Bob Odenkirk cambia la astucia legal por la fuerza bruta en esta emocionante película que llegó a Netflix

Interpretando a un implacable justiciero, el actor de “Breaking Bad” y “Better Call Saul” protagoniza una historia que intercala entre el suspenso, acción y humor negro

Compartir
Compartir articulo
Un trabajo ingrato, un matrimonio sin pasión y unos hijos irrespetuosos sofocan a un hombre común de mediana edad. Hasta que un asalto despierta su lado violento.

“Don nadie” es uno de esos calificativos que no esperarías que algún sujeto busque apropiárselo para convertirlo en un emblema personal, pero si eres un asesino buscado por los líderes de la mafia rusa y es tu única oportunidad para desaparecer del mapa y sobrevivir, puede que hasta deje de sonar peyorativo. Bob Odenkirk (Breaking Bad y Better Call Saul) interpreta a este personaje en Nadie (Nobody), una película de acción dirigida por Ilya Naishuller y estrenada en 2021 que acaba de ingresar al catálogo de Netflix.

Escrita por Derek Kolstad, guionista de la aclamada franquicia de John Wick, la historia presenta a Hutch Mansell, un padre y esposo aparentemente común que, durante un robo en su hogar, queda impávido observando la escena. Pese a que su familia resulta ilesa, su entorno lo humilla cuestionando su hombría y falta de heroísmo al enfrentar la situación, despertando en él un instinto de justiciero implacable que buscará venganza.

En "Nadie", el protagonista busca la revancha contra los criminales que pusieron en peligro la vida de su familia. (Créditos: Netflix)
En "Nadie", el protagonista busca la revancha contra los criminales que pusieron en peligro la vida de su familia. (Créditos: Netflix)

El catalizador de la acción llega cuando nos enteramos que él jamás fue un hombre ordinario, ya que esconde un historial criminal que pondrá en riesgo tanto a sus hijos como su esposa. Sus habilidades con los puños, los cuchillos, las armas y explosivos crean un festín de violencia que gustará a los amantes de género, pero el valor añadido es sin duda su humor negro acompañado de un Odenkirk versátil, que intercala entre la apacibilidad y opresión a la letalidad de un sicario.

Durante su hora y media de duración, la trama explora temas como la identidad, la venganza y la redención, mostrando cómo Mansell usa la agresión como un medio para recuperar el control y enfrentar su pasado, al tiempo que enfrenta las consecuencias morales y personales de sus acciones.

El entrenamiento de Odenkirk para el rol incluyó dos años de preparación en artes marciales, especialmente en boxeo y jiu-jitsu, para realizar sus propias escenas de acción. (Créditos: Netflix)
El entrenamiento de Odenkirk para el rol incluyó dos años de preparación en artes marciales, especialmente en boxeo y jiu-jitsu, para realizar sus propias escenas de acción. (Créditos: Netflix)

¿“Nadie” tendrá una secuela?

El extenso entrenamiento físico que realizó el actor para este rol se vio reflejado en un momento crucial donde estuvo a poco de perder la vida. En julio de 2021, sufrió un ataque cardíaco en el set de la exitosa precuela de Breaking Bad, donde permaneció hasta media hora sin atención médica. “Estaba en muy buena forma y eso ayudó a mi corazón a sobrevivir al incidente”, dijo durante una entrevista en The Tonight Show.

Completamente recuperado, Odenkirk confirmó en 2022 que la producción de una secuela de Nadie inició rodaje este año. Mientras se esperan más noticias, puedes encontrar el título en el catálogo de Netflix.

A pesar de su tono oscuro y violento, "Nadie" ha sido elogiada por su inesperado sentido del humor, que aligera la tensión de las secuencias de acción. (Créditos: Netflix)
A pesar de su tono oscuro y violento, "Nadie" ha sido elogiada por su inesperado sentido del humor, que aligera la tensión de las secuencias de acción. (Créditos: Netflix)