Por qué también suben los casos de neumonía infantil en Europa tras los brotes en China

Los aumentos están asociados a la infección por la bacteria Mycoplasma pneumoniae. Cómo afecta y qué medidas se deben tomar para prevenirse

Compartir
Compartir articulo
Crecen los casos de neumonía por la bacteria Mycoplasma pneumoniae. Entre los síntomas comunes, figuran dolor de pecho, escalofríos, tos con frecuencia seca y sin sangre, sudoración excesiva, fiebre y dolor de cabeza (REUTERS)
Crecen los casos de neumonía por la bacteria Mycoplasma pneumoniae. Entre los síntomas comunes, figuran dolor de pecho, escalofríos, tos con frecuencia seca y sin sangre, sudoración excesiva, fiebre y dolor de cabeza (REUTERS)

En Irlanda, Países Bajos, Dinamarca y Francia, entre otros países de Europa, se empezó a registrar un fuerte aumento de los casos de neumonía infantil. Mientras tanto, en Asia, China lucha contra un repunte sin precedentes de esa enfermedad respiratoria.

El incremento de casos de neumonía está asociado a la bacteria Mycoplasma pneumoniae, la bacteria causante de la infección, según informó en su último reporte semanal el Centro Europeo para el Control y la Prevención de la Enfermedad (ECDC es su sigla en inglés).

“Seis países de la Unión Europea y del Espacio Económico Europeo han notificado aumentos recientes de las infecciones por M. pneumoniae a nivel nacional o en hospitales específicos”, señaló la agencia sanitaria

Seis países de la Unión Europea y del Espacio Económico Europeo reportaron aumentos de casos por M. pneumoniae a nivel nacional o en hospitales específicos/
Maria Lluch / CRG.
Seis países de la Unión Europea y del Espacio Económico Europeo reportaron aumentos de casos por M. pneumoniae a nivel nacional o en hospitales específicos/ Maria Lluch / CRG.

Se notificaron aumentos en todos los grupos de edad, pero se observan predominantemente en niños y adolescentes. “Además, un país observó un aumento de los casos graves ingresados en la unidad de cuidados intensivos. Actualmente no hay informes de cepas atípicas ni pruebas de resistencia a los antibióticos macrólidos de primera línea”, aclaró el ECDC.

Las epidemias por Mycoplasma se venían produciendo periódicamente, normalmente cada uno o tres años. El patógeno se transmite a través del contacto estrecho con un individuo infectado, con síntomas respiratorios de aparición lenta y a menudo atípicos una vez infectado.

Cómo se contagia la bacteria Mycoplasma que causa neumonías

La neumonía por Mycoplasma se considera atípica y se trata con antibióticos/
JUNTA DE ANDALUCÍA - Archivo
La neumonía por Mycoplasma se considera atípica y se trata con antibióticos/ JUNTA DE ANDALUCÍA - Archivo

El micoplasma se contagia a través del contacto con partículas de secreción de la nariz y de la garganta de personas infectadas, especialmente cuando tosen y estornudan. El contagio en familias, colegios e instituciones ocurre lentamente. El período de contagio es probablemente inferior a 10 días y ocasionalmente más largo.

Las infecciones suelen cursar con síntomas leves y se autolimitan. Sin embargo, los pacientes que presentan síntomas prolongados o atípicos y graves en las vías respiratorias inferiores requieren tratamiento antibiótico.

La agencia sanitaria explicó cuáles son las razones de la suba de casos de neumonía. Consideró que “los aumentos notificados se observan después de un período de tres años de transmisión y detección muy limitadas” de la bacteria, tras la aplicación generalizada de medidas como los confinamientos, el distanciamiento social y el uso de barbijos durante la emergencia sanitaria por la pandemia causada por el coronavirus.

Puntualizó que las medidas para controlar la circulación del coronavirus, provocaron “una reducción de la inmunidad de la población, especialmente entre aquellos con poca o ninguna exposición previa a M. pneumoniae”. Indicó que actualmente no hay informes de cepas atípicas de la bacteria o de resistencia a los antibióticos macrólidos de primera línea en los países que tienen aumentos de casos.

