Coronavirus en Argentina: desde el comienzo de la cuarentena se realizaron 214 trasplantes

Cada 30 de mayo, se conmemora en Argentina el Día Nacional de la Donación de Órganos y Tejidos, fecha establecida por el INCUCAI con el objetivo de concientizar a la sociedad sobre la importancia de este acto voluntario, altruista y solidario que salva vidas. Las cifras durante el aislamiento

El 30 de mayo se celebra el Día Nacional de la Donación de Órganos (Shutterstock)

En el día en que se recuerda el nacimiento del hijo de la primera paciente que dio a luz después de haber recibido un trasplante hepático en un hospital público en la Argentina y representa la posibilidad de vivir y dar vida después de un trasplante, se conoció la cifra de que durante la cuarentena se llevaron a cabo más de 200 trasplantes en la Argentina.

Desde el 20 de marzo, a partir de la implementación de las medidas de aislamiento social preventivo y obligatorio, 214 pacientes de todo el país recibieron un trasplante de órganos o tejidos gracias a la concreción de 68 operativos de donación de órganos y tejidos, de acuerdo a datos suministrados por el Instituto Nacional Central Único Coordinador de Ablación e Implante (INCUCAI).

En total se realizaron 156 trasplantes de órganos -95 trasplantes renales, 36 hepáticos, 15 cardíacos, 1 pulmonar, 1 pancreático, 5 renopancreáticos y 3 hepatorrenales- y 58 de córneas. La decisión político-sanitaria del Ministerio de Salud, a través del INCUCAI fue seguir sosteniendo la operatividad de los programas de procuración y trasplante de órganos, tejidos y células con el objetivo de brindarles una respuesta a todos los pacientes que esperan, por lo cual Argentina, a diferencia de muchos otros países, siguió adelante con los trasplantes a pesar de la pandemia.

Desde el 20 de marzo, a partir de la implementación de las medidas de aislamiento social preventivo y obligatorio, 214 pacientes de todo el país recibieron un trasplante de órganos o tejidos (Shutterstock)

Desde 1997 y gracias a una iniciativa del INCUCAI, cada 30 de mayo se conmemora en Argentina el Día Nacional de la Donación de Órganos y Tejidos.

Se estima que la insuficiencia orgánica en etapa terminal afecta a más de seis millones de personas en todo el mundo. En 2018, los sistemas de trasplante a nivel global permitieron que alrededor de 150.000 pacientes se beneficiarán de un riñón, un corazón, un pulmón, un hígado u otro órgano sólido, un número mucho menor que la demanda.

Según los datos de la OMS, más de 1.500.000 personas viven con un órgano trasplantado en todo el mundo. En los Estados Unidos, aproximadamente 40.000 pacientes reciben un trasplante de órgano cada año, pero 120.000 pacientes permanecen en una lista de espera para el trasplante, con 7.600 personas que mueren anualmente mientras esperan un trasplante de órgano. En Europa y en muchos otros países, los pacientes se ven afectados por una escasez similar de órganos y altas tasas de mortalidad mientras están en la lista de espera para el trasplante.

En lo que va del año, según el INCUCAI, se realizaron un total de 407 procesos de donación (233 de órganos y 174 de tejidos) que permitieron que 561 pacientes reciban un trasplante de órganos y 415 de córneas.

Según el INCUCAI, cada año se realizan más de 100.000 trasplantes de órganos en el mundo (Shutterstock)

El sistema de donación de órganos integrado por el INCUCAI y los 24 organismos provinciales continúa funcionando permanentemente, con el objetivo principal de brindarles a los pacientes en lista de espera la posibilidad del acceso al trasplante garantizando la equidad y la calidad en los procesos.

Los 68 operativos de donación de órganos y tejidos realizados fueron concretados en 15 jurisdicciones: Provincia de Buenos Aires (18), Santa Fe (10), Córdoba (7), Ciudad Autónoma de Buenos Aires (7), Tucumán (6), Entre Ríos (3), Misiones (3), Mendoza (3), Jujuy (3), Río Negro (2), Santiago del Estero (2), Corrientes, San Luis, Neuquén y Tierra del Fuego.

En este sentido, el Instituto de Trasplantes y Alta Complejidad (ITAC), uno de los principales centros de referencia en trasplantología de Argentina y América Latina, de manera especial en su programa de trasplante renal, con más de 3000 operativos realizados a lo largo de su historia, celebró esta efeméride realizando con éxito con el trasplante número 32 desde el inicio del aislamiento social, preventivo y obligatorio que rige desde el 20 de marzo. En todos los casos, los pacientes y donantes se testearon previamente para COVID-19 y se tomaron los recaudos establecidos para el ingreso a quirófano en el marco de la pandemia.

