En Diputados crece el malestar con Martín Menem por el congelamiento de las dietas tras el aumento anunciado en el Senado

Los legisladores de la Cámara baja, que se aprobaron un incremento el mes pasado, volverán a tener otro el mes que viene. De esta manera, la brecha salarial en el Congreso es cada vez mayor. Los legisladores del interior del país aseguran que no pueden solventar los viajes y la estadía en CABA

Guardar

Nuevo

Cámara de Diputados (Adrián Escándar)
Cámara de Diputados (Adrián Escándar)

El anuncio de un nuevo aumento de las dietas de los senadores nacionales generó un fuerte revuelo en la Cámara de Diputados. Ahora todas las miradas se concentran en el presidente del cuerpo, Martín Menem, que a mediados de abril le había prometido a la oposición “revisar” el congelamiento salarial.

De alguna manera se tiene que resolver, porque no da para más. Esta semana nadie quería venir”, señaló un diputado del centro del país, que reveló a Infobae que no tuvieron ninguna respuesta de Menem ante los reiterados planteos.

A principios de marzo Victoria Villarruel, titular del Senado, y Martín Menem, su par de la Cámara baja, habían aprobado un aumento del 30% para los legisladores en sintonía con la paritaria de los trabajadores del Congreso. La noticia causó un cimbronazo político y hasta el propio Javier Milei se metió en la discusión para evitar que afecte la imagen de su gobierno.

Por presión del Presidente, Villarruel y Menem retrotrajeron la medida. Sin embargo, a mediados de abril, los senadores aprobaron un proyecto sobre tablas, sin debate y a mano alzada, para elevar las dietas a más de $7 millones en bruto. Si bien la votación generó un fuerte revuelo y hubo críticas a todos los bloques que lo avalaron, el incremento quedó firme.

De hecho, los senadores tendrán el mes que viene un nuevo aumento debido a que los trabajadores del Palacio Legislativo arreglaron un incremento en mayo de 9% (2% retroactivo a abril y 7% de mayo) y las dietas están “enganchadas” a esa paritaria.

Ante la consulta de Infobae, diputados de diferentes bloques confirmaron que el malestar por los bajos sueldos sigue creciendo y que por el momento no tuvieron novedades de Martín Menem, que había prometido algún tipo de descongelamiento después de la aprobación de la Ley Bases, cuyo trámite se demoró mucho más de lo anticipado por el oficialismo.

El presidente de la Cámara de Diputados, Martín Menem
El presidente de la Cámara de Diputados, Martín Menem

El virtual congelamiento dejó los sueldos de los diputados en alrededor de $1.500.000 de bolsillo, una cifra que -aseguran- no es suficiente para solventar los gastos de quienes viven fuera del AMBA. Sobre ese punto, los diputados de las provincias más lejanas de la capital suelen destacar que una habitación de hotel no baja de los $70.000 por día. Además los diputados tienen que mantener sus casas en sus provincias, moverse y comer en CABA.

“Los diputados no pueden ejercer otras profesiones, tiene que tener dedicación exclusiva, si no se suben las dietas vamos camino a que solo los ricos puedan hacer política”, explicaron desde las filas libertarias. Muchos legisladores de La Libertad Avanza comparten el reclamo por lo bajo pero están condicionados por la línea que baja desde Casa Rosada.

Desde los bloques dialoguistas incluso le propusieron a Menem hace más de un mes que todos -o casi todos- los presidentes de bloque firmen algún tipo de aval político para implementar un “aumento razonable”, que deje las dietas por lo menos arriba de los $2 millones netos. De esta manera el oficialismo podría mostrar consenso político y evitar pagar costos políticos. Sin embargo, la iniciativa no convenció al presidente de la Cámara de Diputados.

Nuestra situación es un desastre”, lamentaron desde el peronismo, e insistieron en que la responsabilidad es de Menem, que “desenganchó” las dietas de las paritarias. En ese sentido, descartaron la posibilidad de replicar lo que ocurrió en el Senado, ya que no creen que sea posible votar en el recinto un aumento sin que la sesión termine en escándalo.

Por estas horas, se evaluaba nuevamente la posibilidad de que todos los presidentes de bloque firmen un petitorio para presentar ante la Presidencia de la Cámara. Aunque un tema que despierta tanta sensibilidad social, en plena recesión económica, dificulta los posicionamientos públicos.

Guardar

Nuevo