Se venían produciendo brotes por Mycoplasma cada uno ó tres años. Pero la emergencia del coronavirus en 2020 y las medidas como los confinamientos hicieron frenar la circulación de la bacteria / REUTERS/Guglielmo Mangiapane
Se venían produciendo brotes por Mycoplasma cada uno ó tres años. Pero la emergencia del coronavirus en 2020 y las medidas como los confinamientos hicieron frenar la circulación de la bacteria / REUTERS/Guglielmo Mangiapane

En Dinamarca y Francia, las infecciones han alcanzado niveles epidémicos, y en Dinamarca se han triplicado los casos desde octubre, con un total de 541 casos hasta la semana pasada. Airfinity, una empresa de análisis de datos, indica que Francia también se enfrenta a infecciones de nivel epidémico.

Mientras tanto, en los Países Bajos se ha registrado un aumento del 124% en comparación con el pico del año pasado. En Irlanda, hubo solo 15 casos de Mycoplasma pneumoniae notificados en niños y adolescentes. Son catorce más que el año anterior.

En China, el brote de infecciones por neumonías ha llenado muchos hospitales y se ha atribuido al levantamiento de las restricciones por el Covid-19. Se ha sumado al aumento frecuente de enfermedades respiratorias que suele producirse en el invierno.

En junio pasado, el Grupo de Vigilancia de Mycoplasma pneumonae había advertido en la revista The Lancet Microbe, tras los confinamientos masivos hubo un declive dramático de las infecciones por la bacteria, pero que podría resurgir.

En junio pasado, un grupo de expertos había advertido que la bacteria Mycoplasma podía volver a golpear con más casos de neumonía/Archivo
En junio pasado, un grupo de expertos había advertido que la bacteria Mycoplasma podía volver a golpear con más casos de neumonía/Archivo

“Si resurgen las infecciones por M. pneumoniae, podrían afectar a la población mundial, que no ha estado expuesta en los últimos 3 años, y dar lugar a un aumento de las enfermedades graves poco frecuentes y de las manifestaciones extrapulmonares”, alertaron.

Consultado por Infobae, el doctor Eduardo López, director de la carrera de especialista en infectología pediátrica de la Universidad de Buenos Aires (UBA), jefe del departamento de Medicina del Hospital de Niños Ricardo Gutiérrez y ex presidente de la Sociedad de Infectología Pediátrica (SADIP), comentó: “En China habría ocurrido una circulación del virus sincicial respiratorio durante el otoño boreal, con la co-infección por la bacteria Mycoplasma. Aquí en la Argentina, no se están registrando aumento de casos de neumonías, pero estaría relacionado con que estamos en primavera. Los profesionales de la salud tendremos que estar atentos cuando empiece el otoño próximo ante la posibilidad de que crezca la circulación de la bacteria”.

En tanto, Francisco Nacinovich, miembro de la Sociedad Argentina de Infectología y director de la organización sin fines de lucro Invera, sostuvo que se debería considerar que hoy “los escenarios son diferentes” si se compara América del Sur con Europa o China.

El lavado de manos y la ventilación constante de los ambientes cerrado son algunas de las medidas de prevención de infecciones  (Andina)
El lavado de manos y la ventilación constante de los ambientes cerrado son algunas de las medidas de prevención de infecciones (Andina)

“En Europa o en China están en época invernal, y habría que ver si hay aumentado la detección y por eso ven más casos de neumonía por Mycoplasma”, dijo Nacinovich a Infobae . “En la Argentina no es una infección de notificación obligatoria, pero sí se reportan las neumonías. Las guías de tratamiento contemplan la cobertura con antibióticos específicos para ese microorganismo en los pacientes que se hospitalizan”, agregó.

Qué se recomienda para prevenir infecciones

Las personas pueden infectarse por Mycoplasma pneumoniae más de una vez. Aunque no existe una vacuna para prevenirla, se pueden adoptar diferentes medidas para evitar su contagio. Algunas de ellas son: cubrirse la boca y la nariz con un pañuelo al toser o estornudar, depositar el pañuelo usado en una papelera, lavarse las manos a menudo con agua y jabón (durante al menos 20 segundos).

“La pandemia por el COVID ha puesto de relieve una serie de consejos para evitar contraer una infección respiratoria, entre los que se incluyen evitar el contacto con personas infectadas, una ventilación eficaz, el barbijo o mascarilla y la higiene de las manos. Teniendo en cuenta lo que sabemos ahora sobre el impacto de las infecciones “inofensivas”, en particular las infecciones simultáneas con más de un patógeno, es fundamental tomar medidas para detener la propagación”, aconsejó Zania Stamataki, profesora asociada de inmunología viral de la Universidad de Birmingham, en el Reino Unido.