En lo que va del año, según el INCUCAI, se realizaron un total de 407 procesos de donación en Argentina (Shutterstock)

A su vez, desde el comienzo del confinamiento, se creó un comité de crisis con los responsables de las distintas áreas de servicios de ITAC. En conjunto se elaboró un plan estratégico y se redefinió todo el modelo de atención del instituto en función de la pandemia con el objetivo de continuar trabajando de la manera más segura posible para la salud del personal médico y de los pacientes.

Todos los pacientes que ingresan a la clínica ya sea por guardia o para ser internados pasan por el triage, se trata de un protocolo por el cual se analiza al paciente para detectar si tiene o no COVID-19. En esta instancia están involucrados tanto el personal de seguridad, de enfermería como médico de ITAC. En paralelo, se instaló una carpa en el estacionamiento de ambulancias, donde la gente que pueda ser un caso sospechoso de Coronavirus espera hasta que se defina si puede avanzar o no. Además, se estableció la utilización de equipo de protección para todo el personal del instituto.

Luis Re, director médico interino de ITAC aseguró: “Son medidas para que la gente que trabaja con nosotros y los pacientes puedan trasplantarse con el mayor nivel de seguridad posible”.

En tiempos de coronavirus, en ITAC todos los pacientes que ingresan a la clínica ya sea por guardia o para ser internados pasan por el triage, se trata de un protocolo por el cual se analiza al paciente para detectar si tiene o no COVID-19

“Una vez que pasó el triage, el paciente que viene a trasplantarse, pasa por un segundo protocolo que incluye preguntas exhaustivas sobre su estado de salud, revisión médica, tomografía de tórax (está comprobado que el virus tiene gran incidencia de alternaciones radiológicas en la tomografía), entrevista con la familia, hisopado y además, se evalúa desde el punto de vista socioeconómico si el paciente puede ser insertado de una forma segura a un lugar que pueda continuar con la cuarentena”, explicó.

Si bien la pandemia influyó en el descenso de la cantidad de trasplantes promedios realizados a nivel país, ITAC es uno de los centros que ha continuado trabajando prácticamente de manera regular. Desde el aislamiento se llevaron a cabo 32 trasplantes con éxito: 26 renales (el triple de trasplantes que la institución que los sigue en cantidad), 1 hepáticos, 2 renopancreas, 1 páncreas y 2 médula ósea.

En Argentina, durante el 2019, se realizaron 482 trasplantes hepáticos y 1.232 trasplantes renales con donantes cadavéricos; sólo 18 fueron trasplantes combinados hepatorrenales (trasplantes de ambos órganos en el mismo receptor).

Argentina, a diferencia de otros países, pudo continuar con la procuración y trasplante de órganos (Shutterstock)

La actividad en trasplante no puede detenerse en épocas de pandemia. Aproximadamente del 3% al 5% de los pacientes que necesitan un trasplante hepático también requieren un trasplante renal en forma simultánea. Teniendo en cuenta que, actualmente, no existe un método artificial para reemplazar la función hepática (como sí en el caso de los riñones) los pacientes en lista hepatorrenal deben ser trasplantados cuando existe un donante compatible, ya que la menor demora pone en peligro su vida.

Nosotros sabemos que el trasplante es una situación muy especial, que puede no volver a presentarse en la vida, por lo cual adaptamos todo: la atención en la clínica, los protocolos inmunosupresores que utilizamos y el cuidado del paciente. Esto es algo que se revisa todos los días, va evolucionando conjunto a la pandemia. Tenemos muchos pacientes que vienen de zonas donde no hay circulación viral lo que reduce los riesgos” aseguró Luis Re, y agregó: “Hemos elaborado un cuidadoso protocolo para poder seguir realizando cirugías en forma segura definiendo distintas estrategias dependiendo la complejidad de la cirugía incluyendo distintas medidas como el hisopado pre quirúrgico”.

En ITAC, desde el inicio del aislamiento social, preventivo y obligatorio se realizaron 32 trasplantes bajo las normas y protocolos establecidos (Shutterstock)

Por lo tanto, en ITAC, desde el inicio del aislamiento social, preventivo y obligatorio se realizaron 32 trasplantes bajo las normas y protocolos establecidos por el INCUCAI, la Sociedad Argentina de Trasplante y la Sociedad Argentina de Infectología.

En diálogo con Infobae, Oscar Silva de 36 años contó su historia tras haber sido trasplantado de un donante cadavérico el último 30 de abril luego de sufrir una insuficiencia renal que lo llevó a estar en estado crítico el último año: “me llamaron mientras me estaba dializando, y lo primero que me hicieron fue el hisopado para la PCR que determinó que no tenía coronavirus, me internaron y allí procedieron en ITAc con todos los protocolos, estudios, ecografías”.

