Cuáles son los síntomas del cáncer de colon y qué señales de alerta hay que tener en cuenta

Esta enfermedad comienza como pólipos benignos que se transforman en tumores malignos a lo largo del tiempo. Cuáles son los síntomas y cuándo hay que realizarse estudios para una detección temprana

Compartir
Compartir articulo
El cáncer de colon afecta cada vez más a jóvenes, subrayando la importancia de un diagnóstico precoz. (Getty)
El cáncer de colon afecta cada vez más a jóvenes, subrayando la importancia de un diagnóstico precoz. (Getty)

El cáncer de colon es una de las enfermedades que más afectan a la población mundial, presentando síntomas que pueden variar entre los pacientes. Aunque tradicionalmente se asoció a personas mayores de 50 años, estudios recientes de la Universidad de Washington demostraron su incidencia en poblaciones más jóvenes, destacando la importancia de un diagnóstico temprano para aumentar las tasas de supervivencia.

Esta enfermedad, que comienza como pólipos benignos en el colon capaces de transformarse en tumores malignos a lo largo del tiempo, llamó la atención de expertos a nivel mundial por su capacidad de evolucionar sin mostrar signos claros en sus etapas iniciales.

Los pólipos benignos en el colon pueden evolucionar a tumores malignos sin señales claras iniciales. (Getty)
Los pólipos benignos en el colon pueden evolucionar a tumores malignos sin señales claras iniciales. (Getty)

Ante este panorama, la detección temprana es crucial para combatir esta enfermedad, puntualizando la necesidad de prestar atención a cualquier cambio o anomalía que pueda indicar su presencia. Síntomas como el sangrado rectal, cambios persistentes en los hábitos intestinales, y dolores abdominales, entre otros, requieren una pronta consulta médica.

¿Qué es el cáncer de colon y cómo se desarrolla?

Según American Cancer Society, el cáncer de colon se origina en el colon o el recto, partes del intestino grueso. La Organización Mundial de la Salud (OMS) explicó que este tipo de cáncer es uno de los más frecuentes y causantes de muertes relacionadas con esa enfermedad en todo el mundo. Se desarrolla cuando las células del colon experimentan mutaciones en su ADN, causando un crecimiento descontrolado. Estas células mutadas se multiplican rápidamente y pueden formar masas llamadas tumores. Con el tiempo, estas células cancerosas pueden invadir y destruir tejido sano cercano y, potencialmente, propagarse a otras partes del cuerpo.

La detección temprana del cáncer de colon puede aumentar significativamente las tasas de supervivencia. (Getty)
La detección temprana del cáncer de colon puede aumentar significativamente las tasas de supervivencia. (Getty)

Inicialmente, el cáncer de colon suele comenzar como agrupaciones no cancerosas de células denominadas pólipos adenomatosos, que se forman en el revestimiento del colon. A medida que algunos de estos pólipos crecen, pueden convertirse en cáncer de colon. La detección temprana mediante la realización de pruebas de detección es crucial, ya que permite identificar y extirpar los pólipos antes de que se conviertan en cancerosos.

Los síntomas del cáncer de colon

Mayo Clinic realizó una lista en la que destaca cada uno de los síntomas que se pueden ver reflejados en el cáncer de colon.

Cambios persistentes en los hábitos intestinales pueden ser síntomas de cáncer de colon. (Getty)
Cambios persistentes en los hábitos intestinales pueden ser síntomas de cáncer de colon. (Getty)
  • Cambios en los hábitos intestinales, como diarrea o estreñimiento persistente.
  • Cambio en la consistencia de las heces.
  • Sangrado rectal o presencia de sangre en las heces.
  • Molestia abdominal persistente (calambres, gases o dolor).
  • Sensación de que el intestino no se vacía completamente.
  • Debilidad o fatiga.
  • Pérdida de peso sin causa aparente.
  • Dolor abdominal.
  • Anemia por deficiencia de hierro.
  • Heces estrechas o de muy poco espesor (síntoma menos común).

¿Cuáles son los factores de riesgo que pueden aumentar el riesgo de padecer cáncer de colon?

Los factores de riesgo asociados al cáncer de colon incluyen tanto aspectos no modificables, como aquellos relacionados con el estilo de vida que sí pueden ser cambiados. Estos factores influyen en la probabilidad de desarrollar esta enfermedad y comprenderlos puede ayudar en su prevención y detección temprana. Mayo Clinic enlistó cada uno de estos factores:

