hecho de tener pensamientos de muerte recurrentes. Estos síntomas suelen causar un malestar significativo, deterioro en lo social, en lo laboral o en otras áreas de funcionamiento. Es importante destacar que debe darse la combinación de varios de estos síntomas para arribar al diagnóstico.

Los episodios depresivos pueden clasificarse en leves, moderados o graves, en función del número y la intensidad de los síntomas, así como de las repercusiones en el funcionamiento de la persona.

“Es un diagnóstico que tienen que realizar los profesionales de la salud mental y que requerirá para su tratamiento la intervención de especialistas idóneos. Hay tratamientos eficaces para la depresión. Los tratamientos psicológicos pueden combinarse con antidepresivos en casos de depresión moderada y grave”, agrega la Lic. Giralt Font.

Los episodios depresivos se clasifican en leves, moderados o graves
(Imagen Ilustrativa Infobae)
Los episodios depresivos se clasifican en leves, moderados o graves (Imagen Ilustrativa Infobae)

Los tratamientos psicológicos eficaces contra la depresión incluyen: la activación conductual, la terapia cognitiva conductual, la psicoterapia interpersonal y el tratamiento para la resolución de problemas. Un modelo novedoso de tratamiento consiste en un enfoque terapéutico integral, que combina esos diferentes modelos y una variedad de técnicas para ayudar a las personas a superar la depresión y, al mismo tiempo, construir bienestar. Toma también elementos de la psicología positiva, de la terapia de aceptación y compromiso, y de la terapia dialéctico conductual en un modelo integrador.

“Es un tratamiento que cuenta con una estructura clara y organizada, que tiene como objetivo no solamente disminuir la negatividad y la anhedonia (la incapacidad de experimentar placer), sino también desarrollar positividad. Se enfoca en ayudar a las personas a prestar atención a lo positivo en sus vidas”, da a conocer la profesional de INECO.

Además, este tipo de tratamiento cuenta con una variedad de técnicas probadas para reducir los síntomas y aumentar el bienestar, el sentido y las conexiones sociales. Se trata de un programa que ayuda a las personas a vivir de acuerdo con sus valores fundamentales en los dominios claves de la vida (vocación, ocio, relaciones interpersonales y autocuidado).

Si bien la depresión es una enfermedad que requiere de ayuda profesional, existen algunas cuestiones que pueden contribuir a su abordaje. En ese sentido, la licenciada Giralt Font brinda diferentes recomendaciones:

infobae

Resulta clave poder mantener contacto con algún familiar y/o amigo al cual se pueda acudir y contarle lo que está ocurriendo. Es importante poder pedir ayuda y estar acompañado para abordar la depresión.

infobae

Se aconseja seguir haciendo aquellas cosas que anteriormente se solían disfrutar. Para ello, se puede comenzar por las más sencillas y, de a poco, ir avanzando hacia las más complejas. Lo más útil es que esas actividades que se realicen sean afines a valores propios.

infobae

El ejercicio físico es una pieza clave para el bienestar. En ese sentido, salir aunque sea a caminar, empezando desde lo mínimo posible y aumentando cada día un poco más la actividad, contribuye de manera notable.

infobae

Este registro permitirá identificar los pequeños destellos de bienestar y potenciarlos.

infobae

Es importante mantener los buenos hábitos de sueño, alimentación e higiene, claves en el día a día de las personas.

“Lo que funciona no es esperar a que se tenga ganas de realizar una actividad, precisamente porque lo que falta en la depresión es la voluntad, sino que la fórmula es al revés: hacer, aun sin ganas inicialmente, para que las ganas vengan justamente al realizarlo”, explica la Lic. Giralt Font.

“Por último, recordar que es muy importante el diagnóstico temprano y un tratamiento adecuado. Frente a síntomas persistentes, es necesario realizar una consulta profesional”, concluye la especialista.

Guardar

Nuevo