“Tenía la urea alta y me pusieron un catéter en el cuello para continuar con el proceso de diálisis. Ahí estuve en una sala de espera, la cirugía tardó dos horas y cuando me desperté ya estaba en la habitación. Durante todo el proceso utilicé barbijo, la atención fue excelente”. “Estuve solo, aislado, con el barbijo puesto, y después de 7 días pude volver a mi casa”. "Pregunté por el donante, era un señor de 50 años. La alegría que sentí por haber sido trasplantado en un año cuando hay personas que están 7 8 años esperando un órgano, no puedo expresar la felicidad que sentí, estaba crítico, no me funcionaba ninguno de los dos riñones”, expresó emocionado.

La donación de órganos se ve profundamente afectada por la pandemia de coronavirus COVID-19 en todo el mundo (Shutterstock)

Qué sucede en el mundo

Debido a la abrumadora carga del sistema de atención médica de la pandemia de COVID-19, y de acuerdo a un estudio publicado en The Lancet, se anticipa un efecto negativo pronunciado en la donación y el trasplante de órganos en todo el mundo. El objetivo de la investigación fue cuantificar el efecto contemporáneo de la pandemia de COVID-19 sobre la donación y el trasplante de órganos en Francia y los Estados Unidos.

El análisis se hizo a nivel nacional utilizando datos sobre diagnósticos COVID-19 de Public Health France y el Centro de Ciencia e Ingeniería de Sistemas. Los datos de adquisición y trasplante de órganos se obtuvieron de dos agencias federales, la Agencia Nacional de Adquisición de Órganos en Francia y la United Network for Organ Sharing en los EE. UU. Los trasplantes de órganos se contaron utilizando promedios móviles de 5 días, con análisis estratificados para riñón, hígado, corazón y pulmón.

De acuerdo a un estudio publicado en la revista científica The Lancet, se anticipa un efecto negativo pronunciado en la donación y el trasplante de órganos en todo el mundo (Foto: IMSS)

Notamos una fuerte asociación temporal entre el aumento de las infecciones por COVID-19 y una reducción notable en los procedimientos generales de trasplante de órganos sólidos”, advirtieron los investigadores Alexandre Loupy, Olivier Aubert, Peter P Reese, Olivier Bastien, Florian Bayer y Christian Jacquelinet, coautores del paper científico.

El efecto se observó en Francia y se confirmó en los EE. UU. La reducción general en los trasplantes de donantes fallecidos desde el brote de COVID-19 fue del 90,6% en Francia y del 51.1% en los EE. UU., respectivamente. Tanto en Francia como en EE. UU., esta reducción se debió principalmente al trasplante de riñón, pero también se observó un efecto sustancial en los trasplantes de corazón, pulmón e hígado, todos los cuales proporcionan una mejora significativa en la probabilidad de supervivencia.

En el apéndice, la asociación geográfica se muestra entre áreas con grupos de COVID-19 y la disminución en la obtención de órganos, mostrando una reducción significativa en las tasas de trasplante incluso en regiones donde los casos de coronavirus son bajos, lo que sugiere un efecto global y nacional más allá de los casos locales con prevalencia de infección.

La propuesta para este año de INCUCAI

Este año el INCUCAI realizará la campaña #AbrazosDeVida convocando a la comunidad a participar enviando sus mensajes a través de las redes sociales (Facebook: Incucai)

Este año el organismo realizará la campaña #AbrazosDeVida, convocando a la comunidad a participar enviando sus mensajes a través de las redes sociales.

La imagen de la campaña es la de Matilde, una muñeca con sus brazos abiertos, diseñada por el artista plástico Felipe Giménez. La acción está inspirada en la idea de abrazar la vida, como se abrazan las buenas causas, los ideales, los sentimientos y los afectos. La iniciativa tiene como fin reafirmar una actitud positiva hacia la donación y homenajear a los donantes que hacen posible que miles de personas tengan una nueva oportunidad.

Durante esta semana, se compartieron en las redes sociales del INCUCAI (@incucaioficial) imágenes y videos de pacientes trasplantados, personal del sistema de salud y familiares de donantes enviando sus abrazos. Se convocará también a la comunidad a participar compartiendo sus abrazos en sus redes sociales utilizando el hashtag #AbrazosDeVida.

SEGUÍ LEYENDO:

Se realizó con éxito el primer trasplante combinado en la historia de Santa Fe

Cómo se ven afectados la obtención y el trasplante de órganos durante la pandemia de COVID-19