  • Antecedentes personales de cáncer colorrectal o pólipos: Las personas que previamente padecieron cáncer de colon o tuvieron pólipos en el colon corren un mayor riesgo de desarrollar nuevamente la enfermedad.
  • Afecciones intestinales inflamatorias: Enfermedades del intestino, como colitis ulcerativa y enfermedad de Crohn, incrementan el riesgo de cáncer de colon debido a la inflamación constante del revestimiento del colon.
  • Síndromes hereditarios: Algunas condiciones genéticas transmitidas en familias, como la poliposis adenomatosa familiar (PAF) y el síndrome de Lynch, aumentan el riesgo de cáncer de colon. Estas condiciones provocan la aparición de pólipos y cánceres a una edad más temprana de lo habitual.
  • Antecedentes familiares de cáncer de colon: Aquellas personas con familiares directos (padres, hermanos, hijos) que padecieron cáncer de colon tienen un riesgo más alto de desarrollar la enfermedad, especialmente si el familiar fue diagnosticado a una edad temprana.
  • Dieta y estilo de vida: Un régimen alimenticio alto en grasas y carnes rojas, y bajo en fibra, puede incrementar las posibilidades de cáncer de colon. Asimismo, el sedentarismo, la obesidad, el tabaquismo y el consumo excesivo de alcohol son factores de riesgo bien conocidos.
  • Diabetes y resistencia a la insulina: Las personas con diabetes o resistencia a la insulina tienen un mayor riesgo de desarrollar cáncer de colon.
  • Edad: Aunque el cáncer de colon puede aparecer a cualquier edad, la mayoría de los casos se diagnostican en personas mayores de 50 años.
  • Tabaquismo: Fumar cigarrillos es vinculado con un incremento en el riesgo de desarrollar cáncer de colon y otros tipos de cáncer.
  • Alcohol: El consumo excesivo de alcohol se asocia con un mayor riesgo de cáncer de colon.
  • Radioterapia previa: Las personas que recibieron radioterapia en el abdomen para tratar otros cánceres tienen un riesgo elevado de desarrollar cáncer de colon.

Adoptar un estilo de vida saludable, realizar ejercicios regularmente, mantener un peso saludable, limitar el consumo de alcohol, evitar fumar y seguir una dieta rica en frutas, vegetales y fibras son estrategias clave para reducir el riesgo de cáncer de colon. Además, es importante realizar controles regulares y pruebas de detección, especialmente si existen antecedentes familiares de la enfermedad o se tienen factores de riesgo conocidos.

Factores de riesgo del cáncer de colon incluyen dieta, estilo de vida y antecedentes familiares. (Imagen Ilustrativa Infobae)
Factores de riesgo del cáncer de colon incluyen dieta, estilo de vida y antecedentes familiares. (Imagen Ilustrativa Infobae)

¿Cuáles son las señales de alerta del cáncer de colon?

Según los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades, la agencia nacional de salud pública de Estados Unidos, hay una serie de señales que alertan a la población en caso de haber contraído el cáncer de colon:

  • Cambio en hábitos fecales.
  • Sangre en la materia fecal.
  • Diarrea, estreñimiento o la sensación de que el intestino no se vacía por completo.
  • Dolores, molestias o cólicos abdominales que no desaparecen.
  • Pérdida de peso inexplicable.
La Mayo Clinic destaca la importancia de conocer los síntomas del cáncer de colon para su prevención. (Getty)
La Mayo Clinic destaca la importancia de conocer los síntomas del cáncer de colon para su prevención. (Getty)

¿Cuándo es necesario realizar controles?

  • A partir de los 50 años: Es recomendable que tanto hombres como mujeres comiencen a realizarse exámenes de detección a partir de los 50 años, aunque algunas directrices sugieren comenzar a los 45 años, especialmente si hay factores de riesgo presentes.
  • Antes de los 50 años si existen factores de riesgo: Si el paciente tiene antecedentes familiares de cáncer de colon, poliposis adenomatosa familiar (PAF), síndrome de Lynch, o enfermedades inflamatorias del colon como la colitis ulcerosa o la enfermedad de Crohn, es recomendable que comience los controles a una edad más temprana, tal como lo indique su médico.
La realización de pruebas de detección a partir de los 50 años es recomendable, más temprano si hay factores de riesgo. (Imagen Ilustrativa Infobae)
La realización de pruebas de detección a partir de los 50 años es recomendable, más temprano si hay factores de riesgo. (Imagen Ilustrativa Infobae)
  • Presencia de síntomas: Independientemente de la edad, si se experimentan síntomas como cambios persistentes en los hábitos intestinales (diarrea, estreñimiento), sangre en las heces, dolor abdominal persistente, pérdida de peso sin razón aparente o debilidad y fatiga, s se debe consultar a un médico de inmediato.
  • Después de haber sido diagnosticado o tratado para cáncer de colon: Si el paciente fue tratado previamente por cáncer de colon o pólipos, los exámenes de seguimiento serán necesarios en intervalos específicos recomendados por un médico para monitorear cualquier recurrencia o aparición de nuevos pólipos.

El tipo de control y la frecuencia dependerán de varios factores, incluyendo la historia clínica personal y familiar, la presencia de condiciones genéticas hereditarias y los resultados de exámenes anteriores. Las pruebas de detección comunes incluyen la colonoscopia, la prueba de sangre oculta en heces (FOBT), la sigmoidoscopia y pruebas de ADN en heces. Un médico puede aconsejar sobre la mejor estrategia de detección basada en las circunstancias personales de cada paciente.